TRIUNFO EN BOEDO PARA TOMAR UN POCO DE AIRE

Boca venció a San Lorenzo por 75-69 en el Roberto Pando.

Si bien son los primeros juegos, resultó que por los momentos actuales de los equipos, el de Boca y San Lorenzo terminó siendo duelo de necesitados. El xeneize llegó con dos derrotas consecutivas, en el final vs Ferro y luego ante La Unión. Por su parte el ciclón tuvo un buen comienzo pero luego contó con cuatro derrotas seguidas. Por eso en el Roberto Pando el clima era tenso, además de ser un enfrentamiento clásico y de los mejores que cuenta La Liga.

En el primer cuarto Boca dominó desde el juego del pick and roll y en la pintura, aprovechando al máximo al pívot Raven Barber. Junto a Dar Tucker se hicieron cargo de la anotación del equipo y tanto Franco Balbi como Marcos Mata manejaron los hilos. Con convicción en el ataque el xeneize se impuso en el primer parcial 24-19 de la mano de sus foráneos. En el local lo más impactante pasaba por Manuel Rodríguez, justamente el juvenil cedido por parte de Boca.

Foto: @BasquetBocaJrs

Ya en el segundo cuarto la historia fue cambiando a favor del local. La reacción llegó también acompañada de una fuerte baja de Boca en defensa. El equipo cometió varias distracciones, dando ventajas y dejando tiros abiertos claros que fueron castigados. Y encima en el ataque las cosas se estancaron y era más difícil encontrar el gol. San Lorenzo se quedó con el parcial 24-15 y dio vuelta el marcador por 43-39 al entretiempo.

Para bien de Boca, la imagen cambió luego del descanso. Los de Gonzalo García salieron más concentrados en la parte defensiva, bajando el goleo del local. Clave fueron los minutos de Martín Leiva, quien ingresó y ordenó todo abajo. Es cierto que el pívot a veces se sobrepasa en energía y se carga de faltas, pero también hace un trabajo importante debajo del canasto. En el otro costado aparecieron otros aportes como el de Leonel Schattmann y Leonardo Mainoldi. El juego siguió trabado igualmente y el parcial fue 21-13 a favor del visitante, pasando al frente por 60-56.

Foto: @BasquetBocaJrs

De igual manera se planteó el último cuarto, mucha fricción y juego trabado. No fue de los partidos más vistosos pero Boca supo imponerse y comandar las acciones. San Lorenzo logró empatar el resultado en algunos pasajes, pero el xeneize tuvo la autoridad para responder en esos momentos. El parcial nuevamente fue bajo y se lo quedó la visita por 15-13. Ya en el final el local tuvo intentos de acercarse, pero no fue certero. De esta manera el resultado se fue para La Boca, dando un poco de aire.

Los números no fueron los mejores, ya que el juego en sí no fue el mejor. Boca solo anotó 6 triples en 22 intentos, un bajo 27%. El líder de la anotación fue Tucker con 18 tantos, seguido de Barber que anotó 14 y atrapó 4 rebotes. Schattmann y Mainoldi también se sumaron al doble dígito con 11 cada uno. Balbi solo anotó 3 puntos pero repartió 8 asistencias, haciéndose cargo del juego del equipo. Con este resultado Boca quedó con récord de 3-3 a la espera de dos juegos más en el mes. Lo más cercano es luego de la ventana FIBA y será como local frente a Oberá.

Thomas Ferreyra

Periodista Deportivo - Actualmente en @PuntoBocaRadio y @XeneizeBasquet

Articulos relacionados