FUERZA FERNANDO!

El Chino Benitez asume como DT de Boca tras la ida de Carlos Bianchi y luego del fracaso de Miguel Ángel Brindisi.
La CD ya había repatriado a Martín Palermo, Traverso, Matellán y vinieron además jugadores de renombre con el propósito de buscar apaciguar lo que significaba el efecto salida del Virrey. Ese semestre no había arrancado nada bien con Miguelito en el banco.
Saltemos en el tiempo hasta el mes de diciembre de ese año 2004 para hablar de lo más importante que ocurrió en ese dispar semestre: ya con el Chinocomo DT de Boca, el Xeneize alzaba la Copa Sudamericana y en cancha de Quilmes debutaba Fernando Gago. Pintita, oriundo de Ciudadela, jugó los 90 minutos dentro de un equipo plagado de juveniles y suplentes. Ese partido se jugó tres días antes de la primera final jugada con Bolívar, disputada en la altura de La Paz. Volvió a vestir la camiseta número 32 en la Bombonera, en la última fecha del Apertura 2004, torneo en el que Boca quedó a diez puntos del campeón, con la misma cantidad de victorias que de derrotas.
El Chino Benítez le ratificó la confianza al juvenil Gago, quien ya con la camiseta 14 arrancó jugando en el inicio del Clausura 2005 ante Lanús, mientras que el centrohalftitular en la Copa Libertadores era Raúl Cascini. Para esa Copa, a Gago le tocó la camiseta número 11, casaca que usó un solo partido. Fue contra Pachuca, con victoria de Boca por 4 tantos a 0, siendo una noche en la que el Brasileño Baiano marcó el cuarto gol Xeneize. Por el torneo local, su rendimiento fue mejor que el irregular andar de Boca. Su nombre ya empezaba a oírse más seguido. Escupitajo affairemediante, Benítez fue reemplazado por el Chueco Alves, quien asumió un muy breve interinato hasta concluir el torneo.
Hasta que llegó a Boca el Coco Basile. Ahí Fernando Gago se convirtió en un jugador irreemplazable. Ya con la “5” en su espalda, llegó el 5 de 5 con Basile. Dos torneos locales al hilo, dos Recopas y la Sudamericana 2005 (Boca es el único equipo que obtuvo dos veces seguidas dicho trofeo). Gago le aportaba toque seguro, de primera, era bien ofensivo, con despliegue y buen quite cuando era necesario. Un medio campo que compartía con los Bilos, Vargas, Cagna, Cardoso,Battaglia oLedesma a sus costados. Aún ante semejante apellidos, Gago jugaba siempre. Y ello no era nada casual. Se entendía perfecto con el enganche Insúa, el otro titular inamovible para el DT. Y arriba estaban Palacio y Palermo, más Guillermo y Delgado, ni más ni menos. El actual DT sabe muy bien lo que puede dar Gago. Desde muy chico que lo conoce.
No sólo Gago era fija entre los once, sino que además jugaba los 90 minutos sin excepción.
Omitamos en el análisis a la era La Volpe. Es que el excelente nivel de Gago no cambiaba, el que cambió fue el Bigotón y así nos fue. En esa etapa marcó su primer gol. Fue contra Vélez, partido que Boca perdía 2 a 0 y lo ganó 3 a 2.
Crack, con un estilo elegante hasta para robar el balón, Gago fue vendido al Real Madrid por una cifra de aproximadamente 20 millones de Euros. Un importe que lucía algo descabellado para un jugador con 81 partidos y ese solo gol en primera.
De Europa no volvió en su mejor estado físico. Fueron siete temporadas repartidas entre Real Madrid, Roma, Valencia con 172 partidos, 18 asistencias y dos goles. Tras un semestre en Vélez Sársfield,volvió a vestir la azul y oro.
Carlos Bianchi era el técnico de Boca y lo pidió como refuerzo. Hasta lo defendió cuando Banega sonaba como refuerzo de Boca. La famosa frase de las pastas.
En su primer partido tras su vuelta, justo enfrentó a Vélez en la Bombonera. Fue por la quinta fecha del Inicial 2013. Desde ese entonces, suma otros 105 partidos vistiendo la camiseta de Boca, con 7 tantos. Esto equivale a un total de 186 partidos, con 8 tantos y 19 asistencias. De esos186 partidos, Boca ganó 112 encuentros y perdió sólo 35 juegos. Números que trascienden a cualquier apellido.
Mejor dejemos los números de lado. Éste Gago que volvió no es aquel juvenil volante central que llegó a la selección y a los mejores equipos de Europa. Se convirtió en un táctico más maduro, en el prolijo primer pase, en referente del plantel aunque algo gesticuloso. Cuando él juega, Boca es generalmente superior al rival.
En su vuelta padeció dos graves lesiones ante el rival de siempre, que lo sacaron 6 y 7 meses de la cancha respectivamente. Demasiada mala suerte. Cuando regresó para el campeonato 2016/2017, lo hizo en un nivel superior al previo a ser vendido a Europa. Fue contra San Lorenzo, en el Nuevo Gasómetro. Los 21 jugadores restantes jugaron a lo que Gago quería. Mejor dicho, Gago manejó los hilos de los restantes 21 jugadores que estaban en el campo de juego. Así fueron esas últimas cuatro fechas del año calendario 2016, con la ayuda de un Tevez intratable. En esos partidos, Boca marcó 14 goles ante rivales como San Lorenzo, River, Racing y Colón y logró una ventaja de puntos que resultó vital para volver a salir campeones.
Jugó un muy buen nivel en el año 2017. Tal es así que volvió a ser convocado para la selección nacional, siendo uno de los pocos jugadores del fútbol doméstico en ser parte del plantel.Paralelamente Boca venía jugando en un gran nivel, ganando todos los partidos del Torneo 2017/8 hasta el fatídico partido entre Argentina y Perú en el que Fernando Gago vuelve a lesionarse. Tercera muy grave lesión en tres años. Previo paso por la reserva (ante Unión de Santa Fe), volvió para ser parte de la última fecha jugada en cancha de Huracán, y tuvo algunos minutos en el 5 a 0 Copero contra Alianza Lima.
Una distensión en el isquiotibial de la pierna derecha,que sufrió en un partido amistoso disputado contra Miami United, lo trajo anticipadamente de regreso a la Argentina, marginándolo de la pretemporada. Una lamentable noticia.
Fernando Gago no es el clásico volante tapón característico de la garra Xeneize. Es el volante central que más le gusta a Guillermo Barros Schelotto, pero con Wilmar Barrios en el plantel, es el interior derecho a medida. Es de esa clase de jugadores aparece muy de vez en cuando, y los bosteros tenemos la suerte que Fernando Gago es nuestro
Fuerza Fernando, te sobra carácter para volver a demostrar la clase de jugador que sos. Todo Boca te espera

 

Leandro Valdés

Abogado. Periodista. Escribí Los verdaderos Mellizos de la Boca y  Mística 2000.

Articulos relacionados

Un comentario

Botón volver arriba