EL ETERNO

El amigo más fiel y distinto. Ese que nombras todos los días.

Te acompañó en momentos de alegría y de tristeza. Recorrieron juntos lugares únicos e inolvidables. Nunca lo abandonaste y siempre lo bancaste. A todo el mundo le hablaste de él mientras tus ojos vidriosos volcaban esa emoción al contar lo que sentías. Es más, querías que todos conozcan ese mundo tan maravilloso. Sin embargo, solo los de tu misma especie te iban a entender.

¿A cuántos amigos te tatuaste? ¿Cuántos kilómetros recorriste por ellos? ¿Te hicieron llorar de emoción? ¿Por qué usas esos pantalones, camisetas, camperas o remeras con su nombre? ¿Cuántas canciones cantaron? ¿Cuántas otras inventaron? ¿Y las banderas? ¿Contaste cuantas fotos tienen juntos? Todas estas preguntas tienen un recuerdo y una anécdota que genera felicidad. Ah, me olvidaba: estás enamorado de su casa…

 

“Todos los momentos que viví, todas las canchas donde te seguí… En las buenas y en las malas siempre voy con vos. La que te sigue siempre a todas partes. Vos me hiciste muy feliz. Porque para mí sos una enfermedad. Desde pendejo yo te vengo a ver. Vayas donde vayas voy a ir, vos sos la razón de mi existir. Dale, que no ha pasado nada… Ponga huevo, que ganamos. Vos sos la alegría de mi corazón, más allá de toda explicación. Yo te sigo, yo te quiero. Todos de la cabeza. El sentimiento no se termina. Boca, mi buen amigo… “

Etiquetas

Angel Appella

Periodista. Relato al Viejo #Boca vencedor

Articulos relacionados

Botón volver arriba
Cerrar