Ryduan Palermo: “No creo que pase mucho tiempo para que mi papá dirija a Boca”

El hijo del histórico goleador xeneize habló con ConectadosXBoca a 9 años del último partido que jugó Martín en La Bombonera.

Martín Palermo tuvo una trayectoria digna para un guión de una película de Hollywood. Un goleador letal que atravesó por todos los estados y que siempre se superó.  Por eso, a 9 años del último partido del máximo goleador xeneize en La Bombonera, en Conectados X Boca se lo homenajeó con un programa titulado “9 Grandes  Hitos del 9″. En el que hubo un invitado especial: Ryduan Palermo, el hijo mayor del ídolo.

El joven, de 23 años, es futbolista profesional y juega en el Tlaxcala FC ​​de la Tercera División de México.  “Acá llevábamos varias fechas jugadas hasta que nos agarró la pandemia. Veníamos punteros de la tercera división y en lo particular estaba convirtiendo goles, pero ahora estamos a la espera porque se suspendieron los ascensos. Y a mí se me terminó el contrato”, contó Palermo junior.

¿Y cómo te definirías como jugador?

“Soy impaciente, me gusta salir del área para jugar. No soy un dotado técnicamente por eso vuelvo rápido. Mi viejo me aconseja y me dice que me beneficia estar en el área, que tengo que estar ahí para buscar meter goles”.

Acompañaste a tu papá en ese último partido ante Banfield. ¿Cómo lo viviste?

“Sin duda fue increíble compartir ese día tan especial con él, la cancha repleta. Miraba para arriba y no podía creer que estaba ahí. Igual que en el partido despedida”.

¿Cómo es ser el hijo del goleador máximo de la historia de Boca?

“Viví muy poco con él, pero siempre nos juntábamos. Era muy complicado ir a una plaza a jugar. Generalmente íbamos a comer, aunque también era complicado porque la gente no paraba de pedirle fotos y autógrafos. Igual yo trataba de disfrutar cada momento.  Empecé a ser conciente cuando el vuelve de España y la última etapa como futbolista que lo acompañé todo el tiempo. Y el momento más emocionante fue el del partido despedida”.

¿Y cómo definirías a La Bombonera?

“La Bombonera es una cosa increíble, un clima que no se vive en ninguna otra cancha del mundo. Cuando la gente grita no hay hinchada que se compare con la de Boca. Cada vez que voy, miro a la gente y no lo puedo creer. Y para los jugadores debe ser una motivación increíble”.

¿Sabés dónde quedó ese arco que le regalaron a tu papá?

“Está en La Plata, en un complejo que tiene mi papá con mi tío (NdR.: el complejo se llama Montego Sport y está ubicado en 44 entre 147 y 148). Está ahí para que la gente se saque fotos y lo pueda conocer”.

Siempre dijo que era hincha de Estudiantes, pero a Boca aprendió a quererlo. ¿Por eso era tan especial cuando enfrentaba a Gimnasia y a River?

“Claro, los partidos contra River y Gimnasia se los tomaba diferente. Siempre daba un plus porque eran algo especial. Los disfrutaba, le gustaba enfrentarlos. No tenía presión. Igual mi papá no paraba de hacer goles nunca, todos los torneos estaba peleando por ser el goleador. Es como ahora vemos a Messi y a Cristiano en Europa”.

¿Y qué goles te gustaron más?

“Tengo dos: el de cabeza a Vélez desde mitad de cancha y el de chilena a Banfield, son dos golazos que quedan en el recuerdo”

¿Y los que más gritaste?

“El gol a River en el último clásico fue muy emotivo. Y el gol que le hace a Junior en el que me vino a abrazar porque yo estaba cerca del banco de suplentes. Esos dos fueron los que más festejé. El sabía como ganarle un segundo a los defensores, tenía esa cualidad de que la pelota siempre le caía a él”.

¿Y cómo lo definirías? 

“Tres cosas lo identificaron a mi papá: optimismo, locura y persistencia”.

¿Volverá a Boca, ahora como técnico?

“Siempre que se va un técnico de Boca se habla de él. A mí me gustaría verlo en Boca. No sé cuándo le tocará. Recién arranca, es joven para la carrera de técnico. Pero no creo que pase mucho tiempo para que dirija a Boca.  Es su segunda casa. Va a ser un desafío muy grande”.

 

Articulos relacionados

Botón volver arriba