Analizamos a Independiente: plantel corto y con ausencias

El Boca de Battaglia ante una de las grandes pruebas que le quedan de acá hasta la final de Copa Argentina. El Rojo de Falcioni busca un triunfo para entrar a las copas.

Tres victorias consecutivas lleva el Boca de Battaglia. Otra buena racha, que además incluye 3 vallas invictas. Luego del traspié ante Gimnasia el equipo volvió a recuperarse y se acomoda en las 2 competencias. Desde el 0 a 0 ante Patronato, no ha empatado (7 triunfos y 3 derrotas). Enfrentar a Independiente en Avellaneda es una linda prueba. A pesar del mal momento del Rojo, tener enfrente a Velasco, Romero, Roa, Bustos, Blanco, Sosa y jugando como visitante es una muy buena medida. Falcioni necesita los 3 puntos para seguir soñando con la Libertadores. Hoy están a 7 puntos del Xeneize que sería el último clasificado. Una derrota lo dejaría fuera de la opción de ingresar a la Copa por la clasificación 2021. Luego le quedara solo la chance de ingresar dependiendo que Talleres o Boca ganen la Copa Argentina. Pero para eso debe superar a Lanús y Estudiantes. INDEPENDIENTE NECESITA GANAR.

¿Cómo llega el Rojo? El equipo de Avellaneda no llega en un gran momento. A la derrota del pasado fin de semana contra Central Córdoba, se suma una seguidilla de 12 encuentros, de los cuales solo gano 3. Solo sacó 13 puntos de los últimos 36. Además, sin jugar nada bien. Ganarle solo a Unión o Arsenal en los últimos 9 encuentros es muy poco. Ha perdido contra Aldosivi, NOB y Central Córdoba, 3 equipos que no ganan muy seguido. Aun así, marcha en el puesto 9 con 31 puntos, producto de 8 victorias, 7 empates y 6 derrotas. Jugando como local suma 5 triunfos, 4 empates y 2 derrotas. Lanús y Godoy Cruz fueron los únicos que se llevaron los 3 puntos de Avellaneda. Un dato llamativo es que hasta la salida de Sebastián Palacios el equipo había sacado 18 puntos sobre 27 (66.6%) y sin el delantero han sumado 13/36 (36%). Aun con todos sus defectos, su capacidad de meter diagonales y encontrar los espacios por afuera, era importante para el Rojo.

 

Si vamos a las estadísticas grupales, nos encontramos con un Independiente que solo marco 22 goles en 21 encuentros (13°). También recibió 18(5°). Pudo mantener la valla invicta en 9 encuentros (5°). Su promedio de posesión es del 55.7% (6°) y su promedio de disparos es de 9(17°) por encuentro (4 al arco). También promedia 1.3 ocasiones claras por partido (20°), de las cuales desaprovecho 0.9 (17°).  Según estos datos podemos entender que al Rojo le ha costado mucho tener un ataque efectivo. Desde la salida de Sebastián Palacios, el equipo se ha resentido en todo sentido. Sus números en disparos, ocasiones claras y goles son muy flojos para un equipo grande.

En estadísticas individuales hay algunos jugadores que se han destacado. El jugador más destacado para mí ha sido Alan Soñora. El zurdo ha contribuido con 4 goles, 4 asistencias y 5 grandes ocasiones creadas. Promedia 1.9 pases claves, 1.3 disparos y 1.1 regates por partido y además tiene un 90% de precisión. El Goleador del equipo como siempre es Silvio Romero con 8 goles. Su torneo aun así no ha sido de lo más destacado, porque ha desperdiciando muchas ocasiones claras (7). Promedia 2 disparos y 0.6 pases claves. Alan Velasco es una de las esperanzas, pero le está costando explotar. Suma 1 gol, 4 asistencias y 6 grandes chances creadas. Un promedio de 1.8 disparos, 2.2 pases claves, 4.6 regates y 9 duelos ganados por encuentro. Sus números son buenos, pero se espera más aún. Defensivamente hay que destacar los números de Insaurralde y Barreto. El Chaco promedió 4.5 despejes, 1.2 intercepciones y 1/1.1 quites. También tiene un 63% en duelos ganados. El juvenil Barreto también ha cumplido. 4.3 despejes, 1.6 intercepciones, 1.5 quites y 6.3 duelos ganados (60%).

¿Cómo formará Independiente? Algunas dudas en el equipo de Falcioni. Lucas Romero llego a las 5 amarillas y no podrá estar. Su reemplazante tiene varios candidatos distintos. Puede ser Benavídez, Braian Martínez y hasta un cambio de sistema con el ingreso de Muñoz.  Cualquiera de esos nombres implicaría un estilo distinto. En la prueba del martes, con Muñoz dentro, el equipo fue (5-2-3 o 5-3-2): Sosa; Bustos, Barreto, Muñoz, Insaurralde, Togni; Blanco o Benavidez, Lucas González; Roa o Blanco, Romero y Velasco. Con el ingreso de Martínez, el sistema fue 4-2-3-1 con Sosa; Bustos, Barreto, Insaurralde, Togni; Blanco, González; Martínez, Velasco, Roa; Romero. Si juega Benavidez, el sistema es también el 4-2-3-1, pero sería Domingo Blanco el que pase a la derecha por Braian Martínez. Como jugó en Santiago contra Central Córdoba. Además de la ausencia de Lucas Romero, desde el encuentro pasado, el Rojo está sufriendo no contar con Alan Soñora, que esta con un problema muscular. Lucas Rodríguez, el lateral izquierdo está volviendo de una lesión y todavía no está disponible. El corto plantel de Falcioni, más las ausencias, le complican un poco el armado y las variantes.

LINEA DE 4
LINEA DE 5
LINEA DE 4 CON BLANCO Y GONZALEZ DE DOBLE 5. BRAIAN MARTINEZ TITULAR.

Este equipo de Falcioni no se alcanza a reconocer como un equipo de Julio. Es un equipo de más tenencia (57%) que los anteriores y que apuesta por varios intérpretes ofensivos. Laterales como Bustos y Togni, mediocentros de más juego y dinámica que posicionales, varios jugadores ofensivos y desequilibrantes juntos y con libertad para moverse. En muchos equipos de Falcioni hemos visto un 4-4-2 o 4-2-3-1 donde los volantes que iban por afuera eran más de banda. En el caso de este Independiente todos tienen libertad para cerrarse e incluso en algunos casos, cambiar de posición como lo hacen Roa y Alan Velasco. En lo que, si se puede reconocer que es un equipo de Falcioni, es en que no es un equipo demasiado vistoso. Silvio Romero es quien intenta retroceder para ser el nexo entre los volantes y delanteros. En muchas ocasiones el equipo puede quedar partido. La solidez defensiva nunca alcanzó a ser un atributo de este equipo y eso sorprende en un equipo de este entrenador.

¿Cuáles serán las claves?:

  • Boca con ausencias. Battaglia apuesta por una especie de recambio que sorprende. Prefiere cuidar a los Cardona, Villa, Fabra, Campuzano, Ramirez, Rojo y Vázquez, en una decisión que sorprende, porque es la visita más riesgosa y quizás el encuentro más difícil que queda de acá al final de torneo. Este recambio le dará la chance a Licha López, Sandez, Medina, Varela, Salvio, Pavón y Briasco de demostrar que pueden ser importantes en lo que queda del año. Veremos si Boca extraña el gran nivel de Villa, Cardona y Fabra en los últimos partidos y los goles de Vázquez. También veremos si Varela puede cuidar el lugar de Campuzano, justo en un encuentro donde enfrente tendrá a Alan Velasco.
  • Silvio Romero y Alan Velasco. Son la jerarquía de Independiente. Por más que no hayan tenido el gran torneo que se podía esperar, jugar contra Boca siempre les puede dar un plus. El Xeneize debe cuidarse de ellos, porque pueden marcar diferencias. Velasco tendrá un duelo contra Varela y Romero ante López e Izquierdoz. Veremos quien se impone.
  • Sistema de 5 o de 4 para Independiente. Falcioni deja la duda en la previa para condicionar. Si juega con 5 atrás y con Bustos y Togni de carrileros, hay que ver como se ubican Velasco y Roa. En caso de que juegue uno por cada lado, tanto Sandez (Contra Bustos y Velasco), como Advíncula (Ante Togni y Roa), pueden sufrir en algún momento. Battaglia no les pide a los extremos que retrocedan, por lo que Salvio, Pavono y Briasco quedaran arriba.
  • La vuelta de Salvio y la opción de 3 puntas móviles. Vuelve “Toto” a la titularidad y esa es una gran noticia para el Xeneize. Quizás el jugador de más jerarquía del plantel, ya está de nuevo. Compartirá delantera con Pavón y Briasco. Veremos cómo se reparten los espacios. Sera Briasco el 9 o será Salvio. Pavón ira a la izquierda o a la derecha. Dudas que de desvelaran en el partido. SI CAI sale con 5 atrás, los 3 podrán jugar más libres, porque ninguno tendrá que retroceder con Bustos ni Togni.

Vélez y Estudiantes ganaron, pero Talleres perdió. Eso pone un poco de presión en ambas tablas. El Xeneize debe tratar de sacar los 3 puntos. Ganar en Avellaneda un nuevo clásico, sería un envión enorme, que el equipo no puede desaprovechar.  Será un partido duro, porque para el Rojo enfrentar a Boca es la final del mundo, aunque últimamente es una final que le cuesta ganar.

Esteban Sanchez

Bostero, Riquelmista y Messista.. En mi equipo siempre juega Leandro Paredes.

Articulos relacionados

Botón volver arriba