Noche histórica

Sábado 7 de marzo de 2020, no será un día más en la historia del Club Atlético Boca Juniors, no es la Libertadores del 77 en Montevideo, no es la Intercontinental al Madrid ni la Copa del 2007, pero hoy se le ganó a propios y extraños un torneo que River había ganado desde hacía 7 fechas.

En las semanas previas mucho se habló de si había que homenajear o no a Diego Armando Maradona, pero el hincha de Boca es agradecido y se encargó de hacer que la vuelta del 10 a su casa, luego de casi 5 años, fuera única, desde que asomó por el tunel hasta que se sentó en su lugar en el banco.

Después se vio por las cámaras a Juan Román Riquelme con Ángel Clemente Rojas viendo el partido desde el palco del Vicepresidente 2do mientras tomaba unos mates relajado.

En las tribunas se vivía un fiesta como en cada partido que Boca pelea un torneo, con el color de las banderas y los gritos de los hinchas, que aumentaron cuando llegó la noticia del gol de Toledo en Tucumán.

Hasta ahí todo estaba encaminado para que la semana próxima se jugara la 3era final entre Boca y River en 2 años. El equipo de Russo, a partir de ahí, se serenó y perdió los hilos del partido. Encima llegaba la nueva de que el equipo de Gallardo se consagraba campeón porque Suárez igualaba el marcador.

Pese a que todavía no se daban los resultados, el hincha sabía que el título no se podía escapar, todo era a favor, Maradona, Riquelme, Tevez, Rojitas, La Bombonera, fiesta en las tribunas, Zielisnky en Tucumán, el arbitraje (Que tantas veces los ayudó) que le anuló un gol válido, todo estaba encaminado hasta que apareció Fabra, tan criticado desde su recuperación de la lesión, se la dio a Tevez, el ex jugador, el ex ídolo, al que muchos (Me incluyo) lo matamos por como se fue, por como volvio y por como (no) jugó en el útlimo tiempo, para que de derecha sacara el latigazo para el desahogo. Boca era puntero. Faltaba mucho todavía, pero los de abajo eran gallinas.

Los minutos pasaban, la gente cada vez más ansiosa, y esperábamos que no llegara la noticia menos deseada desde Tucumán. El tiempo pasaba, el 2do no llegaba, corrían los minutos hasta que llegó el grito final BOCA CAMPEÓN.

En la previa parecía todo preparado, el 5 de septiembre nos enterábamos que Maradona iba a volver a La Bombonera, justamente, en una última fecha. Después de 8 años, con lo bueno y lo malo, se cambio la dirigencia que en lo deportivo se fue con saldo negativo. Riquelme estaba en la cancha luego de estar mucho tiempo sin visitar el patio de su casa. Tevez llegaba como goleador del equipo, con buenas participaciones en los últimos 6 partidos. River iba a Tucumán a enfrentar a Ricardo Zielinsky, Erbes y Monzón. Las casualidades no existen. El destino si.

No hay mucho más para analizar, Boca le arrebato el torneo a River, con Maradona, Riquelme, Rojitas y Tevez, 4 de los más grandes jugadores de la historia, en La Bombonera, es un título soñado, que también tienen que celebrar Alfaro y De Rossi, que aunque ya no están en el plantel, son parte de este título. Boca es el campeón, con revancha contra el rival de siempre y con la posibilidad de haberle cortado la racha, ahora a festejar.

JotaPe

Periodista y Bostero.

Articulos relacionados

Botón volver arriba