Analizando al próximo rival: River Plate

Después de la gran goleada ante Vélez, al equipo de Russo le toca su prueba más complicada. El River de Gallardo buscará llevarse los 3 puntos en la Bombonera, luego de un comienzo irregular.

Luego de un 2020 sin Superclásicos, el 2021 parece dispuesto a cambiar ese panorama completamente. El 2 a 2 del 2 de enero, el de este 14 de marzo y si se cumple la lógica, otra más en el corto plazo por los octavos de final de la Copa Argentina. Partidos que le sirven a los 2 mejores equipos del futbol argentino para medirse. Ambos fueron semifinalistas de Copa Libertadores, el Xeneize se llevó los últimos 2 torneos locales y el Millonario la última Supercopa con una goleada a Racing. Sin dudas que son por rendimiento (irregulares) y logros, son los mejores del futbol local.

¿Como llega River? El equipo de Gallardo llega a este encuentro en un momento raro. A veces alcanza picos altos y en otros le cuestan los partidos. Si comparamos su encuentro ante Racing por Supercopa y el de AAAJ por Copa de Liga, parece otro equipo. También pasa lo mismo si comparamos sus partidos con Independiente y Palmeiras(ida) y lo comparamos con el encuentro ante el mismo equipo brasileño en la vuelta. Sus estadísticas en este 2021 también así lo indican: 5 triunfos, 1 empate y 4 derrotas con 18 goles a favor y 10 en contra. Hace 10 días todos hablaban maravillas del equipo, luego del 5 a 0 ante Racing y hoy ya hay más dudas, luego de la derrota ante el Argentinos de Milito en el Monumental. Hay que ver con que versión nos encontramos en la Bombonera. En esta copa de liga el equipo de Núñez marcha en el 6to puesto con 6 puntos. Hoy estaría fuera de los clasificados, aunque solo está a 1 puntos del Tomba. Además, hace un mes superó los 32vos de la Copa Argentina con un triunfo por 4 a 0 ante Defensores de Pronunciamiento.

En el rubro estadístico el equipo de Gallardo lleva 5 goles convertidos en 4 partidos y concedió 3 goles. Ha generado 4,5 ocasiones claras por encuentro (El que más generó) y dispara 12 veces (el 2do después de Banfield). Además, es el primero en centros completados por encuentro con 7.8 y el que acierta más balones en largo con 36.3 por partido. En el rubro de posesión es el 3ro por detrás de Aldosivi y Talleres con 62,8%. Sus mejores jugadores en esta Copa vienen siendo Matías Suarez y Nicolas de La Cruz. Son los de más participación directa en goles con 2 cada uno. También son los 2 que más disparan al arco con 2.5 y 2.3 por partido, respectivamente. Además De La Cruz es el líder del torneo en Pases claves por encuentro con 3,7. Angileri está siendo muy importante en ese rubro con 3 chances creadas por encuentro. En el rubro regates Carrascal promedia 5 por encuentro, mientras que DLC tiene 2.7. El Millonario tiene estadísticas de un equipo que debería ser líder, pero una ráfaga de juego directo y pelota parada de Estudiantes y la inspiración de Florentín de AAAJ el pasado lunes, le han ocasionado 2 derrotas que lo dejan en los puestos intermedios. Si comparamos la efectividad de Boca y de River ahí veremos una gran diferencia. River ha disparado 12 veces y convirtió 1.2 goles por encuentro, mientras que Boca ha disparado 9 veces y ha convertido 2.8. Y esa estadística resalta mucho más si comparamos las ocasiones claras falladas por encuentro, en donde River tiene 3.5 y Boca 0.8. Borre es un gran responsable en eso.

¿Como formará River? Como siempre decimos: Confirmar un equipo de Gallardo previo a un clásico, es tarea compleja. Al entrenador Millonario le gusta esconder las cartas, incluso hasta cuando su equipo puede estar más o menos definido. Siempre busca jugar con el factor sorpresa y así le ha ido bien en muchos clásicos. En este caso, por mi parte creo que el equipo debe estar más o menos definido y será similar al que goleo a Racing, con el ingreso de Jonathan Maidana por Héctor Martínez. Ese cambio igual modifica bastante porque imagino que Rojas pasará de ser libero a ser stopper derecho y Paulo Diaz pasará de la derecha a la izquierda. No imagino a Maidana como stopper, por su falta de velocidad y porque por derecha tendría que defender a Villa. Un probable para mi (3-5-2): Armani; Rojas, Maidana, Paulo Diaz; Casco, De La Cruz, Enzo Pérez, Carrascal, Angileri; Suarez, Borre. La gran duda puede pasar por la posición de Carrascal. ¿Sera extremo izquierdo para armar un 3-4-3 o será interno para armar un 3-5-2? Es un gran cambio porque si Carrascal fuera volante, implicaría que Matías Suarez juegue suelto por todo el frente de ataque y pueda complicar con sus diagonales. Además, el sumar a Carrascal al mediocampo le daría a River un volante más, para ayudar a Enzo Pérez y De La Cruz que vienen cubriendo muchos espacios. Igual como dije recién, nunca hay que confiarse con Marcelo Gallardo. Incluso no descartaría una línea de 4. Mi principal argumento para creer que apostará por la línea de 5 es que fue la que utilizo ante Palmeiras en Brasil y ante Racing, donde alcanzo sus picos más altos. Desde la salida de Palacios le ha costado reemplazarlo y cuando mejor lo hizo fue con esa línea de 5. Hay que recordar también la importante ausencia de Gonzalo Montiel y de Javier Pinola. Bajas importantes para Gallardo.

Hoy el Millonario es irregular, capaz de jugar partidos muy buenos, pero también de tener otros opacos. Es un equipo que a veces se hace fácil de contrarrestar. Eso se acentuó un poco más ahora sin Nacho Fernández, un jugador muy importante del ultimo tiempo Riverplatense. Argentinos el otro día mostró los caminos para frenarlos, cerrándoles las subidas de los carrileros y jugando con 3 atrás para evitar que Suarez haga diferencia. Es cierto que faltaba Angileri y Borre, pero igualmente el equipo de Milito no le permitió hacer su juego y además le llego 4 o 5 veces muy claras. Ante Rosario Central jugaron casi todos los titulares y también le costó el encuentro hasta que Borre convirtió el gol en una pelota parada y luego les obsequiaron un penal que no era. El partido con Racing, aunque para una parte del periodismo fue el nivel real del Millonario, fue una excepción. Ese día River aprovechó todas las falencias de la Academia y le llego bastante, hasta que logro abrir el marcador al minuto 30. Es un equipo que responde muy bien ante ciertos escenarios importantes y el Superclásico es uno de ellos. Sera un equipo agresivo, que buscará ser protagonista, intentará presionar alto y no darle muchos espacios a Boca para pensar. Esto es algo que le cuesta mantener por 90 minutos en el ultimo tiempo. Sus mayores fortalezas son la amplitud que le dan sus carrileros, aunque Casco muchas veces se cierra como interno cerca de Enzo, dejándole la banda a Matías Suarez. De La Cruz y Enzo Pérez hacen un trabajo incansable. El uruguayo retrocede para recuperar, presiona, llega a posición de gol. Su transformación comparándolo con el que llego a River es notable. Enzo últimamente está siendo el bombero del equipo. Defensivamente el equipo da ventajas y el mendocino esta siempre cubriendo los espacios. Una de las claves es que no despierte Jorge Carrascal. El colombiano es un jugador muy creativo y desequilibrante al cual le esta faltando meterse en la dinámica del equipo. Sus lagunas aparecen seguido y le falta mucha regularidad. Talento tiene de sobra, esperemos que no aparezca en este partido. Sera importante ver si arranca como extremo izquierdo o si retrocede unos metros y se cierra para volantear. Russo debe tener cuidado con los 2 puntas de River. Muchas veces ya lo han complicado al Xeneize. 2 delanteros intensos que viven marcando diagonales y a partir de su movilidad generar muchas ocasiones. Suarez es el más desequilibrante de todos.

Cuáles serán las claves del encuentro:

  • La ausencia del colombiano seria un golpe muy duro para el Xeneize. Es el jugador con mas participaciones directas en goles en esta Copa después de Luis Rodríguez con 7 (2 goles y 5 asistencias). Además, ha sido clave en casi todos los goles de Boca en los últimos 6 partidos. El Xeneize convirtió en esos encuentros 14 goles y él participo en 10. (Hasta el 3 a 1 contra Vélez había participado en 10 de 10). Boca perdería pelota parada, inteligencia, pases largos, cortos. Perdería demasiado.
  • La lesión de Tevez. Carlitos seguramente juegue, pero lo hará con un esguince de tobillo. Es una lesión que le puede permitir jugar, pero no esta al 100%. Veremos como puede responder. Sin Cardona el equipo lo necesita mucho más. El otro día ante Vélez, le dio sentido a lo que buscaba Russo jugando sin un 9 de referencia.
  • Carrileros de River. Como tapará Boca esas zonas es una gran incógnita de Russo. ¿Cambiará de sistema y enfrentará a Capaldo con Angileri y a Fabra con Casco? ¿Seguirá con línea de 4 y apostará a enfrentarlo con los laterales Xeneizes? ¿Le pedirá un sacrificio a Villa y Maroni en caso de jugar con una formación similar a la de Vélez? Hay muchas dudas. Esperemos que Villa no tenga que desgastarse tanto y se pueda quedar a acompañar a Carlos Tevez. El Xeneize debe evitar que le suceda lo que le sucedió a Racing, donde Matías Rojas no seguía a Angileri y el lateral derecho (F. Domínguez) jugo contra Carrascal y Angileri todo el primer tiempo. Russo tuvo la experiencia de enfrentar a Racing con un sistema similar 2 veces hace muy poco.
  • Sebastián Villa. Con las dudas de Tevez y Cardona, más que nunca todo recaerá sobre el veloz colombiano. Así paso también en el último superclásico y es una presión que “Focus” no tiene problemas en afrontar. La velocidad y confianza actual de Villa, ante una defensa que deja espacios será clave. ¿Lo marcara Rojas?, Paulo Diaz? ¿Se escalonarán? Gallardo sabe que sin Cardona todos sus esfuerzos de tendrán que centrar en frenar al extremo. ¿Pero hay una forma de frenarlo sin cerrarle espacios? Yo creo que tratará de que no tenga pasadores presionando en la zona media.
  • Matías Suarez. El jugador clave del ataque de River. Desequilibra por derecha, por izquierda, tira buenas diagonales, tiene buen 1 contra 1 y generalmente tiene jerarquía en el ultimo tercio. Por ahora no ha tenido una de esas noches consagratorias en Superclásicos, pero puede tenerla en cualquier momento.
  • La batalla táctica. Los clásicos dependen de muchas cosas. Como se levanten los jugadores, de quien golpee primero, de eventos importantes en el partido (Una expulsión, por ejemplo), pero también dependen mucho de la táctica de los DT. Eso quizás pasa mucho más desde que esta Gallardo, porque siempre tiene una sorpresa o que condiciona mucho a cualquier rival. En esta semana han escondido bastante el equipo. Incluso en el caso del Xeneize se ha dudado hasta de si eran reales las lesiones de Tevez y Cardona. Hasta se filtró un posible cambio de sistema. Russo y Gallardo apuestan a las dudas hasta ultimo momento. En el Superclásico del 02 de enero, creo que Miguel gano esa batalla, hasta que llego la expulsión de Campuzano y ahí se le complico.

 

Boca- River, una nueva batalla. Otro encuentro que puede marcar el futuro a corto plazo para ambos equipos. El Xeneize tiene una buena chance de enterrar todas las dudas de los últimos tiempos con un buen triunfo.

 

Esteban Sanchez

Bostero, Riquelmista y Messista.. En mi equipo siempre juega Leandro Paredes.

Articulos relacionados

Botón volver arriba