Vicente Pernía: “El hincha me demuestra que no defraudé a nadie”

El "Tano" cumplió 71 años y recordó su época de jugador xeneize en una entrevista imperdible.

Cumple años el mismo día que La Bombonera, pero tiene nueve menos que el templo xeneize, ese que lo vio entregar todo por la gloriosa azul y oro. Vicente Pernía, el Tano, el que jugó casi 400 partidos en Boca, el que ganó 6 títulos (Metropolitanos 1976 y 1981, Nacional 1976, Libertadores 1977 y 1978 e Intercontinental 1977). El exlateral habló en ConectadosXBoca por Cadena Xeneize y recordó su gran carrera.

“Me emociono cuando hablo de Boca. Los hinchas de Boca son los mejores del mundo, no hay como el hincha de Boca, son distintos, únicos. Opino con el corazón. Por eso les digo a los jugadores que tienen que dejar todo de lado para estar mejor, trabajar más, dar todo por esa gente. El que debe contagiar a los hinchas es el jugador. La gente cuando ve que el jugador mete, se compromete, alienta continuamente”, confiesa Pernía.

La Bombonera

“La Bombonera es un lugar especial, a nosotros nos reconfortaba y había equipos a los que les pesaba jugar ahí. Sabíamos que era una ventaja. Es un orgullo haber nacido el mismo día que semejante símbolo. Es mucho lo que siento, lo que la quiero, lo que me significó jugar tanto en ese campo”.

El título más festejado

“La primera Copa Libertadores fue la que más disfruté, debíamos ganarla. Quince días antes de la final una persona se me arrodilló en la fila de un banco y me rogó que la ganemos por primera vez. Eso es lo que significa Boca. Era un compromiso muy grande darle ese título”.

La comparación con Ibarra

“Yo le dije a Macri que tenía que comprar a Hugo Ibarra, lo había visto un par de partidos en Colón y me gustó. Mauricio me preguntó quién era. Al tiempo vino y fue lo que fue. Yo marcaba más, cerraba y pasaba más al ataque de sorpresa. Hugo llegaba con la pelota en los pies, tenía más técnica. Pero en la marca y en ataque creo que fui un poco más yo”.

Los mejores jugadores que vio en La Bombonera

“Ufff, hubo muchos. Excelentes jugadores en el club. Beto Márcico, Heber Mastrángelo, Felman, Mouzo, Sá. Muchos del ciclo Bianchi. Hay uno que me llenó y no sé por qué no se le dan los méritos reales y es Sebastián Battaglia. Fue el mejor cinco que hubo en la historia de Boca y de Argentina. Un monstruo, manejaba el ritmo y donde se paraba el equipo de Bianchi. Era increíble. Yo lo seguía mucho sin la pelota. Te llegaba al gol y nadie se daba cuenta. La gente lo adora como persona y como jugador”.

El recuerdo de los hinchas

“Entrar hoy a La Bombonera es un momento de felicidad, de tranqulidad, de paz, de saber que soy correspondido. La gente me demuestra que no defraudé a nadie. Me significa mucho, la mente me empieza a volar por esos partidos gloriosos de tribunas siempre colmadas. Jugamos 4 partidos muy importantes con River y gracias a Dios nunca perdimos. Si hubiese pasado lo contrario aún estaría sin poder dormir porque no me hubiera perdonado perder con la gente de Boca en el estadio, jamás lo hubiese tolerado. Y podría haber pasado porque River tenía muy buenos equipos. Esa noche que le dimos la vuelta en la cancha de Racing, en el 76, en una final mano a mano no me lo voy a olvidar jamás. La alegría de esa gente me hizo feliz”.

Etiquetas

Articulos relacionados

Botón volver arriba
Cerrar