Con Ganas de ganar

Hoy había una chance inmejorable, porque Boca jugaba antes que River y un triunfo significaba un poco de presión de cara al partido que tiene con Unión en Santa Fe hoy por la tarde, y el Xeneize no defraudó a su hinchada, que después de 39 años, logró derrotar a Atlético Tucumán y se volvió a subir a la punta del torneo.

Sin mostrar el nivel de juego que se vio en Córdoba, el equipo de Russo fue superior a su rival, con un poco más de paciencia y menos verticalidad que frente a Talleres, fueron las ganas lo que terminó inclinando la balanza para asegurar los 3 puntos.

El comienzo del partido mostró a Boca apretando, manejando la pelota, y jugando en campo rival, con Salvio y Villa generando juego, y Soldano saliendo del área a luchar y generar espacios.

Fue así como llegó el gol, cuando el ex delantero del Tatengue presionó 2 veces, le dio la pelota a Salvio que quedó mano a mano con Luchetti que tapó bien el remate de “Toto”, pero en el rebote Franco Soldano la mandó al fondo de la red para el delirio de La Bombonera. Un resultado más que justo para lo que se veía.

El Decano intentó acercarse al arco de Marcos Díaz y llegó al gol, pero fue bien anulado por el asistente que vio una mano de Lucas Melano antes de mandar la pelota a la red.

Hasta ahí Campuzano venía siendo de los mejores del equipo, manejando casi en soledad el medio campo y cortando todo lo que intentaba pasar por su lado. Todo esto le fue suficiente al equipo de Russo para justificar la ventaja con la que se fue al vestuario.

En el complemento Boca lo pudo liquidar, pero tras una buena jugada colectiva, ni Tevez ni Soldano pudieron poner el 2-0. A partir de ahí se empezó a sentir el desgaste y los cambios ayudaron al equipo tucumano a manejar el partido.

Sin tener chances de real peligro, los de Zielinsky jugaban cada vez más cerca del arco Xeneize. Recien con la entrada de Reynoso primero y de Obando después, a 15 minutos del final, Boca pudo recuperar el balón y empezar a inclinar la cancha y jugar con más tranquilidad.

Casi sobre el final, tras un córner bien defendido por el local, quedaron Reynoso, Soldano y Salvio frente Lucchetti, pero tras un buen manejo de pelota, terminó todo en una mala definición de Salvio al cuerpo del arquero.

En tiempo de descuento, el Xeneize contó con una nueva contra donde Bebelo se la dio a Ábila, que gambeteó al arquero rival y terminó en el piso. Vigliano no dudó y marcó penal que el mismo Wanchope convirtió para cerrar el partido y el resultado.

Sin mostrar un juego vistoso pero si efectivo, manejado principalmente por la entrega de Soldano y Campuzano, más los aportes de Villa, Salvio y Tevez, Boca se llevó 3 puntos claves que obligan a River a no perder en el 15 de Abril.

Quedan 4 partidos hasta el final y, aunque no dependa de Boca, las chances están intactas, sobre todo porque pese a que no se trajo el 9 por el que reclamaban muchos hinchas, los que tienen la responsabilidad de hacer goles vienen cumpliendo, pero especialmente porque los de arribas son gallinas… Y LOS PODEMOS ALCANZAR.

JotaPe

Periodista y Bostero.

Articulos relacionados

Botón volver arriba