Compromiso, fútbol y respeto

La primera reacción de los hinchas en redes sociales después del partido con Talleres fue de fastidio. Este equipo te saca las ganas, te roba la poca alegría que tenemos en estos tiempos. Una sensación de impotencia que se manifiesta como bronca y con el tiempo va mutando a un desgano que se extiende a otros aspectos de la vida.

“Si Boca juega para la mierda, ¿para qué voy a esforzarme en el laburo? “No se dan dos pases seguidos, ¿cómo no voy a tropezar con la misma piedra una y otra vez? No digo que sea el modo correcto de vivir esta pasión, mucho menos me enorgullezco de esta descripción pero son el reflejo de lo que somos como hinchas.

Está mal, pero me parece correcto que los 11 tipos que salgan a la cancha se pongan en nuestros zapatos por una vez. Que consuman los mismos medios que nosotros, los hinchas, estamos obligados a consumir. Que vean el ataque constante que debemos tolerar, las noticias malas una tras otra sobre el club que amamos. Nos pegan de todos lados, porque si le pegan a Boca nos pegan a nosotros. Y la única respuesta que siempre tuvimos para dar fue en la tribuna. Gritando desaforados, alentando incondicionalmente con frío, lluvia, calor, de noche, de día, a las 11 de la mañana por algún capricho dirigencial. A los titulares, a los suplentes, a los pibes, a todos.

Vistan los colores que amamos y nuestro apoyo será incondicional. Ese es el trato, ese es el compromiso que aceptan cuando firman el contrato con Boca. Dejen todo por nosotros y dejaremos todo por ustedes. No hay mayores exigencias. Insisto: ganar o perder está dentro del deporte, pero no representar los valores que hicieron grande a esta institución es imperdonable. Ya lo dijo Román, el que se quiera ir tiene las puertas abiertas pero los que se queden, ay, los que se queden. Compromiso, fútbol y respeto. Compromiso con el club, fútbol para competir y respeto para la mejor hinchada del mundo.

Gaspar Martinez

Socio de Boca y conductor de La Mitad más 104.1

Articulos relacionados

Botón volver arriba