Andrea Ojeda, la legendaria goleadora xeneize que suma y suma

Esta tarde superó los 500 goles con la camiseta de Boca. Implacable.

Recibió la plaqueta por sus 500 goles (¡ya lleva 502 convertidos!), agradeció a la flamante vicepresidenta tercera Adriana Bravo e inmediatamente se arrodilló y besó el césped de la cancha 1 del Complejo Pompilio, "el jardín de su casa". Andrea Ojeda vivió un día de gloria, otro más en su extensa y laureada carrera. La de Glew, la que llegó a Boca siendo una niña-adolescente, escribió otra página con letras de oro (y azul).

"Casa Amariilla es mi casa,  es un lugar especial, esta cancha la pisaron cracks por eso siempre es un honor jugar en la cancha 1. Y siempre es especial hacer goles con la camiseta de Boca". Visiblemente  emocionada, la goleadora histórica del Xeneize habló con Cadena Xeneize al final del partido ante Villa San Carlos.

"Jamás imaginé esto. Era una nena y solo venía a aprender cuando llegué a Boca. Se fue dando, la verdad es que no esperaba nada cuando empecé", reconoció Ojeda.

"Metí 59 goles en mi primer torneo, a los 15 años. Era chiquita pero mis compañeras en ese momento me supieron guiar. Y todos los goles son especiales, pero sobre todo los que uno hace en los clásicos ante River", agregó.

"Es una linda responsabilidad que me tomen como referente. Hay que meterle cada día en los entrenamientos para seguir. Mi responsabiliad es que gane Boca y después convertir. No hay número, esto es partido a partido. No es solo el gol, hay que aportar otras cosas también para que Boca gane", indicó la goleadora.

"Son muchos años, estoy agradecida al club y a mis compañeras, porque nadie hace los goles sola. Y también a mi familia, que siempre me apoya", concluyó.

 

Imagen

 

Imagen

Articulos relacionados

Botón volver arriba