Opinión: Nos robaron la pelota

Nos robaron la ilusión, pero nunca nos robarán el sentimiento, porque ante todo tenemos memoria y vamos a luchar por recuperar lo perdido.

Como en el potrero, cuando el dueño de la pelota se enojaba, se la llevaba, y cada uno de nosotros quedaba por un instante paralizado mirando la nada.

Y te preguntás: ¿esto está pasando? Y ya no hablás de cómo jugó tu compañero habilidoso, que el arquero sacó dos pelotas de gol, o que se debía cambiar la táctica, la estrategia, o si la planificación fue la correcta. Por un instante habíamos perdido lo esencial, la que era de trapo después de cuero y quién sabe de qué será ahora.

Cuando pasan estas cosas tenemos muchas sensaciones: la principal es de Despojo, perder algo que tenías, era tuyo y hasta lo habías festejado.

Tu cerebro emite señales, primero de bronca inmediata que se replican en insultos, buscando por qué suceden estas cosas. E inmediatamente surge la Impotencia, sentimientos extraños si los hay, sensación de no poder estar para remendar el hecho, y por ultimo aparece la Tristeza del ya no tener, que no se alivia ni con la palabra de quien vos más respetas porque en esos momentos querés estar solo. Y sólo un hecho podrá cambiar tu humor: que te devuelvan de lo que te despojaron.

Tu corazón que no tiene razón, solo pasión, late muy fuerte haciéndote saber que estás vivo y que vas a dar pelea para recuperar lo perdido, y volverla a ver rodar limpia sin que nadie corte la magia entre el juego y el jugador, dentro de lo imperfecto del juego que lo hace tan maravilloso.

Tu Sangre seguirá siendo cada vez más azul y oro y llevará a cada parte de tu cuerpo esa energía que provoca cada pitazo inicial, cada peligro de gol.  Tu boca podrá gritar un gol desde el alma quedando tu garganta dañada por ese esfuerzo tan placentero que todos queremos vivir y sentir.

Mi club fue Despojado, mi cerebro siente bronca, impotencia, tristeza. Mi humor no es el mejor pero tengo memoria y razocinio. Sé muy bien que esto no comenzó hoy sino que se repite año tras año ante la impasividad generalizada de todos los ámbitos responsables.

Mi corazón seguirá latiendo y llevando mi sangre azul y oro. Nos robaron la pelota, nos robaron la ilusión, pero nunca nos robarán el sentimiento, porque ante todo tenemos memoria y vamos a luchar por recuperar lo perdido

Ruben Mingroni

La medicina y Boca Juniors son mis dos pasiones. Papa x 2. Columnista de medicina en Cadena Xeneize.

Articulos relacionados

Botón volver arriba