Diego murió por ser Maradona

La globalización trajo más males que beneficios en términos generales, pero dentro de esos beneficios, el conocimiento hizo que cualquier persona con mínimas herramientas, como una Laptop e Internet, pueda actualizarse e informarse a diario.

Dentro de ese ámbito, las ciencias médicas no fueron ajenas a dicho avance. Entonces, cuando hoy realizamos, vía zoom, cursos con los mejores expertos del mundo y los tenemos a un click de consultarlos y sacarnos cualquier duda, nos encontramos que Diego Maradona careció, al menos desde la información con la que contamos, de que se le ofreciera la mejor atención posible.
Comencemos cuando se descubre un hematoma subdural y hay que tomar una conducta médica o quirúrgica sobre el mejor jugador de la historia.

¿Se debió consultar con los mejores especialistas en la materia? Mi respuesta es categórica. Sí, hay que hacerlo. Y en menor medida siempre una segunda consulta es importante, y hasta tendría que ser obligatoria (siempre que el caso no requiera premura).

Ahora, no es una persona cualquiera (o es un hombre atado a una pelota de cuero), como decía El Salmón. Diego no fue un paciente que desde el punto de vista medico haya tomado el camino recomendado. Desde la colocación de la banda gástrica, algo no recomendado en un país que no tiene las mejores estadísticas al respecto. Y así podríamos enumerar cada uno de sus intervenciones o internaciones en centros de salud, evitando los de mayor nivel tecnológico, y en donde se encuentra las plantillas de profesionales más reconocidos del país. El peor tipo de arrogancia, es la de la ignorancia.

Ahora bien, los médicos prestigiosos y reconocidos, tienen un gran ego, el cual se mide por cómo miden los errores de los demás. Lo primero que uno ve, es que Diego estaba rodeado de gente joven, incluido el personal médico. Esa “juventud” peca de voluntad solidaria, atraída por el imán de un “semidiós”, y cae en sus pedidos, que no siempre son acciones que termine en un bien propio. Sino al contrario, en complicaciones…( no quería ver al médico, no quería enfermeras, o quería una pizza con faina).

Ese entorno es acorde a sus formas. Es un entorno que no confronta, sino que se adapta a las exigencias que se le imponen.

Entonces pensemos, ¿Ese entorno podría estar formado por prestigiosos profesionales que tienen sus estrictos protocolos de inicio?

Conozco a los mejores, y sin embargo, nunca los vi ni cerca del 10. Diego, que nació “Pelusa”, un día se convirtió en Maradona. Y esa fue principal causal de su deceso.

Un rey no acepta dirigencias de un común. Y más si ese común lo pone en una situación incómoda para el bien propio.

Había una frase política que decía: “El Sí Presidente, siempre es la causa de los problemas de los gobernantes, al obviar la realidad”.

El “Sí Diego” hizo que hoy lo siga llorando. Pero cada uno es dueño de su vida y lo respeto.
Hoy creo que ese último entorno va a llevar la cruz, tanto como cuándo un paciente después de comer en exageración, le echa la culpa de sus males a un cortado que tomó antes de regresar a su casa, después de una noche de ronda…

Dr. Rubén Mingroni

Hincha y Socio de Boca

Articulos relacionados

Botón volver arriba