Quedó bien parado

Boca y Santos arriesgaron poco y empataron sin goles, en un partido muy pensado.

Boca había empezado a jugar el partido de hoy el sábado cuando, para enfrentar a River, jugó con un equipo con mayoría de suplentes para cuidar a los titulares y llevarse un buen resultado a San Pablo. Miguel Ángel Russo presentó el mismo equipo que había dejado afuera a Racing hace 15 días, con un único cambio por lesión con el ingreso de Capaldo por Campuzano.

En los primeros 45 minutos los ambos entrenadores pensaron más un partido de ajedrez que un partido de fútbol, donde se midieron todo el tiempo y buscaron evitar la mayor cantidad de errores, Boca se paró para esperar a Santos y salir de contra, lo mejor que sabe hacer, pero enseguida se dio cuenta que los brasileros buscaron lo mismo.

A partir de ahí el Xeneize trató de profundizar más con la presión de Tevez y Soldano, y las corridas de Salvio y Villa, pero nunca se logró generar peligro en el arco rival. El equipo brasilero le puso marca personal al colombiano y nunca pudo tener espacio para llegar con velocidad al área.

En el complemento con la salida de Soteldo, el que más se había animado entre los 22, el visitante se replegó aún más y el local nunca tuvo intensidad real de ir a buscar el gol.

A los 15 minutos Russo mandó a la cancha a Cardona en lugar del “Pulpo”, que volvió a hacer un partido correcto, buscando generar un poco más de fútbol, pero arrancó bastante impreciso.

El Peixe aprovechó la salida de González para aprovechar los espacios en el medio y se adelantó un poco más, pero nunca pudo exigir a Andrada, que se lo vio seguro, pese a 2 errores en la salida de Lisandro López que pudieron costar caro.

Recién a los 30′ del complemento llegó la chance más clara, cuando Tevez arrancó por izquierda, dejó a 2 rivales en el camino y pisando el área busco con rosca imitar al gol de Edwin contra Independiente, pero la pelota no se cerró y se fue ancha.

Los últimos minutos se vio a un equipo brasilero cansado y con lesionados (Ya sin cambios, terminó con Braga entre algodones), que Boca no supo como lastimar.

Luego del partido de vuelta podremos decir si el resultado sirvió o no, pero en principio no parece tan malo teniendo en cuenta que el Santos viene con mejor rendimiento de visitante que de local y que no logaron convertir.

Boca va a San Pablo sabiendo que convirtiendo tiene el empate y el triunfo como resultados a su favor, será 1 semana larga con un partido importante en el medio cuando el próximo sábado juegue con Argentinos buscando llegar a la 1er final del 2021 y con mucho para trabajar. Mantener el arco en 0 de local fue importante y las chances de estar el 30 en Rio Janeiro están intactas.

 

JotaPe

Periodista y Bostero.

Articulos relacionados

Botón volver arriba