Una casa "nueva" para el básquet

Después de muchos años, la Bombonerita tendrá las reformas que necesitaba. El presidente del club, Jorge Amor Ameal, y Alejandro Desimone, presidente del departamento de Básquet, anunciaron las obras que se inician la próxima semana.

Cansado de deambular por distintas canchas de Buenos Aires, Boca decidió tener su propio estadio. Así, el 29 de junio de 1996 en un amistoso ante Obras, se inauguró el Luis Conde, conocido popularmente como La Bombonerita. El encuentro terminó con un 85–74 a favor del Xeneize. Fue anécdota. Desde allí, pasaron muchos años y muchas alegrías. Por el parquet desfilaron jugadores muy importantes del básquet nacional como Pichi Campana, Leo Gutiérrez, Alejandro Montecchia, Carlos Delfino. O entrenadores como Julio Lamas, Rubén Magnano o Sergio Hernández. Incluso, Adrián Boccia se convirtió en el goleador histórico del club en ese mismo reducto. Pero los años pasaron y, salvo pintarla o alguna arreglo de urgencia, nunca se hizo ningún cambio sustancial. Hasta ahora...

El presidente del club, Jorge Amor Ameal, y Alejandro Desimone, presidente del departamento de Básquet Xeneize, anunciaron las obras que se llevarán a cabo desde la semana próxima, justo cuando la Bombonerita cumple 26 años. Era hora. "Vamos a hacer estás reformas para que los socios e hinchas de Boca lo puedan disfrutar. Para nosotros es una necesidad" dijo Ameal en el anuncio. "Pasaron muchos años sin que se hiciera nada. Es hora de empezar a cambiar nuestra casa", agregó Desimone.

Las obras que se van a realizar son fundamentales. Primero, se va a cambiar todo el parquet por uno nuevo y más moderno. Hay una idea de hacer una cancha auxiliar con el piso viejo. Se va a poner todo un sistema de aire acondicionado, con frío y calor, para paliar las temperaturas. También se cambiará todo el sistema lumínico y pondrán todas luces LED.

Además, se van a agrandar los vestuarios para mayor comodidad, se remodelarán los baños y se pasarán las oficinas para ese sector para poder agrandar y mejor el gimnasio que utilizan los jugadores profesionales y los de las Inferiores. "Es algo que teníamos que hacer y lo pudimos llevar a cabo. La Bombonerita entra en reformas", cerró el Bocha Desimone, quien desde que asumió cambió el rumbo del básquet de Boca. Ya no se pelea por no descender, todo lo contrario. Ya no se deja el básquet de lado. Y ahora habrá casa nueva.

Articulos relacionados

Botón volver arriba