Luche y gane

Boca volvió a hacer lo que debía, con momentos de buen fútbol, sobre todo en el primer tiempo, le ganó con autoridad a Godoy Cruz, colista de la tabla de posiciones, aunque no sin tener minutos de sufrimiento. Fue 3-0, con un golazo de Tevez y doblete de Salvio en los minutos finales, aunque pudieron ser más.

En este 2020 se está viendo otra actitud de los jugadores, individual y colectivamente, que hace entusiasmar al hincha con que se le puede arrebatar un título que parece ya casi tener dueño. Se podrá o no salir campeón, pero lo que es claro, que con este nivel, nada se le podrá reprochar a este cuerpo técnico.

Boca arrancó el partido manejando la pelota, apostando a los arranques de Villa, la experiencia de Tevez y el trabajo silencioso de Soldano. Fue así que a los 18 minutos, el Xeneize tenía un tiro libre en mitad de cancha, Tevez se avivó, la pidió rápida, “Pol” Fernández se la dio, y Carlitos, después de sacarse a uno de encima, metió un zapatazo de afuera inatajable.

En el resultado se reflejaba el dominio total del equipo de Russo frente a un equipo que regaló el medio, que en el fondo poco pudo hacer y cuando intentó atacar se encontró con Campuzano y Alonso de gran nivel que cortaron todo lo que tuvieron enfrente.

En el segundo tiempo el conjunto mendocino sumo al volante Juan Brunetta que en los primeros minutos generó las únicas 3 chances que tuvo el Tomba, pero entre Izquierdoz y Andrada defendieron el arco que terminó en 0 por 14º partido en el torneo.

El técnico local vio que le faltaba acompañamiento al volante colombiano y mandó a la cancha a Capaldo en lugar del Fernández. Con el cambio y la roja a Herrera 5 minutos más tarde, Boca recuperó la pelota y la tranquilidad.

A 10 del final ingresó Ramón Ábila, que en la primera que tocó ponía el 2-0, pero el asistente marcaba un off side muy díficil de percibir. Pero el Xeneize iba a ampliar el marcador a 5 minutos del final cuando Tevez se la dio a Salvio que arrancó de 7, cortó para adentro de derecha y pisando el área la puso de zurda al 1er palo.

El “Toto” iba a tener otra en la siguiente jugada cuando tras 2 remates fallidos, tomó la pelota y, otra vez de zurda, remató al arco para poner el 3-0 definitivo.

El estadio era delirio total, con la gente acordándose de River, puntero del torneo, y sabiendo que las chances de sacarle el título están intactas esperando la ayuda de alguno de los 3 rivales del equipo de Núñez.

Por lo pronto, hay que estar entusiasmado porque el equipo muestra ganas de luchar y actitud ganadora, algo que hacía rato que no se veía y, que más allá de como termine la actual superliga, sirve para entusiasmarse de cara a todo lo que viene en este año en el que ya se sumaron más goles y puntos que en los últimos 9 partidos del 2019.

JotaPe

Periodista y Bostero.

Articulos relacionados

Botón volver arriba