A lo Ferguson

“Pensamos en Russo para más de 10 años, queremos mucho tiempo a Miguel en el club, ninguno puede pensar en otro futuro cuando tenés un gran técnico. Es muy capaz y una excelente persona. Fue el primer técnico que me recomendó Román”. Las palabras del presidente Ameal retumbaron durante la presentación de Miguel Ángel Russo, el 30 de diciembre pasado.

Suena utópico en el histérico fútbol argentino donde todo se discute y los pergaminos suelen ponerse a prueba fecha tras fecha, que un técnico tenga la continuidad en su cargo como la de Sir Alex Ferguson en el Manchester United . Allá por septiembre de 2007, a meses de la participación en el Mundial de Clubes y dulce tras conquistar la sexta Copa Libertadores, Russo se entusiasmaba con la posibilidad de emular al escocés. Sabemos lo que sucedió después de perder la final ante Milán.

Sin embargo, el escenario cambió.  Esa espina quedó clavada en el corazón de Miguel, quien pensó siempre en tener revancha con la azul y oro. De la mano de la nueva conducción su regreso se hizo realidad, 12 años después. Y en poco menos de 3 meses logró lo que parecía difícil: superar a River en un gran sprint final y consagrar campeón a Boca.

Hasta que esta pandemia "detuvo el tiempo", Russo llegaba a las 6.30 al predio de Ezeiza y recorría las instalaciones para hablar con todo el personal de maestranza, para saber todo y achicar márgenes de error. El DT siempre intenta estar en todos los detalles, tal como aprendió de uno de sus maestros Carlos Salvador Bilardo. Su premisa es trabajar, no quejarse, sufrir en silencio para después gozar en grande.

Y Riquelme no tuvo dudas: lo conoce como pocos. Pensó en él para potenciar el plantel. Por su idea ofensiva (con mucho equilibrio) y la transmisión de una mentalidad ganadora. Más acorde a la gloriosa historia xeneize.

Y los jugadores se encolumnaron. Fortaleció al grupo con mensajes simples, sinceros y sin contradicciones. Desde Carlos Tevez hasta el último juvenil que subió a Primera entendieron el mensaje.

Russo volvió al club  fortalecido. Superó hace un par de años una batalla contra un cáncer de próstata. Su espíritu de lucha le permitió regresar enseguida al ruedo. Y los resultados futbolísticos lo acompañaron en este primer tramo. El maldito Coronavirus frenó el envión. Aún no está claro cuándo será el regreso a la competencia, ya sea a nivel local como internacional. Lo que si está claro es que el Proyecto Russo tiene banca: Riquelme y Ameal saben que tienen al mejor DT (Bianchi ya no dirige) , el que conoce como pocos el Mundo Boca. El que pertenece al selecto trio ganador de Copa Libertadores (Toto Lorenzo, Carlos Bianchi, Russo).

En principio quieren que sea el DT durante todo el mandato. Si logra permanecer será también porque alcanzó los objetivos que todos los hinchas queremos. Porque Boca es Deportivo Ganar Siempre.

Articulos relacionados

Botón volver arriba