Nueve goleador

Con goles de Tevez y Ábila, Boca derrotó 2-1 a Lanús y arrancó con triunfo en la Copa de la Liga Profesional.

Arrancó la Copa de la Liga Profesional y Boca volvió a demostrar que es el mejor equipo del país, aunque muchos no coincidan, los datos lo demuestran. No hay rival en el 2020 que lo haya incomodado, si por momentos del partido, como hoy después del empate, pero enseguida se repone y va para adelante.

Con la ausencia de Andrada, por lesión, “Pol” Fernández y Soldano, por cuestiones tácticas, el Xeneize siguió en su andar triunfal frente al que hasta acá parecía el rival más duro del grupo y en lo que va del semestre. El equipo de Russo arrancó con todo y a los 13 minutos estampó una pelota en el palo, cuando “Wanchope” encaró al arquero, lo gambeteó y casi sin ángulo remató para que el balón diera en la base del vertical.
A los 18 Cardona lanzó un córner que cabeceó Izquierdoz y Tevez, abajo del arco, la paró y definió de derecha para abrir el marcador. Boca era más, Lanús no encontraba el rumbo y el resultado mostraba lo que pasaba en el juego.

Apenas 4 minutos más tarde Thaller, con amarilla, fue trabar contra el tobillo de Ábila en mitad de cancha, Rapallini amagó con amonestarlo, que significaba la roja, y lo terminó perdonando. El Granate enseguida llegó al empate, también tras un tiro de esquina, De La Vega la peinó y Sand, tras un despeje de Zambrano, puso el puño, el árbitro no lo vio y lo convalidó.

Parecía que el Xeneize perdía el rumbo, pero apareció Rossi que le tapó un mano a mano a Facundo Perez y a partir de ahí recuperó el balón y con el manejo de Tevez y Salvio, principalmente, siguieron generando jugadas que pudieron significar el triunfo parcial, pero el “Toto”, a lo largo de los 90′, erró demasiadas situaciones que en otros encuentros iban adentro.

Boca se iba al entretiempo mereciendo más que el empate, con un buen nivel de los 4 jugadores ofensivos y con un flojo partido de Campuzano que no pudo con la presión que le propuso Zubeldía y casi que lo anuló.
En el complemento Tevez, Cardona y Salvio siguieron manejando el partido e inquietando al arquero rival, aunque errando mucho más de lo que acertaron en la generación y en la definición, hasta que a los 10 Capaldo descargó con Salvio sobre la derecha que metió el centro que le cayó a Cardona, se acomodó, remató, Morales tapó y Wanchope de cabeza tomó el rebote para poner el 2-1.

El desgaste se empezó a sentir, Zubeldía apostó a los cambios y Boca lo sintió, Lanús apretó y ganó terreno por las bandas complicando a Buffarini y Fabra, que volvió a ser un buen partido, pero nunca llegó a concretar jugadas de peligro.

Sobre el final Fabra desplegó por la izquierda, se la tocó a Maroni, que había ingresado minutos antes, que desbordó, metió el centro bajo y Capaldo remató para la atajada de Morales.
Sin sufrir y mereciendo un ventaja más amplia, Boca volvió a ganar, demuestra que se sigue afirmando como equipo y le sirvió a Migue Ángel Russo para llegar a 12 victorias y 3 empates para superar el mejor arranque de un entrenador, cuando Alfredo Di Stefano alcanzó 11 victorias y 4 empates en 1969 y sumando 7 triunfos en 8 partidos de visitantes, números que invitan a ilusionarse aún más.

JotaPe

Periodista y Bostero.

Articulos relacionados

Botón volver arriba