Hay futuro

Los amantes del fútbol tuvimos 1 mes completo para poder ver y disfrutar a las grandes figuras del Mundo competir por levantar el trofeo con el que todos sueñan. Durante la competencia pudimos ver a 3 jugadores del BiCampeón del fútbol argentino defender los colores de su país en Rusia y los vamos a estar analizando, obviamente arrancamos por la Selección Argentina.

Mucho se habló antes, durante y después del Mundial de la lista de 23 jugadores que armó Sampaoli, si estuvo bien o no, que faltaron medio campistas de recuperación, que había nombres que no podían quedarse afuera, como puede ser que siga convocando a este, pero una de las pocas que todo el mundo futbolero reconoció como un acierto del ex entrenador de la Selección Argentina es que llevó al mejor jugador de la Superliga argentina: Cristian Pavón.

El nivel que mostró en el torneo y los buenos partidos que hizo al lado de Lionel Messi, le dieron al cordobés la posibilidad de jugar su primer Mundial con la Albiceleste. Incluso mucho de habló si debía o no ser titular en cada uno de los partidos y aunque nunca pudo demostrar todo su repertorio, su nivel fue bueno.

Como sucedió en la última parte del torneo jugando para Boca, se sintió mucho más cómodo jugando por la banda izquierda, y aunque a nivel personal le sirvió, tal vez no fue lo mejor para Argentina, ya que los encuentros con el 10 no fueron moneda corriente.

En cada uno de los partidos fue disputando cada vez más minutos donde siempre intentó participar en el circuito de generación del juego, aunque fueron pocas las chances que tuvo de encarar en velocidad por la banda, tal vez su mejor arma.  Esto lo tiene como tomar como algo a trabajar el día que se concrete su chance de jugar en el Viejo Continente, porque si hay algo que es seguro, es que no se lo podrá mantener en nuestro Club por mucho tiempo más.

La entrega en el retroceso y en ayudar a recuperar la pelota, le valieron a Pavón para ganarse un lugar en el equipo titular que terminó perdiendo con Francia, donde tuvo tal vez su peor partido en mucho tiempo, no solo por él, sino porque el equipo nunca entendió la idea del técnico para enfrentar al que, luego, se consagraría campeón.

Pese a que en el plantel de la Selección hubo más hambre de poder que de gloria, Cristian Pavón pudo volver a su pueblo, Aniscate, orgulloso de que dio todo de si para defender la Celeste y Blanca. Esto y su rendimiento con al azul y oro, le servirán para poder ser parte del nuevo proyecto de Selección del que se viene hablando.

 

JotaPe

Periodista y Bostero.

Articulos relacionados

Botón volver arriba