La Conmebol sancionó con dureza a Boca por los incidentes ante Mineiro en Brasil

Las más severas fueron para los delanteros Cristian Pavón y Sebastián Villa, a quienes se les aplicó seis fechas de suspensión y multas de 30 mil dólares a cada uno.

Los rumores sobre una dura sanción de la Conmebol a Boca por los incidentes ocurridos tras la eliminación ante Atlético Mineiro por la Copa Libertadores se consumaron este viernes tras conocerse que seis futbolistas recibieron varias fechas de suspensión e integrantes del Consejo de Fútbol no podrán ingresar a los estadios en competencias internacionales.

Según oficializó este viernes el órgano rector del fútbol sudamericano, los futbolistas implicados fueron Sebastián Villa y Cristian Pavón (ambos con seis partidos de suspensión), sumado a Marcos Rojo (5), Carlos Izquierdoz (4), Diego González (3) y el arquero suplente Javier García (2).

Además, por los incidentes también recibieron duras sanciones Raúl Cascini y Marcelo Delgado, integrantes del Consejo de Fútbol de Boca; Leandro Somoza, quien formaba parte del cuerpo técnico de Miguel Angel Russo, y Fernando Gayoso, entrenador de arqueros.

En el caso de los dirigentes, ambos recibieron una prohibición por 24 meses para concurrir a los estadios a presenciar competencias Conmebol, además de una multa económica que sumado el total le será debitado al «Xeneize» de lo que debe recibir en concepto de Derechos Televisivos o Patrocinio por parte del ente.

En tanto, Somoza recibió seis encuentros de suspensión y Gayoso tres, además de una multa económica menor a los integrantes del Consejo de Fútbol.

Los violentos episodios que provocaron estas sanciones fueron el miércoles 20 de julio en el estadio «Mineirao» de Belo Horizonte, cuando el equipo que en ese entonces era dirigido por el técnico Miguel Angel Russo perdió por penales con Atlético Mineiro (1-3), luego de haber igualado sin goles en el global de la serie, pero sufriendo la anulación de dos goles mediante el sistema VAR.

“Pido disculpas al hincha por lo que pasó en Brasil”

Cuando terminó el partido y los jugadores ya estaban en los vestuarios, los dirigentes mencionados en el informe fueron provocados por allegados del «Galo» y reaccionaron, trenzándose a golpes de puño con los encargados de la seguridad.

Articulos relacionados

Botón volver arriba