¿Andrada debe arrancar de titular?

Ya desde antes del error que cometió Agustín Rossi contra Palmeiras, mucho se hablaba de que Boca necesitaba traer un arquero de experiencia para jugar la Libertadores. El partido contra los brasileños no hizo más que confirmar lo que muchos sostenían, más con el cierre de semestre que tuvo el 12, que empezaba a mostrar no estar bien desde lo anímico.

Arrancó el Mundial, luego la pretemporada, el viaje a Estados Unidos y lo único que se veía era una lista de nombres que sonaban o acercaba “alguien”. El primero en sonar fue Gianluigi Buffon, se nombraron varios mundialistas, del fútbol argentino y hasta al japones Kawashima, alcanzando la docena y media de apellidos. Pero, como ya pasó en otros mercados de pases, hubo que ver al arquero padecer varios errores en un amistoso para que los dirigentes se movieran en busca de un nombre. En menos de una semana se cerró la incorporación de Esteban Andrada.

Para los que no lo conocen, el ex arquero de Lanús, pretendido alguna vez por el Barcelona de España, tiene 27 años, una final de Libertadores en la espalda y 110 partidos jugados entre Arsenal y el granate, a priori, una experiencia insuficiente para su edad.

Ahora que llegó el tan ansiado jugador para ocupar el arco de Boca, el debate es si debe atajar contra Libertad y ser el nuevo titular, o si hay que respetar el puesto y darle alguna chance más para que levante su nivel el ex Defensa y Justicia.

En Febrero de 2017 Boca incorpora a Agustín Rossi por la lesión de Sara y el nivel de Werner que no convencía, encima el ex Rafaela se comió un gol de mitad de cancha en un amistoso frente a Aldosivi, lo que lleva a Guillermo a darle la titularidad a Rossi al siguiente amistoso, frente a Colón, y se la respetaría para lo que quedaba del torneo. Con poco, terminó siendo el arquero del campeón, y eso que apenas tenía 21 años.

Hoy, pese a las dudas que genera, es el arquero del mejor equipo del país, de uno de los mejores equipos del continente, y aunque tiene mucho por mejorar, demostró ser un arquero con mucho futuro. Lo que le juega en contra es no saber controlar el bajón anímico que afronta y su peor rival termina siendo él mismo. Sin lugar a dudas si el que llegaba era Ospina o Muslera, debía ir al banco, ver al titular y aprovechar la semana para aprender de ellos.

En las redes es casi unánime el pedido de cambio en el arco, las dudas de los últimos partidos parece que hizo olvidar los partidos contra Unión, Riber o San Martín del último torneo. Es real que no está en su mejor momento y, muchas veces, lo psíquico pesa más que lo físico, y en lo primero Rossi no está bien. Pero también hay que ver que el arquero que llega no tiene “la experiencia” que se pedía para el arco de Boca y eso genera más dudas aún.

Al actual arquero Xeneize le juega a favor que Guillermo suele bancar y dar varias oportunidades a sus jugadores, lo cual tendrá que aprovechar si no quiere empezar a ver los partidos desde afuera, porque llegó un nuevo compañero que querrá jugar y hará lo posible para ganarse el puesto, por lo que para seguir siendo titular Rossi tendrá doble competencia: contra Andrada y contra él mismo.

 

JotaPe

Periodista y Bostero.

Articulos relacionados

Botón volver arriba