Juniors Boca

Boca presentó un equipo con 6 titulares surgidos de las inferiores para derrotar 2-0 a Santos y acomodarse en el grupo C.

Boca volvía a jugar en La Bombonera por Copa Libertadores, justamente, antes el mismo rival contra el que había jugado el último partido copero en casa. Con la victoria frente a The Strongest, hoy era fundamental ganar para alcanzar el puntaje perfecto y llegar más tranquilo a las próximas 2 fechas.

La primer sorpresa de la noche llegó cerca de las 20 cuando la planilla oficial confirmaba, además del debut de Agustín Sandez como titular, la vuelta de Cristian Pavón al 11 inicial luego de casi 2 años. Russo presentó un equipo con más de la mitad de los nombres surgidos de inferiores (Incluido Tevez) y se empieza a ver, forzado por la necesidad, el deseo del consejo de empezar a tener más presencia juvenil en la primera de Boca.

Santos llegaba con una derrota a cuesta frente a Barcelona de local y con técnico interino tras la renuncia de Ariel Holan, en medio de una crisis deportiva y económica que afecta al club paulista.

El partido arrancó con el equipo brasileño manejando la pelota y aprovechando la habilidad de Marinho y Lucas Braga por las bandas. Ni Capaldo ni Sandez encontraban la manera de pararlos y parecía que se venía una noche complicada.

Pasaron 15 minutos hasta que el equipo de Russo pudo acomodarse y, aunque no lograba hacer circular la pelota, el Peixe dejó de inquietar a la defensa Xeneize y a base de pelotazos del fondo a las espaldas de los volantes para explotar la velocidad de Pavón y Villa, se pudo equilibrar el partido.

Con el correr de los minutos Boca fue creciendo y empezó a encontrar espacios, aunque no podía inquietar a Joao Paulo. Recién a los 42, Pavón encaró por derecha, remató y en el rebote, tras la tapada del arquero, Medina no pudo rematar.

En el complemento el local salió a atacar y al minuto nomás, tras un tiro libre corto, Villa se fue hasta el fondo y consiguió un corner, que la visita reclamó, y tras el centro del colombiano, López conectó de cabeza y Tevez apareció por el segundo palo en soledad para poner el 1-0.

El gol trajo tranquilidad para un equipo y desesperación para el otro, que no logró conectarse. Boca fue paciente y logró mantenerse ordenado con los 3 juveniles marcando los ritmos. Fue tal el nivel de los volantes que a los 23′ Varela apretó al jugador brasilero, recuperó el balón y se la tiró larga a Carlitos que encaró solo, lo esperó a Villa que entró con pelota dominada y definió al primer palo para poner el 2-0.

Todo pintaba para goleada, pero no sucedió porque el Santos se dedicó a cortar el juego constantemente, y mereció terminar sin los 11 en cancha, porque más allá de la reiteración, algunas fueron muy fuertes.

A partir de ahí Russo empezó a mover el banco para guardar nombres y protegerlos de las faltas. Nuevamente hay que destacar el trabajo de Miguel que los jugadores que metió entraron bien y terminaron aportando con mucha actitud y buen nivel.

Boca, sin lucirse, fue más que el equipo brasilero, lo hundió aún más y se acomoda, no sólo como líder del grupo C, sino sacandole 6 de ventajas al subcampeón de América que es el gran candidato a quedarse con la zona.

El Xeneize volvió a mostrar valía, suma 4 victorias al hilo con Varela, Medina y Almendra, que parece muy díficil que dejen su lugar cuando Campuzano y Cardona esten disponibles para jugar, sobre todo porque se pedía verlos en un partido de altura y hoy respondieron antes uno de los equipos más importante del continente.

Se vienen 4 partidos definitorios en el torneo nacional y el continental, pero lo que está claro es que, con pibes o con los más grandes, Boca está a la altura y sigue demostrando ser el mejor equipo del país.

JotaPe

Periodista y Bostero.

Articulos relacionados

Botón volver arriba