De la mano de Super Schattmann para ponerse 2-0

Boca venció a Peñarol 80-81 en Mar del Plata y quedó a un paso de semifinales.

Luego de la primera victoria en Mar del Plata, Boca buscaba repetir el resultado para quedar cada vez más cerca de la clasificación. Mientras que para Peñarol era indispensable un triunfo para defender su casa y empatar la serie de cara al juego de visitante en La Bombonerita. El marco volvió a ser imponente con mucho público local y además llegó mucha gente del Xeneize para bancar al equipo de Gonzalo García.

@BasquetBocaJrs

Al igual que el partido pasado, Peñarol comenzó fuerte y metido sabiendo que no podía dejar pasar esta chance. En los primeros minutos la ventaja era de siete para los locales, que dominaban el trámite ante un Boca incómodo por la defensa física y dura propuesta. La brecha se abrió aún más al término del primer parcial, donde el Milrayitas sacó 12 y cerraba un gran primer cuarto en los dos costados de la cancha. El marcador era 25-13 y el Polideportivo Islas Malvinas se ilusionaba con lo que se podía venir.

El desarrollo cambió para el segundo cuarto. Boca logró acomodarse e imponer su ritmo de la mano de su base Leandro Vildoza. El tucumano volvía a ser decisivo para su equipo, manejando los hilos y desde la anotación, algo de lo que se le pedía protagonismo. Junto a el, también el norteamericano J.J. Avila se imponía en la pintura, haciendo gran dupla con Vargas. La defensa detuvo a un Peñarol que se secó también ante la salida de Carlos Buemo, quién otra vez se cargó de faltas. El parcial fue para el Xeneize por 11-26, para pasar a ganar 36-39.

Fotos: Credito: Demian Schleider para Prensa Peñarol

Todo continuó parejo para el segundo tiempo. El tercer período fue repartido, con cada uno teniendo sus momentos. Peñarol salió como al comienzo del primero y puso un 8-0 con un Monacchi (12 tantos) encendido para dar vuelta el resultado. Pronto llegó la reacción de Boca otra vez con su base, quién ya se asomaba como figura. El liderazgo volvía a cambiar y era 53-58 para la visita. Con un buen cierre, sobre todo de Glass (15) el local empataba 58-58 para dejar un último cuarto impactante.

Sansimoni fue el primero en llegar a la cita de los últimos diez minutos. El base, con pasado xeneize, fue el que comandó la levantada de Peñarol para pasar al frente y hasta lograr una ventaja importante de 5: 74-69 a falta de tres minutos. Vildoza tuvo sus oportunas canastas y el resultado era de 78-77 sobre el cierre del partido. Vargas le dio la ventaja a Boca con un tiro a falta de 9 segundos por 78-79, pero no estaba todo dicho. Es que luego del tiempo muerto, Thornton quería tener la última palabra. El interno anotó una bandeja, dejando 2 segundos en el reloj y ganando 80-79. Pero el que decidió el futuro fue otro, y por suerte, fue para la azul y oro. Leonel Schattmann, quién no había gravitado hasta el momento, puso el tiro ganador sobre la bocina 80-81.

Obviamente la figura se saca entre Vildoza y Avila. El tucumano anotó 21 puntos y repartió 6 asistencias, además de recuperar 2 balones. El extranjero por su parte firmó su planilla con 17 tantos y 8 rebotes jugando los 40 minutos sin descansar. Boccia y Vargas también llegaron al doble dígito de anotación: 10. Pero sin dudas la mención especial es para el tirador Schattmann. El escolta hasta ahora no tuvo una gran serie, pero su presencia siempre es un problema para el rival. Y con su conversión ganadora, se mete de lleno en cuanto a confianza para el juego que viene.

La serie se muda para continuar con la acción. Ahora el escenario será La Bombonerita, allí Boca intentará cerrar la serie ante su gente. Peñarol debe ganar si o si para tener una vida más y no quedarse afuera. Este jueves, a partir de las 19 y televisado por TyC Sports, el equipo de Gonzalo García querrá sellar su clasificación a semifinales.

Thomas Ferreyra

Periodista Deportivo - Actualmente en @PuntoBocaRadio y @XeneizeBasquet

Articulos relacionados