Juan Simón: “La gente de Boca pide que te vacies por la camiseta”

Juan Simón fue un defensor central elegante, con gran timming para anticipar y para “barrer” sobre los laterales. Llegó a Boca en 1988 por pedido del Pato Pastoriza tras su paso por el fútbol francés. Con el Xeneize consiguió salir campeón en 5 oportunidades: (Supercopa Sudamericana de 1989Recopa Sudamericana de 1990Torneo Apertura 1992Copa Master de Supercopa de 1992 y Copa de Oro Nicolás Leoz de 1993). Disputó 218 partidos y no marcó goles.

“Mi debut oficial fue en el 88 ante River en el Monumental. Me marcó la carrera, fue entrar con el pie derecho en el club. Fue impresionante, hubo más gente de Boca que de River en ese partido. Recuerdo que el primer gol lo hace Walter Perazzo tras pase de Tapia. El segundo fue del Alfil Graciani”, nos cuenta Simón en diálogo en ConectadosXBoca, el programa que se emite en Cadena Xeneize.  

La hinchada de Boca es incomparable, es incondicional. El jugador de Boca que entra a la cancha sabe que siempre tiene que dar un plus. No se negocia la entrega. Soy de la época en que no se ganaban muchos títulos y nunca nos faltó el aliento. La gente de Boca pide que te vacíes por la camiseta, no títulos. Ese es el hincha de Boca”, agrega el exdefensor.

“En ese año 89 pudimos haber cortado la racha sin títulos, mas allá del torneo internacional. El objetivo era ganar un torneo local. Perdimos ese campeonato del 89 ante el Independiente de Solari, que era un muy buen equipo, al que después le ganamos la Supercopa.  El cruce del Puente Pueyrredón fue una locura tras ganar en Avellaneda. Llegamos a La Bombonera y estaba llena”, indica Simón, en su relato sobre sus seis años en el club.

Otro recuerdo imborrable fue el ansiado título del 92. “En el partido ante San Martín de Tucumán yo estaba operado de la rodilla. Fue un desahogo el gol de Benetti. No sé como hice para caminar pero al final entré a abrazarme con todos”, relató.

Pastoriza

“Tenía mucho feeling con el Pato Pastoriza, muchos orígenes comunes allá en Rosario, estudiamos en la misma escuela, me casé en la misma iglesia”.

Tabárez

“Tabárez es un maestro, sigo en contacto. Me marcó mucho como técnico y como persona. Estaba en todos los detalles, un ser humano sensacional”.

Las polémicas con River

“Me cansé de hablar de Delfino, lo que sucedió en el partido de ida de la Copa Libertadores 2015 en la cancha de River. La patada de Funes Mori, que hace poco reconoció que “era para que me metan preso” y Delfino solo le sacó amarilla. La patada de Vangioni, la trompada de Sánchez.  Pero como no  tenemos pruebas con los árbitros, hay que bajar la cabeza y marche preso. Siento lo mismo que sintieron todos los hinchas en la Libertadores y en la Sudamericana. Y se lo dije al que se lo tenía que decir.

 ¿Al expresidente Angelici?

“Si, le dije al presidente: “¡Nos están robando!” Y me contestó: no, no, no”. Suena crudo decirlo así. Nos perjudicaron, fuimos perjudicados. Preguntale a cualquier hincha de Boca lo que pasó. La patada al Burrito Martínez, la de Ponzio a Gago, el gol anulado a Gigliotti. Sucedieron cosas rarísimas. Todo comienza en aquella Sudamericana. Ellos sabían que eran inferiores a Boca y lo reconocían. El equipo del Vasco era superior, tenía más plantel. Un River-Boca tenía que jugarse un miércoles, como los dos equipos habían jugado el domingo pidieron de pasarlo para un jueves. ¿Por qué? Porque nosotros teníamos más plantel y teníamos más recambio. Entonces para tener más recuperación pasaron el partido del miércoles al jueves. No tengo la certeza, pero el árbitro para ese partido en cancha de River no era Delfino. Y después apareció Delfino. Recuerden que esos partidos sentaron un precedente: después nunca más árbitros argentinos fueron designados para partidos entre equipos argentinos. Por lo que pasó en ese partido.

Ameal

“Ameal deja todas las decisiones futbolísticas en Román y eso está perfecto. Eligió a un muy buen DT que dio continuidad a los jugadores, por eso el equipo sale de memoria. Soldano juega de 9 no de volante por derecha” .

Tevez

“No me sorprendió el nivel final de Tevez. Ya había mejorado en lo físico. Ahora tiene más desplazamientos, se puede sacar un hombre de encima. Y tiene un DT que le da confianza”.

Articulos relacionados

Botón volver arriba