BLINDAR A ANDRADA

Esteban Andrada ocupó por primera vez el arco de Boca un 8 de agosto de 2018. Al otro día escribía esta columna titulada “Ataja Andrada” (https://cadenaxeneize.com/v2/?p=5240).

Desde su debut ya remarqué su solvencia, sus virtudes y la importancia de tener un arquero que agarre el buzo y no lo suelte. Hasta dejé una frase que paso a trascribir: “Mantener el arco es cero es lo que suplica todo arquero”.

Con el cotejo de ayer, el bueno de Esteban Andrada llegó a los 62 partidos oficiales en el arco Xeneize. Le marcaron sólo 33 goles.

En muy poco tiempo ya superó un record histórico del club. Me refiero a la cantidad de minutos consecutivos sin recibir goles. Pero hay un dato que no para de sorprender. De los 62 encuentros disputados, en 40 de ellos se fue con la valla invicta.

En forma. Tras superar una lesión en su rodilla, el arquero titular de Boca atajó ayer su tercer partido del año, con igual cantidad de vallas invictas

Con el anticipado perdón de los casos no traídos a colación, vamos a comparar esa marca con cinco de los más grandes goleros de la historia Xeneize. Lo creo necesario para tomar una real dimensión de la marca de Andrada. Hasta lo vamos a hacer dándoles a cada uno de ellos 10 partidos más y veremos que la gesta es única e inalcanzable.

Antonio Tarzán Roma (entre 03-04-1960 al 25-11-1962) mantuvo la valla invicta en 27 de sus primeros 72 partidos. Mejor hablemos de 30 veces en 75 partidos oficiales, así incluimos el histórico torneo 1962. Todos fueron partidos por torneos AFA.

El inolvidable Loco, el artista Hugo Orlando Gatti (15-02-1976 a 14-12-1977) llegó a 32 partidos sin recibir en sus primeros 72 juegos.

El Mono Carlos Fernando Navarro Montoya (del 18-09-1988 al 16-11-1989) tuvo 28 casos sobre 72. Mejor digamos 30 partidos en cero en sus iniciales 74 juegos, así incluimos la histórica Supercopa 1989.

El multi campeón Óscar Córdoba sólo logró 27 partidos sin recibir goles en sus primeros 72 cotejos (del 27-08-1997 al 02-10-1999) y el Pato Oscar Abbondanzieri cosechó 24 vallas invictas en sus primeros 72 encuentros jugados en Boca (del 23-02-1997 al 19-08-2001).

Si contemplamos únicamente el año 2019, Andrada mantuvo el arco en cero en 28 oportunidades. Ningún arquero argentino, juegue donde juegue, logró esa marca. Superó por tres partidos a Agustín Marchesin y por 6 aArmani. Es más, el penal que le atajó a Rinaudo en Mendoza fue decisivo para que luego Izquierdoz le de un campeonato al Xeneize ante Rosario Central (Supercopa Argentina).  

A las proezas personales, al Mendocino le falta agregar otros campeonatos con Boca. Si Andrada permanece (cuanto menos) dos o tres años más en el club, no tengo dudas que hablaremos de su talento, de su trascendencia yde sus virtudes por varios años. Tiene la edad y madurez justa. Condiciones y personalidad le sobran. Depende de él y de la gloria deportiva que coseche en el club y de una dirigencia que sepa blindar a nuestro más confiable y mejor jugador.

Ojalá en el año 2024 sigamos diciendo que Boca forma con Esteban Andrada…

Leandro Valdés

Abogado. Periodista. Escribí Los verdaderos Mellizos de la Boca y  Mística 2000.

Articulos relacionados

Botón volver arriba