Se dio vuelta

Boca dio vuelta un resultado, por primera vez en el 2020, y le ganó a Independiente 2-1, pensando en dar vuelta el resultado el miércoles.

No está muerto quien pelea, y Boca nunca deja de pelear. ¿Jugó bien? No, para nada, incluso con los ingresos de algunos titulares que no entraron bien, el Xeneize hizo un muy mal partido, pero Cardona demuestra porque es distinto y puso su derecha para darlo vuelta y sumar de a 3.

En un primer tiempo aburrido, nada pasaba, hasta que Zárate la perdió, Mas tardó en volver, y Bustos llegó hasta el fondo ante la marca de Ávila, metió el centro al corazón del área chica y Silvio Romero, ante una mala lectura de Zambrano, de cabeza puso el 1-0 venciendo a un Rossi que intentó pero poco pudo hacer.

El local, que generó la primer chance del partido a los 20′ del primer tiempo, vencía a un Boca sin idea que, hasta el partido de hoy, no sabía lo que era dar vuelta un resultado. Encima a los 28′ Velasco y Roa generaron una pared que terminó con el juvenil rematando adentro del área y Ávila se arrojó a los pies para salvar al Xeneize.

Hubo que esperar a los 35′ para ver un remate contra el arco de Sosa, cuando Zeballos arrancó por derecha, piso el área y sacó un remate rasante que se fue cerca del palo izquierdo. El equipo de Russo no aparecía y los de Pusineri descansaban en el resultado.

Sobre los 41′ vino la polémica de la tarde, cuando Mauro intentó meter un centro y la pelota, tras un rebote en el pie de Bustos, González con el brazo extendido golpeó la pelota con la mano, que Vigliano ignoró, y en la contra, Ávila embistió a Romero tras un centro y, correctamente, cobró penal para el Rojo.

El colombiano Roa se paró frente a Rossi, remató a la derecha del arquero que voló, tapó el penal y le dio vida a Boca sobre el final de un primer tiempo para el olvido.

En el complemento, otra vez Roa, encaró y quedó mano a mano contra el portero Xeneize y remató afuera, otra vez se perdía el 2do y eso contra Boca se paga caro, aunque juegue mal. A los 13 desbordó Mas, el centro lo bajó Zeballos para Soldano que cabeceó mal y las redes estallaron por la falta de “enojo” del “9” Xeneize.

Con un equipo que no encontraba el rumbo, Russo, mandó a la cancha a Cardona y Villa para intentar revertir el resultado. Afuera Diego González, que volvió a hacer un partido más que correcto y sigue sumando minutos, y Agustín Obando que, otra vez, demostró que no entiende lo que es jugar con la Azul y Oro, ni por técnica, ni por carácter.

A los 2 minutos de entrar, ambos colombianos se ganaron la amarilla de manera justa, y parecía que iba a ser imposible que pudieran cambiarle la cara al equipo, pero con el pasar de los minutos Villa primero y Cardona después, empezaron a mostrar la calidad.

A los 30′ afuera 2 de los que mejor anduvieron, Varela y Zeballos, para el ingreso de Jara y Salvio, que mostraron la experiencia, pese a eso, el Xeneize no encontraba la manera de inquietar al arquero rival, hasta que a los 37′ un balón para Buffarini que intentó meter el centro y le cometieron falta cerca del córner derecho.

Edwin Cardona se acomodó, metió centro de derecha al 2do palo, Sosa dudó y Soldano cabeceó como el 9 más experimentado para poner el empate. ¿La sorpresa? El delantero no festejó el gol y eso fue otra explosión en las redes.

Cuando parecía el resultado sentenciado, Boca llegó al empate y a partir de ahí se dio cuenta que lo podía ganar. El gol a favor, como pasó con el tanto en contra, jugó en el ánimo del equipo y fue a buscar el triunfo.

A los 45 Villa intentó encarar por izquierda, Bustos le cortó el paso, y ante el grito de Cardona le dio el pase para que el 8, de derecha y con rosca la ponga contra el 2do palo ante la espectacular volada del arquero uruguayo y el delirio de todo el pueblo Xeneize.

Boca por primera vez daba vuelta un resultado en el 2020 y Cardona, después de 2 años, volvía a ser fundamental en un triunfo en el Libertadores de América.

Se ganó, no se jugó bien y sigue habiendo muchas dudas con el equipo suplente, como con los titulares. Lo bueno es que Russo acertó con los cambios, se dio vuelta un resultado contra un equipo de Avellaneda y los pibes están cada vez mejor.

Se vienen 3 días claves de trabajo en los que el triunfo ayudarán a trabajar más tranquilos para cerrar el año de la mejor manera y arrancar el 2021 con un viaje para disfrutar el calor y las playas brasileñas.

 

JotaPe

Periodista y Bostero.

Articulos relacionados

Botón volver arriba