Palo y palo

Boca hizo un buen partido frente a un rival complicado y terminó sumando un punto que no resta.

Boca arrancó una seguidilla de 6 partidos que lo pueden depositar en el camino a la gloria, tanto en el torneo como en la Copa Argentina. Hoy fue el turno de Defensa y Justicia, unos de los equipos que mejor fútbol propone en los últimos años y que no se achica frente a ningún rival.

Battaglia planteó un equipo ofensivo, como el que viene mostrando, con los ingresos de Aaron Molinas y Diego González, respecto del 11 que arrancó en Rosario hace 1 semana. Fue el “Halcón” el que tomó el protagonismo inicial, frente a un Boca que le costaba recuperar la pelota y manejar los espacios.

Tuvieron que pasar 20 minutos hasta que el Xeneize pudo pisar el área con claridad, cuando Briasco desbordó por izquierda y la pinchó para Vázquez que no pudo conectar cómodo de cabeza.

A los 22 Aaron apareció por derecha y metió un centro a la cabeza del Armenio, que la mandó apenas afuera. El local siguió manejando la pelota en campo rival con la conducción Molinas y Ramírez, pero sin tanta presencia en el arco rival.

Defensa y Justicia, apostó a las contras y a los 35, tras una buena jugada colectiva y una desatención de la defensa de Boca, Federico Pizzini remató la pelota contra el palo, en la que fue la jugada más clara hasta ese momento. Pese al palo, fue el equipo de Battaglia el que siguió manejando el ritmo de partido.

Ya sobre el final del primer tiempo, Sandez, que no tuvo tantas libertades como en otros partidos para recorrer la banda, metió un centro a la cabeza del 9, que ganó de arriba y reventó la pelota contra el palo derecho de Unsain, que se tiraba pero no llegaba.

En el complemento, Boca salió a comerse al rival con el equipo bien adelantado y arrinconando a los de Florencio Varela que se vieron obligados a jugar de contra. Fue así que a los 15′, tras un córner del Xeneize, Kevin Gutierrez se la tiró larga a Merentiel, que ingresó en el entretiempo, y le ganó el mano a mano a Campuzano, pero se encontró con la figura de Rossi que la mandó al córner.

Sebastián Battaglia empezó a mover el banco y mandó a Fabra, por Sandez que estaba amonestado, y Pavón buscando más presencia por las bandas. Minutos más tardes ingresaron Medina y Orsini, para tratar de cambiar el resultado y casi lo logra.

Tras una serie de rebotes, luego de un balón detenido y una rabona de Rojo, a Medina le quedó la pelota y buscó el segundo palo y Unsain la mandó al córner, en la jugada más peligrosa del complemento.

Casi sobre el final, con Boca parado en ataque, Zeballos, que ingresó por Briasco a 5′ del final, arrancó por izquierda, no lo pudieron parar, y metió el pase para Orsini que busco ponerla contra el palo, pero otra vez tapó Unsain que fue la figura del encuentro.

En un partido de ida y vuelta, lo pudimos ganar y lo pudimos perder, pero lo positivo es que el Xeneize lo buscó y se ve una idea de juego que, aunque tiene muchas cosas por mejorar, está encaminada y entusiasma al hincha a pelear por todo de acá a fin de año.

El sábado se viene un parada díficil en Tucumán y luego el partido más importante del semestre en Santiago frente a Patronato, con la tranquilidad, de que Boca mejoró, encontró el camino y Battaglia está cada vez más cerca de encontrar el equipo ideal.

JotaPe

Periodista y Bostero.

Articulos relacionados

Botón volver arriba