Se pudo evitar

Un relato de un duelo innecesario

¡Gran contragolpe de Boca! Viene con la pelota Carlitos Tevez con los ojos fijos sobre el esférico. Nadie lo puede frenar. ¡Está agrandado el hombre de Fuerte Apache! ¡Y sí, señores! Viene de convertir el gol del campeonato para Boca. Parece, por momentos, aquel que tantas alegrías despertó en el 2003 pero más viejo y experto. Estamos cerca del área del Riachuelo. Todos estamos atentos por esta pandemia mundial, sin embargo, esto no termina y la jugada sigue. ¡Está el gol, Carlitos! ¡Hacelo!

Otros tiempos …

Otros tiempos .          

¿Qué ocurre? ¿Quién apareció? Esto si que nadie lo esperaba: se presenta en escena un colombiano que muchos conocen: ¡tremenda barrida del Patrón Bermudez! Tevez se sorprende y queda desparramado por el verde césped de La Bombonera. En el fondo, se escucha la radio con la voz inconfundible de Mario Pergolini diciendo que “esto se soluciona con plata. Es un contrato, tranquilos”, dispara el vicepresidente del club de La Ribera.

Los hinchas no entienden nada y sólo observan la escena. Nadie lo puede creer. Pero, de todas formas, Carlos se levanta y ve como el balón vuela por el cielo hasta que, como si fuera un arte de magia, cae en el botín derecho de Riquelme. El máximo ídolo de Boca la pisa y la pone bajo su suela, le pega un llamado a Carlitos y todo se arregla en pocos segundos.

La pregunta es: ¿Si todo arrancaba por el final de la jugada? Toca Riquelme, juega para Tevez… Y listo. Simple. Gol de Boca. Se pudo evitar…

Etiquetas

Angel Appella

Periodista. Relato al Viejo #Boca vencedor

Articulos relacionados

Botón volver arriba
Cerrar