Descansar un poco, sólo hasta la próxima

Convengamos que Alvarado es un poquitito más que los Rápidos de Colorados; por lo menos esa fue la sensación. Hasta por una cuestión de amor propio, eso que caracteriza al jugador argentino, es que Alvarado en el concepto general, es más que aquellos entusiastas futbolistas universitarios norteamericanos. Por eso, si en aquel partido encendimos las alarmas, en este frente a Alvarado podemos descansar un poco, sólo hasta la próxima, como nos tiene acostumbrado el Boca del Mellizo.

Ya se ha dicho que ante la cantidad de jugadores, lo primordial para el entrenador era encontrar en primer lugar el equipo titular, a lo sumo doce o trece futbolistas. Y que se hace fundamental darle rodaje a esos once, para que se vayan “interpretando” dentro de la cancha.

Es saludable que Guillermo haya apostado por Cardona. El fútbol sigue siendo un juego, con una pelota; no es una maratón. Por eso, tener a alguien que piense antes de correr, es saludable; sin tanta estrategia ni táctica bielsista que ya sabemos cómo concluye…

Fue bueno el entendimiento en los minutos que entró Tevez con Zárate. Aunque aparenta ser una relación futbolística fría entre ambos, la sensación es que de a poco, si son solidarios, le pueden dar a Boca muchos dividendos.

No podemos ahondar demasiado por el contexto y las circunstancias. Sí destacar algunas buenas intenciones plasmadas en el campo por el entrenador. Ahora, el desafío será cómo defiende “su” equipo Guillermo ante las presiones internas y externas. Porque las habrá; algo que tras el partido, el propio Tevez salió a desbaratar lo que iba a ser toda una semana de comentarios con respecto a su título de suplente.

En los tres partidos que jugó Boca en este semestre, o en este inicio de temporada, nos hizo reír; luego llorar; y otra vez reír. Esperemos…

 

Marcelo Rodriguez

Periodista de Crónica. Las opiniones son personales. Autor de Con alma y corazón, el fenómeno Boca Bianchi.

Articulos relacionados

Un comentario

Botón volver arriba