Analizando al próximo rival: River Plate

Xeneizes y Millonarios juegan un clásico, que puede ser clave para su futuro en la Copa Diego Maradona. Los dos jugaran pensando en las semis de Libertadores, pero entendiendo que un triunfo en la Bombonera, los dejaría con medio pie en la final de la Copa.

Este 2020 fue raro para todos. La pandemia nos dejo sin muchas cosas. Una de ellas fue el Boca-River. Un año completo sin clásicos. El 2021 esperemos que llegue para dar normalidad en todos los sentidos. En este caso en particular, llega para hacerlo de forma rápida. Un 2 de enero Boca y River se enfrentarán, pero en este caso no será en Mar del Plata, ni para cumplir con un torneo de verano amistoso. Sera por una Copa oficial, en un partido que será clave. El día martes el Millonario recibe a Palmeiras y el miércoles el Xeneize recibe a Santos. Esos son los principales objetivos de ambos. Pero nunca se puede quitar importancia a un Superclásico y mucho menos si un triunfo te puede meter en la final de la Copa Local. Probablemente sea con muchas ausencias (Los 2 pondrán un mix de titulares y suplentes), pero con las ganas de ganarlo de siempre.

¿Como llega el Millonario? El equipo de Gallardo llega a este encuentro en un gran momento. 12 partidos sin perder, en semis de Libertadores y compartiendo la punta con el Xeneize, en el grupo A de la Fase Campeonato. Algunos rendimientos colectivos muy satisfactorios en los últimos encuentros y buenos momentos individuales. Lo negativo, fueron las recientes lesiones de Angileri y Casco, lo que lo deja para este tramo importante sin laterales izquierdos. Además, los solo 3 días de descanso para el partido ante Palmeiras (Boca tiene 4), lo dejan ante una leve desventaja. Russo les dio descanso a los titulares contra Huracán y Gallardo los puso ante Arsenal. Boca puede poner un equipo mas competitivo sin sufrirlo, quizás River no. Como mencionamos recién, el Millo lleva 12 encuentros sin perder, con 10 triunfos y 2 empates. En el 2020 jugo 26 encuentros con 19 triunfos, 5 empates y 2 derrotas. (Una fue ante Liga de Quito con Suplentes). Números impresionantes, si se toma en cuenta que Gallardo sigue perdiendo soldados temporada a temporada. Palacios a principio de año, Quintero, Scocco y Martínez Quarta después, Pratto ahora. El “Muñeco” siempre se reinventa. Jugando como visitante en el pasado 2020, jugo 13 encuentros con 9 triunfos, 3 empates y 1 sola derrota (la mencionada con suplentes ante Liga en Quito). En la Copa Maradona ha disputado 9 encuentros, de los cuales solo empató con Argentinos y perdió con Banfield. El resto fueron triunfos. Convirtió 17 goles y recibió 8. Mantuvo 3 veces el arco en 0.

¿Como formará el equipo de Gallardo? En este caso esta complicado determinar quiénes serán los 11. La decisión del entrenador de dar descanso a algunos, sumados a la ausencia de laterales izquierdos, que puede modificar sistema y puestos, dejan muchas dudas. Imaginamos que 5 o 6 titulares serán de la partida y otros ingresarán en el segundo tiempo. Armani, Montiel y Rojas tienen muchas chances de jugar. Santiago Sosa ha cumplido como central cuando le toco y probablemente tenga una chance. Pinola o Paulo Diaz puede tapar el hueco del lateral izquierdo. En el medio, Ponzio y Zuculini son una fija para mí. Nacho Fernández necesita ir agarrando ritmo y seguramente sea de la partida, aunque no sabemos si por derecha o por izquierda. En la delantera el único que quizás podemos confirmar su presencia, es Julián Álvarez. Entre De La Cruz, Carrascal, Borre, Suarez y Girotti yo creo que jugaran 2. En base a que 2 de ellos jueguen, también dependerá el sistema. SI no juegan ni Borre ni Girotti seguramente sea un 4-4-2 y sino también puede ser un 4-3-3 como viene usando. Hay muchas dudas. Imaginando un equipo, me la jugaría con: Armani; Montiel, Rojas, Sosa, Pinola o Paulo Díaz; Zuculini, Ponzio, Nacho Fernández; Álvarez, Borre o Girotti, Suarez/Carrascal. Muchas dudas. Además, nunca hay que descartar algún cambio táctico, como una línea de 3. En este caso seria mas complicado, porque sigue sin tener un carrilero izquierdo. Las dudas se irán despejando más cerca del encuentro. La buena para Gallardo es que Paulo Diaz se recupero de una sinovitis y esta concentrado. Hay que ver si decide arriesgarlo. Creo que Gallardo usará este partido para probar el lateral izquierdo del partido del martes. Villa por velocidad puede tener alguna similitud con Rony.

Opcion 1

Opcion 2

Los equipos de Gallardo ya los conocemos de memoria y ya los analizamos bastante. Imprimen un ritmo e intensidad, por momentos difícil de aguantar. Se puede tener momentos de dominio, pero en general suelen ser quienes controlan los encuentros. Veremos si las ausencias modifican algún patrón del equipo. Quizás le quite variantes en ataque, aunque intensidad y presión alta no lo creo.  Esa forma de presionar, le permite recuperar antes y tener mas la pelota que el resto. En la Copa Maradona promedia 62% de posesión, mientras que en la Copa Libertadores un 59%. Los rivales que le juegan demasiado directo y le meten mucha gente en ataque suelen complicarlo. Buscan directamente a los puntas, lo estiran y si logran ganar la segunda jugada pueden complicarlo.  Claros ejemplos de esto, fueron Banfield en el debut de la Copa Maradona, aunque con otro tipo de juego directo, que no era tanto de buscar centrodelanteros sino de salir rápido con la velocidad de Cuero. Otro equipo que suele complicarlo es Atlético Tucumán, cuando le juega con 2 centrodelanteros y los busca directos. Creo que Boca con Wanchope de 9 y Villa por la derecha, puede generarle problemas. Mucho mas teniendo en cuenta, que pueden jugar como centrales Rojas y Sosa, que son mejores a campo abierto, que en duelos cuerpo a cuerpo. Si Wanchope logra aguantar de espalda, puede armar los ataques con River estirado.  Hay que ver quienes son los delanteros del Millonario. Tanto Suarez como Borre atacan muy bien los espacios, mientras que Carrascal es mucho mas creativo y desequilibrante. Entre tantas virtudes que tiene el equipo de Gallardo, uno de sus déficits es la creatividad. A veces es difícil ser creativo a un ritmo tan alto, mucho más contra defensas cerradas. Carrascal ha llegado al 11 titular para darle algo de creatividad.

¿Cuáles serán las claves del partido?:

  • Villa atacando la zona del 3 de River. Gallardo no tiene laterales izquierdos. Pinola o Paulo Diaz, pueden ocupar ese lugar, pero el equipo perderá salida y no podrá desbordar con ellos, como lo hace siempre. Seguramente Russo ponga al colombiano en esa zona, para complicar al Millonario con su velocidad. Si juega Paulo Diaz, porque le saldrá para su lado débil y si juega Pinola por diferencia de velocidad. Mauricio Cuero de Banfield, los complico con las mismas armas.
  • Wanchope ante la falta de oficio de Sosa y algunos errores de concepto de Rojas. Es sabido, que si Wanchope tiene que atacar a campo abierto ante estos jugadores va a perder. De 20 duelos perderá 19. Pero cuando los espacios sean reducidos y se trate de ganar la ultima línea, para definir, ahí es donde puede sacar diferencia. Boca debe buscar a Abila, porque en algún momento les sacará a relucir el oficio y sus mañas. Después de los 2 goles ante Huracán, llega en un buen momento a este encuentro.
  • La intensidad de River en el mediocampo, contra la soledad de Campuzano. Jorman tendrá una gran prueba. Cuando comparte mediocampo con Capaldo y cuando Boca juega con Wanchope de 9 y 2 extremos, el colombiano suele quedar muy solo. Si River juega con Zuculini, Nacho Fernández y quizás De la Cruz, su zona estará rodeada de camisetas blancas y rojas. Tendrá que mantener el orden, porque falta de orden ante River puede salir caro.
  • El duelo Montiel-Cardona. Puede ser una de las claves. Si el lateral de River sube mucho y el colombiano no lo sigue, puede generar complicaciones. Cardona tendrá que ser solidario. Después, cuando Boca ataque Edwin ya ha demostrado que puede complicar mucho a Montiel.
  • Mauro Zarate. Aunque resulte difícil de creer, Mauro nunca ha jugado un clásico de titular. Hace 2 años y medio que esta en el Xeneize, pero en los 6 Superclásicos jugados, nunca arrancó desde el inicio. Viene falto de confianza y de goles. Este encuentro es el ideal para volver a ser el Mauro Zarate que conocemos. Arrancando a la espalda de Ponzio puede tener los espacios para hacer diferencias. Carlos Tevez estará esperando posiblemente en el banco.

Después de bastante tiempo Boca y River se vuelven a ver las caras. Russo y Gallardo frente a frente. Veremos quien sale mejor parado. Un triunfo para cualquiera, será medio boleto a la final en San Juan.  Ojala que ese lugar sea Azul y Oro.

 

 

 

Esteban Sanchez

Bostero, Riquelmista y Messista.. En mi equipo siempre juega Leandro Paredes.

Articulos relacionados

Botón volver arriba