Analizando al próximo rival: Banfield

Después del duro golpe del miércoles ante Santos, el Xeneize tiene la chance de terminar la temporada con una sonrisa. Sera una final incomoda, que le puede dar otro título o complicarle el panorama.

El Xeneize jugará otra final. En este caso será la que menos le interesaba. Santos le dio un duro golpe. Esos golpes que mueven las estructuras. Boca perdió 3 a 0, sin luchar nunca, dejándose pegar y eso es lo más triste. “Boca no teme luchar”, dice una frase. El equipo no lucho, no demostró actitud y eso es grave. Venimos de 6 años donde nos hemos consagrado muchas veces a nivel local, pero la Copa Libertadores se resiste. Es cierto que ganarla es muy complicado y que se necesita de muchas cosas para hacerlo, pero al Hincha no le gusta que se la pierda sin pelear. Esta final con Banfield, llega en un momento incomodo. Por un lado, puede servir para sumar una estrella y sumar el segundo título de la temporada, pero por otro, se puede convertir en un puñal si se la pierde. El Xeneize pasó de estar en una temporada fantástica a llenarse de dudas, en 90 minutos. Eso es Boca, pasamos de blanco a negro de golpe, no hay grises. Esta final hay que ganarla, para culminar una temporada con 2 títulos y una semifinal de Libertadores, que no estaría nada mal, pero sabiendo que hay que corregir muchas cosas. El rival será Banfield, para mí el mejor equipo de esta Copa Maradona. Un Taladro por el cual nadie apostaba cuando comenzó, pero que con el correr de los partidos fue sumando méritos y es un justo finalista, gracias a un gran trabajo de Sanguinetti.

¿Como llega el Taladro? El elenco del sur llega a este encuentro después de terminar en el primer puesto del Grupo 2 con 12 puntos, por encima de Talleres (11), Gimnasia (7), Colon, San Lorenzo y Atlético Tucumán (4). 4 triunfos y 1 sola derrota en esta fase (12 goles a favor y 6 en contra). En la primera fase compartió zona con River, Central y Godoy Cruz y termino en el 2do lugar con 11 unidades, producto de 3 triunfos, 2 empates y 1 derrota (9 goles a favor y 6 en contra). En el global, el equipo de Sanguinetti suma 7 triunfos, 2 empates y 2 derrotas. Además, ha convertido 21 goles y recibido 12. Después de Atlético Tucumán ha sido el más goleador de la Copa. En el debut sorprendió al Millonario ganándole 3 a 1 en cancha de Independiente y en la última fecha goleo a San Lorenzo por 4 a 1 en el Sur. De principio a fin ha competido. Sus únicas derrotas, fueron ante River en Banfield por 2 a 0(Desaprovechando un penal cuando el partido estaba 0 a 0 y perdiendo a Cuero por lesión) y con Talleres en Córdoba por 3 a 2. Después goleo a Central en Rosario por 4 a 2, le gano a Atlético en Tucumán por 2 a 0, a Colon en Santa Fe por 2 a 1. En estos 11 encuentros ha mantenido la Valla Invicta en solo 3 oportunidades. Otro de los datos importantes, es que en 3 de los 7 triunfos dio vuelta un resultado.

¿Como formará el equipo de Sanguinetti? No hay dudas prácticamente en el equipo y no las hubo en toda la Copa. Arboleda; Coronel, Maldonado, Lollo, Bravo; Payero, Rodríguez, Galoppo; Cuero, Fontana, Bordagaray. Un 4-3-3 que en defensa es 4-1-4-1 y que salvo por suspensiones o alguna lesión siempre se ha repetido. Contra Atlético Tucumán faltó Bravo por suspensión, contra Gimnasia no estuvo Payero y contra San Lorenzo Lollo, por lo mismo. Después siempre repitió equipo (incluso en la primera fase, hasta que sufrió la lesión de Cuero y lo reemplazo con Álvarez). 11 encuentros casi repitiendo equipo, afianzando una idea y compitiendo. Lo más rescatable de esto, es que “Archu” armó esto casi sin tiempo. SI comparamos con los ultimas formaciones de Falcioni, solo encontraremos a Arboleda, Maldonado, Lollo, Bravo y Rodríguez como titulares. El resto no estaban o no jugaban como titulares. En pocos partidos encontró este funcionamiento. Parece un equipo bien trabajado. Ha tomado muchas cosas de Julio Falcioni y le agrego su impronta (Principalmente en el sistema y sus interiores que son la clave del equipo).

Este Banfield, como decía recién, es un equipo bien trabajado. Se agrupa bien sin la pelota, con una especie de 4-1-4-1, dejando solo a Fontana arriba. Cuando recupera sale muy rápido y ataca con mucha gente. Es un equipo que no le interesa tener la posesión. Promedia un 40% de tenencia por encuentro (222 pases por partido, de los cuales 116 son en campo contrario), de los más bajos de la Copa Maradona. Utiliza bastante los cambios de orientación, con pases largos de centrales o de Rodríguez a extremos para atacar con ventaja. Payero y Galoppo ganan altura entre líneas, por delante de Rodríguez, esperando salir rápido. Mientras que Cuero y Bordagaray van por afuera, acompañando a Fontana. Si vemos jugadas de peligro del equipo, vamos a encontrarnos con que esos 5 jugadores siempre están en zonas de ataque. Obviamente no todo es ideal en el equipo. Tiene sus defectos como todos. Este Banfield es un equipo armado sin mucho presupuesto y seguramente le falta mucha jerarquía. Defensivamente, tiene problemas porque sus defensores están lejos de ser confiables. Lollo ha recuperado un poco el nivel que tenía en Racing, pero no es el mismo. Bravo ha tenido algunos problemas defensivos. También ha tenido algún problema en pelota parada. Le han llegado bastante, incluso Arboleda promedia 3.5 paradas por encuentro. Su bache en la estructura defensiva, se genera a partir de la posición de Payero. Cuando sale a presionar al central rival, el equipo no alcanza a bascular bien, para tapar ese espacio. Si el rival logra atacar ese espacio se empieza a generar espacios. Con Talleres se vio mucho ese problema.

BANFIELD EN DEFENSA

 

BANFIELD EN ATAQUE

Si tenemos que hablar de jugadores claves, deberíamos hablar de los internos: Payero y Galoppo. Payero es el jugador más importante del equipo. Buena pegada, una gran dinámica, capacidad para asistir y buena visión de campo. Es el mejor asistidor con 7 asistencias, el 3ro que más dispara (1.6 por encuentro), el de más chances creadas (2.6 por partido) y el de más regates (3.3 por encuentro). Es, además, quien tiene más libertad para salir a presionar a los centrales rivales cuando vienen en conducción. Galoppo es el goleador del equipo junto a Fontana. Teniendo en cuenta que es un volante, que tenga 5 goles n 11 partidos es un número muy alto. Todo se explica por su capacidad de llegar al área y por su buen juego aéreo en pelota parada. Es el jugador que más dispara por partido (2.1), pero también colabora en la recuperación (1.6 quites por encuentro, 0.8 intercepciones y 0.7 despejes). No tiene tanta injerencia en el juego del equipo como Payero. El otro jugador clave es Mauricio Cuero. El extremo colombiano volvió al lugar donde más cómodo estuvo y rápidamente recuperó su nivel. 2 goles, 3 asistencias en 9 encuentros. Además, suma 1.3 chances creadas, 1.3 centros completados y 1.1 regates por encuentro. Su desequilibrio y velocidad por banda derecha, son una pesadilla para todos los rivales. River y San Lorenzo lo sufrieron mucho. También hay otros jugadores importantes en el equipo, como Fontana (5 goles en la Copa) o Jorge Rodríguez (1.2 chances creadas por encuentro, 1.8 quites, 1.9 despejes, 1.6 intercepciones y 62% duelos ganados). Rodríguez es clave en el sistema, se posiciona por detrás de Payero y Galoppo y siempre está bien ubicado. Además, tiene facilidad para el pase entre líneas y también para el pase largo. Es un jugador silencioso, pero muy importante. Obviamente no todo es ideal en el equipo. Tiene sus defectos como todos. Este Banfield es un equipo armado sin mucho presupuesto y seguramente le falta mucha jerarquía. Defensivamente, tiene problemas porque sus defensores están lejos de ser confiables. Lollo ha recuperado un poco el nivel que tenía en Racing, pero no es el mismo. Bravo ha tenido algunos problemas defensivos. También ha tenido algún problema en pelota parada. Le han llegado bastante, incluso Arboleda promedia 3.5 paradas por encuentro. Su bache en la estructura defensiva, se genera a partir de la posición de Payero. Cuando sale a presionar al central rival, el equipo no alcanza a bascular bien, para tapar ese espacio. Si el rival logra atacar ese espacio se empieza a generar espacios. Con Talleres se vio mucho ese problema.

BANFIELD ATACANDO CASI SIEMPRE CON 5

Cuáles serán las claves del partido:

  • La recuperación anímica del Xeneize. El equipo de Russo tuvo un golpe durísimo. Necesita cambiar el chip rápido, pero eso será difícil que suceda hoy, aunque seguramente la chance de competir por un título ayudara. Quizás algunos nuevos nombres, le pueden dar personalidad y nuevos aires al equipo. Cardona, Varela, Capaldo, Wanchope podrían ayudar.
  • La actitud e intensidad del Xeneize, ante un rival al cual le sobra. Si algo le sobra a este Banfield, es solidaridad y entrega. En el Taladro corren todos. Es algo que a Boca no le sobra. Se juega una final, no debería faltar entrega, sino Banfield se hará fuerte en todos los sectores. Russo debe tocarles el orgullo para que salgan a comerse la cancha.
  • El colombiano es muy peligroso. Si juega mucho mano a mano contra el lateral de Boca, va a generar muchos problemas. Hay que evitar que reciba cómodo y nunca perfilado o corriendo. Banfield lo busca mucho con pases largos o mediante Payero, que atrae a los volantes centrales rivales y busca a Mauricio Cuero bien abierto por la derecha en 1 contra 1.
  • El volante de Banfield esta en un gran momento. Suele arrancar del centro a la derecha, pero suele caer muy seguido a una zona cerca a la de Cuero y genera superioridad contra el lateral izquierdo rival. Veremos con que volante Russo se ocupa de él. Tiene un gran cambio de ritmo y una buena pegada. SI el Xeneize juega con un 4-2-3-1 y Mas o Fabra, Varela y Cardona están en esa zona deben cuidarse.
  • Galoppo y la pelota parada. Con la pegada de Payero o de Bordagaray el Taladro suele generar complicaciones. Dentro de esas complicaciones la mayor es la capacidad de Payero para anticipar o para atacar espacios en el área. Cabecea muy bien ya ha convertido varios goles de pelota parada. Hay que ver quiénes son los encargados de marcarlo, porque los centrales estarán ocupados con otros.
  • Apelar a la diferencia de jerarquía y a la experiencia en finales. Villa, Tevez, Cardona, Wanchope, Zarate. Cualquiera de esos nombres serian figuras indiscutidas y totales para Banfield. El Xeneize debe apelar al poder de sus individualidades, para festejar hoy. Banfield es un equipo joven y sin experiencia. Hay que tirarle los títulos y la jerarquía por la cabeza. Por funcionamiento o solidaridad estamos en desventaja.
  • La creatividad del gordo será clave para romper el bloque defensivo del equipo de Sanguinetti. Debe aprovechar la espalda de Payero, que quizás sea el menos activo en defensa y a partir de ahí generar ventajas para todos. Además, querrá demostrarle a Russo que se equivoco en no ponerlo ni 1 minuto ante Santos.

 

El Xeneize va en busca de una nueva estrella. La Copa Diego Armando Maradona, debe estar en las vitrinas Xeneizes. Russo quiere terminar su primer año del nuevo ciclo con otra alegría, serian 2 sobre 3 torneos. No estaría nada mal.

Esteban Sanchez

Bostero, Riquelmista y Messista.. En mi equipo siempre juega Leandro Paredes.

Articulos relacionados

Botón volver arriba