Russo: “El nivel del equipo fue bueno, estuvimos cerca de ganarlo”

El técnico de Boca, Miguel Ángel Russo, no se mostró conforme con el empate 1-1 ante River en el superclásico jugado en La Bombonera, aunque valoró que su equipo estuvo “cerca de ganarlo”.

“Pero hay detalles en los que tenemos que ser inteligentes”, advirtió el entrenador al momento de buscar las razones que lo privaron del triunfo.  Boca ganaba desde los 41 minutos de primer tiempo con un penal del colombiano Sebastián Villa, sufrió el empate de Agustín Palavecino a los 22 del segundo y enseguida se quedó con un hombre menos por la expulsión del peruano Carlos Zambrano.

“Hubo muchas cosas que salieron bien, otras son para mejorar. El nivel del equipo fue bueno, estuvimos cerca de ganarlo, hay que saber jugar con una amarilla y usar y manejar las manos sin que el rival se tire y nos lleve a situaciones confusas”, opinó.

Sobre la línea de tres defensores, variante táctica utilizada por primera vez, Russo explicó: “Teníamos que suplir la ausencia de Edwin (Cardona). Me gustó por la libertad que tuvieron (Frank) Fabra y (Nicolás) Capaldo para atacar. Fue importante. Cuando lo necesitemos lo volveremos a utilizar, es algo que iremos aceitando. No es definitivo”.

Campuzano, en la misma línea que Russo

“Creo que merecimos ganar, tuvimos muchas llegadas, River tiene un gran arquero (Franco Armani) como el nuestro. Pero bueno, lo importante es sumar, esto es muy largo y vamos de a poco”, declaró Campuzano.

“El clásico siempre es difícil, no hay margen de error, nos jugábamos el honor. Nosotros tuvimos nuestro momento en el partido y ellos también. A nosotros nos costó un poquito después de la expulsión”, admitió.

También valoró que el equipo haya asimilado la ausencia de Edwin Cardona: “Sufrimos la baja de un jugador muy importante pero lo sacamos adelante con el trabajo de la semana. Salió bien porque tanto Frank (Fabra) como Nico (Capaldo) tuvieron libertad para atacar y eso nos permitió llegar al gol”, concluyó.

Articulos relacionados

Botón volver arriba