Analizando al próximo rival: Patronato

El Boca de Battaglia quiere seguir su camino, en el objetivo más importante que tiene de acá a diciembre. Enfrentando a un rival que venció hace muy poco.

El objetivo principal del Xeneize en lo que queda de este 2021 es la Copa Argentina. No tiene la importancia de la Copa Libertadores, ni del torneo local, pero hoy es el camino más rápido a jugar la Libertadores 2022. Luego de eliminar a River, el cuadro nos deja a 3 triunfos de conseguir el objetivo. El rival no llega bien, pero en estas competencias, se juega todo en 90 minutos y nadie tiene el pase asegurado. La Copa Argentina siempre da sorpresas. Mucho más cuando los rivales son de la misma categoría. El presupuesto del Xeneize es muy superior al del “Patrón”, pero eso en estos partidos no tiene importancia. Hace poco se enfrentaron en la Bombonera y el equipo de Battaglia lo gano sobre el final, con una gran jugada de Zeballos y el cabezazo de Vázquez. En ese momento el equipo de Paraná llegaba mucho mejor que hoy y en Boca debutaba Seba. Hoy las diferencias parecen ser mayores, pero hay que demostrarlas en 90 minutos.

¿Como llega Patronato? El equipo de Delfino no llega en un buen momento. Sumando esa derrota con el Xeneize acumula 6 partidos sin victorias, con 3 empates y 3 derrotas. Lejos ha quedado ese equipo que en la previa del partido en la Bombonera llegaba con 5 victorias, 2 empates y 1 sola derrota, en 8 partidos. Desde la derrota con el equipo de Battaglia la situación cambio. Si tomamos en cuenta los últimos 10 partidos (FOTO), lleva 1 victoria, 5 empates y 4 derrotas (Independiente, Boca, San Lorenzo y Estudiantes). En la Copa Argentina fue avanzando, luego de eliminar a Instituto (En febrero de 2020) y Lanús por penales y a Villa San Carlos venciendolo por 1 a 0. JUGAR 4TOS DE FINAL DE COPA ARGENTINA ES HISTÓRICO PARA ELLOS.  En este semestre ha disputado 13 partidos con 4 triunfos, 5 empates y 4 derrotas. Convirtió 11 goles y recibió 12. Mantuvo la Valla invicta en 6 de los 13 partidos.

Si nos metemos en el tema estadística como equipo en la Liga. Nos encontramos con un equipo que suma 10 goles en 12 partidos, que promedia 8.5 disparos por encuentro (18°), de los cuales 4.3 van al arco. Tiene 1.3 ocasiones claras por encuentro (17° entre los equipos), de los cuales falló 0.8. Su promedio de posesión es del 38.8% (25°) y sus arqueros promedian 2.7 atajadas por partido. En el pasado encuentro en la Bombonera tuvo un 28% de posesión, pero tuvo 7 disparos, de los cuales 3 fueron al arco. En comparación con Boca, disparó menos (7 contra 10), pero con más efectividad hacia el arco (3 contra 1).

Individualmente, al igual que mencionamos hace unas semanas en el análisis anterior, los jugadores a destacar son pocos. Los que más contribuyeron en la participación en goles fueron Canteros (3 asistencias), Sosa Sanchez (3 goles) y Junior Arias (2 goles). En los últimos encuentros no estuvo Tito Canteros y el equipo lo sufrió. 3 asistencias, 2 grandes chances creadas y un promedio de 2.1 pases claves, 1.6 disparos por encuentro y 1.4 centros completados para el Ex Vélez. Además, es el único jugador que promedia más de 20 pases correctos por partido (40.3). El resto no supera ni los 18 pases correctos por encuentro. Un equipo al cual no le interesa hacer pases. En este torneo se puede destacar el doble 5 formado por Franco Leys (2.3 quites, 1.3 intercepciones y 4.8 duelos ganados por encuentro) y Brian Nievas (0.9 pases claves, 2.8 quites, 2.1 intercepciones y 6.3 duelos ganados por partido).

¿Como formará el equipo de Iván Delfino? Luego de jugar con un equipo alternativo ante Estudiantes, el entrenador tiene casi todo definido. Vuelve Tito Canteros luego de 3 partidos de ausencia y una recuperación récord de una rotura de meniscos externos de la rodilla derecha. Ante el Pincha descansaron Geminiani, García Guerreño, Kruspzky, Gudiño, Leys, Nievas y Delgadillo, los que seguramente saldrán como titulares en Santiago del Estero. Un probable (4-4-1-1): Ibáñez; Geminiani, García Guerreño, Oliver Benítez, Kruspzky; Gudiño, Leys, Nievas y Delgadillo; Tito Canteros; Sosa Sanchez (Junior Arias). Serian 3 cambios del equipo que perdió en la Bombonera hace 1 mes (Ese día jugo Leandro Marín de lateral derecho, Ojeda de primer central y Cobos de lateral izquierdo). Del medio hacia arriba serían los mismos, que le generaron alguna complicación al equipo de Battaglia. La única duda que parece asomar es la del 9. Junior Arias descansó ante Estudiantes, pero Sosa Sanchez convirtió un gol. Veremos a quien elige Delfino. También podría elegir a Canteros para jugar como doble 5 y jugar con Arias y Sosa arriba, algo que ya hizo en el torneo pasado jugando ante Boca.

Patronato es un equipo que puede ser complicado, como ya vimos en la Bombonera. Dos líneas de 4 bien plantadas, un armador de juego de buena pegada y una referencia que pelea todo desde arriba y desde abajo contra los centrales rivales. Se agrupa atrás, cediendo la posesión y trata de salir rápido con Gudiño y Delgadillo, intentando llegar a zona de ataque con 4 o 5 jugadores. El regreso de Canteros es clave, porque les da la variante de la pelota parada. Eso, en partidos donde 90 minutos definen todo, puede ser un plus. En el encuentro en la Bombonera, un poco fue así. Gudiño le quito 2 o 3 pelotas a Fabra y salió rápido, agarrando a Boca mal parado. En esa ocasión el 5 del Xeneize era Rolón. Quizás Campuzano este mejor preparado para las transiciones defensivas. Tuvo algunos problemas Boca, para sacar ventajas en salida de balón. Sosa Sanchez tapaba a Rolón y dejaba que Izquierdoz y Rojo salgan, hasta que los presionaba Canteros o Nievas. Costó encontrar pases por dentro. En ese encuentro el Patron también pudo marcar una diferencia con la pelota parada, pero el árbitro anuló mal un gol de Marín, por una falta inexistente a Rossi.  Ese Boca era el primero de Battaglia. Hoy el rendimiento es diferente y hasta el esquema (esa vez fue un 4-3-3 aunque con Briasco arrancando por derecha, pero casi siempre terminando por dentro acompañando a Vázquez). Veremos qué partido se plantea.

 

¿Cuáles serán las claves?:

  • Duelo táctico. Es clave para estos encuentros. El que se imponga tácticamente puede sacar una ventaja. Los 90 minutos a veces se hacen cortos. Boca es más, sin ninguna duda, pero si Delfino logra emparejar todo con algunos movimientos tácticos, puede llevar al Xeneize a un terreno de dudas. Luego, hay que aprovechar las chances. Pelota parada, efectividad en la definición, todo eso define estos partidos.
  • Las dudas de Battaglia. Seba esta en una encrucijada, ¿apuesta por los chicos que tanto le rindieron o se deja llevar por el ultimo partido ante Atlético Tucumán y por la jerarquía de algunos grandes? Molinas, Almendra o Cardona, Fabra o Sandez, Orsini o Vázquez son algunas de las dudas que se han planteado en este último tiempo. El mayor merito de Seba, es que esas dudas se han generado por buenos rendimientos y eso ya es lo mejor para el equipo. Con Cardona y Fabra el equipo seguramente estará mas cerca del gol cuando ataque y eso en un partido de este tipo puede ser clave. Pero también perderá intensidad para defender, para presionar, para moverse y juntar pases.
  • Duelo por las bandas. Advincula vs Delgadillo, Gudiño vs Fabra o Sandez. En el partido pasado estos duelos fueron importantes. Tanto Fabra como Gudiño se lastimaron cuando pasaron al ataque, pero el de Patronato quedo mejor parado en el duelo. Entre Advincula y Delgadillo no hubo tantas diferencias. Hoy los 2 de Boca parecen mejor parados, hay que ver si logran demostrarlo. La opción de Sandez le daría a Boca más solidez y en ataque se está soltando mejor. Hay que ver si el 9 titular es Orsini o Vázquez, porque seguramente el lateral juvenil se entienda mejor con Luis Vázquez.
  • Pelota parada. Unas de las claves de este tipo de partidos. Con la pegada de Canteros y lo que puede ganar Benítez, García Guerreño o Sosa en Patronato y la pegada de Cardona con Izquierdoz, Rojo y Orsini o Vázquez. Ahí estará un clave de este partido. Los detalles pueden definir cosas.
  • La presión del Xeneize. Desde la llegada de Battaglia el equipo ha crecido y ha jugado liberado, pero este encuentro tendrá un poco más de presión. Si Boca queda fuera, todo lo realizado en estos 6 partidos parecerá que es poco. Veremos cómo responde el equipo ante este contexto. Seba debe lograr que el equipo siga jugando igual aun sabiendo que solo importa ganar.

 

El Xeneize y su primer partido importante desde la llegada de Battaglia. El rival es Patronato sí, pero son 90 minutos, 11 contra 11 y todo puede pasar. Es futbol. Ojala que como muchas veces se dé la lógica y gane el mejor, para seguir trabajando tranquilos. DALE BOCA.

 

 

 

Esteban Sanchez

Bostero, Riquelmista y Messista.. En mi equipo siempre juega Leandro Paredes.

Articulos relacionados

Botón volver arriba