Una noche olvidable en Río Gallegos

El conjunto de básquet cayó por 100-82 ante Hispano, el último de la tabla.

Los números marcaban la tendencia de que el resultado podía ser para Boca. El xeneize marcha entre los primeros 8 de La Liga, mientras que Hispano no puede salir del último puesto. Poco le importó al celeste las diferencias entre ambos y salió a la cancha sabiendo que debía hacer un partido perfecto. Del lado azul y oro no salieron las cosas y el golpe fue fuerte.

Rápidamente Hispano tomó las riendas del juego. El local fue agresivo atacando y defendiendo la pintura, cerrándole los caminos a Boca. En un primer cuarto atípico con pausas por errores en los relojes, también se vivía otra situación extraña. Gonzalo García era expulsado por uno de los árbitros tras protestar un fallo en contra de su equipo. El entrenador se fue muy enojado ante un arbitraje que sería protagonista durante toda la noche. Al xeneize le costó salir de esta situación y el parcial era 28-16 ante un rival que aprovechaba los momentos.

Fotos: Credito: Matias Barrientos / Prensa Hispano

En el segundo cuarto Hispano continuó con la misma determinación. En ataque aprovechaba el buen nivel de sus extranjeros y el llamativo bajo nivel de la defensa visitante. Boca sumergido en las protestas, se bloqueó en ataque al punto de fallar bandejas fáciles debajo del canasto o tiros abiertos de tres puntos. No fue fácil el pasaje del segundo parcial y el celeste estiraba la ventaja para irse tranquilo al entretiempo: 51-33. Boca tenía una brecha larga para dar vuelta el marcador.

A la vuelta del descanso Boca mostró un cambio, al menos, en ataque. Los tiros comenzaron a entrar y el partido se volvió golpe por golpe, algo que al equipo no le servía mucho. Aún así sin buena defensa, el xeneize lograba achicar la distancia. Lo que era una ventaja de 18, se bajó a 12 a segundos de finalizar el cuarto. Pero en un nuevo hecho de protagonismo arbitral, ahora el expulsado era Schattmann. El escolta fue la figura del parcial con 15 tantos y mostrándole a Boca una luz de esperanza de volver al partido. Ante un reclamo de falta sobre su tiro, uno de los jueces no dudó en expulsarlo. Hispano reaccionó luego de ese suceso y el resultado era 75-60 con un cuarto por jugar.

Fotos: Credito: Matias Barrientos / Prensa Hispano

Ahora sí había un Boca totalmente desorientado, sin el jugador que sostuvo la ofensiva y metido de lleno a las protestas de los fallos arbitrales. Hispano con sus extranjeros sellaron velozmente el resultado. Brandon Moss fue el goleador con 21 puntos, seguido de Smith con 19 y Simmons con 16. Además, el local lanzó un 10-23 (43%) en triples y anotó 46 puntos en la pintura. En Boca el goleador fue Vargas con 20 tantos combinado de 12 rebotes para un doble doble.

Fue de las peores noches que vivió este equipo, donde nada se dio como esperaba y se sumaron las polémicas de los árbitros. El escenario no fue el mejor, no sólo por ser el último de la tabla, sino porque este fin de semana debe cambiar el chip para disputar competencia internacional. Este sábado desde las 18, por DirecTV, Boca enfrenta nuevamente al Flamengo. Si bien los dos equipos están clasificados a la siguiente ronda, se definirá el primer puesto del grupo. El equipo deberá volver a ser fuerte para dar un segundo golpe. Sin dudas, este plantel tiene con que mejorar y ya lo demostró.

Thomas Ferreyra

Periodista Deportivo - Actualmente en @PuntoBocaRadio y @XeneizeBasquet

Articulos relacionados

Botón volver arriba