Empate que aleja

El de hoy era un domingo especial para el hincha de Boca porque volvía Russo como la cabeza del equipo, volvía a jugarse un partido con una camiseta Adidas después de 27 años y la platea, como sucedió hasta mediados de los 90, presentaba apenas una baranda y un pequeño foso, que separa a los hinchas de los jugadores.

El 11 titulas presentó algunas sorpresas para más de uno con la ausencia de Villa y Reynoso, dos los que mejor habían rendido en San Juan, y la presencia desde el arranque de Tevez y Zárate como delanteros, cuando no habían compartido minutos con Russo en el banco.

El encuentro arrancó con el Xeneize manejando el balón y el ritmo del partido, aunque sin generar chances se animaba a jugar en campo de Independiente apostando a la banda izquierda con Obando y Fabra.

Ese juego duró apenas 20 minutos, porque en un pelotazo largo, Izquierdoz, que ya estaba amonestado tras un falta innecesaria en mitad de cancha, tocó a Romero a la pasada y le significó la 2da amarilla y la roja. Boca se encontraba enseguida con uno menos.

Automáticamente Russo llamó a Junior Alonso que saltó a la cancha para completar la defensa y aunque muchos esperaban la salida de alguno de los 2 delanteros, el técnico se inclinó por “el cambio más fácil” sacando al juvenil Obando, que no venía haciendo un mal partido.

A partir de ahí el equipo de Avellaneda, con la conducción de Pablo Pérez, empezó a manejar la pelota, a jugar en campo rival y a genrarle peligro al arco de Marcos Díaz, que en ese primer tiempo tapó 3 pelotas claves, además de una que se estrelló en el palo, para mantener el 0 en arco propio.

En el complemento, a los 4 minutos, Perez se animó de afuera, y el ex arquero de Huracán volvió a salvar al Xeneize que no hacía pie. Recien sobre los 12 minutos Tevez tuvo la mas importante del partido, con un remate desde la medialuna que tapó Campaña.

Con la entrada de Villa el local mejoró y pudo manejar la pelota, aunque le costó generarle peligro al equipo de Avellaneda, que a los 30′ se quedó con 10 por la expulsión del ex capitán de Boca, que fue a marcar con un planchazo a Jorman Campuzano.

Parecía que era el momento para ir por el triunfo, pero Russo, que tenía en mente poner a “Wanchope” Ábila, demoró unos minutos el cambio, aunque no terminó sirviendo de nada.

Boca terminó igualando frente a Independiente, que tuvo las más importantes del partido, pero gracias a las intervenciones de Marcos Díaz, no terminó en derrota.

Con el empate el Xeneize quedó a 3 puntos del líder, River, con 6 fechas por jugar y dependiendo que deje puntos en el camino para poder alcanzarlo, y sumar lo más posible en los 3 viajes al interior que hay hasta el final del torneo.

JotaPe

Periodista y Bostero.

Articulos relacionados

Botón volver arriba