Empate sin ideas

Boca llegaba con la intención de asegurarse poder terminar el 2019 como puntero más allá del resultado del próximo domingo en Rosario. Pero el equipo de Alfaro terminó siendo más de lo mismo que se vio a lo largo del año.

Fue Argentinos el que empezó mejor, manejando la pelota y aprovechando las espaldas de Buffarini, que con el correr se acomodó y a partir de ahí el Xeneize empezó a controlar el ritmo de juego, al punto que a los 10 minutos tuvo la primer chance que terminó con la pelota dentro del arco, pero Andrés Merlos, de pésimo arbitraje, lo anuló por una supuesta infracción de Ábila.

De los pies de Mac Allister, uno de los pocos que intentó algo, Boca siguió insinuando peligro, aunque casi no remató al arco. Recien a los 30′, el ex “Bicho” desbordó y de zurda metió un centro pasado que superó a Chaves y sirvió para Wanchope de cabeza pusiera el 1-0.

Gol de Ramón Ábila || Relato de Ángel Apella

Sin hacer mucho, el resultado era justo. Durante ese primer tiempo no se vio mucho más, con un Andrada que no tuvo trabajo y una zaga central que supo responder cuando lo exigieron.

En el segundo tiempo, Diego Dabove plantó a su equipo unos metros más arriba para presionar en la salida del equipo de Alfaro. Boca no sabía como salir y le costaba manejar el balón. Marcone era gran responsable del nivel del equipo, que perdió sucesivamente cada vez que quiso salir desde abajo.

Una desatención de la defensa terminó en un centro frontal a la medialuna, que Batallini bajó de taco y Santiago Silva la picó para poner el empate. Hasta ahí el equipo de La Paternal no había pateado al arco de Andrada y terminó siendo la única situación de gol.

Pese a los cambios, el equipo de Alfaro siguió sin ideas y apenas un remate de Zárate de media distancia fue lo más cerca de conseguir el segundo. Sobre el final, el asistente no vio una pelota que rebotó en Hauche y terminó en roja para Sebastián Villa que reclamaba, con razón, el córner para Boca.

El último partido en La Bombonera no fue más que un reflejo de lo que fue el semestre de Boca, que cada vez que tuvo que enfrentar a rivales directo por la pelea de un título, careció de ideas futbolísticas y estrategicas, que fueron salvadas principalmente por la defensa y el arquero.

El domingo se viene el último partido del año, habrá que ganar para terminar como punteros esta parte de la Superliga y esperando que sucederá a partir del 9 de diciembre con el entrenador y el plantel.

JotaPe

Periodista y Bostero.

Articulos relacionados

Botón volver arriba