Analizando al próximo rival: Racing Club de Avellaneda

El Xeneize recibirá a la Academia en la Bombonera, buscando dar vuelta una serie, que al día de hoy parece cuesta abajo. Racing saldrá con los mismos 11, mientras que Russo aun no dio indicios. El partido más importante del año para Boca.

El 2020 no fue un buen año para casi nadie en lo colectivo. Mas allá de grandes alegrías personales que uno pueda tener. Cuando la mayoría de la gente recuerde lo que paso en estos 365 días, seguramente recordaremos el COVID, el encierro, meses sin ver a amigos y familiares, perdidas de seres queridos, la muerte de Diego Maradona y muchas malas noticias. Sin embargo, para el Xeneize, en el plano futbolístico, hasta el día de hoy el balance viene siendo positivo. El titulo local arrebatado a River en la última fecha, corriendo de atrás (allá por los primeros días de marzo), ya le dejará un buen recuerdo. Aunque todo puede cambiar este miércoles. El Xeneize se juega el partido más importante del año. Hace mucho tiempo que los ánimos del pueblo bostero son manejados por los resultados en la Copa Libertadores. Eso no va a cambiar. Caer derrotados ante otro equipo argentino, que encima tiene menos jerarquía y potencial, puede ser un golpe duro para el primer año de la nueva dirigencia. Racing es un muy buen equipo, pero en la comparación del nombre por nombre, está muy por debajo del equipo de Russo. Por eso, este miércoles hay que ganar. El 1 a 0 jugando de local, le da muchas opciones al equipo de Beccacece. Ganar de local, terminar con el arco en 0 y cerrar de visitante, es lo ideal en estas fases de eliminación directa. El Xeneize debe ir a buscar un triunfo en la Bombonera, pero también cuidándose de no recibir ninguno, porque eso complicaría demasiado las cosas. El buen triunfo ante el Rojo en Avellaneda, dando vuelta el resultado para imponerse por 2 a 1, será un gran envión anímico. Hasta ese momento, el equipo nunca había podido dar vuelta un resultado. Lograrlo 3 días antes de enfrentar a la Academia puede ayudar.

¿Como llega Racing? El equipo de Avellaneda llega a este encuentro con el ánimo por las nubes. Después de eliminar a Flamengo en los penales y del triunfo en el Cilindro la semana pasada, todo es tranquilidad en Avellaneda. Mas allá que su presente en la Copa Diego Armando Maradona es muy malo. Eso hoy ya no importa. El equipo de Becca solo ha ganado 1 partido de 8 en el torneo local (perdió 6 y empató 1). Tomando todas las competencias, en lo que va del año Racing ha jugado 25 encuentros con 11 triunfos, 7 empates y 7 derrotas. 6 de esas 7 derrotas han sido en la Copa Maradona. Jugando como visitante lleva 6 victorias, 4 empates y 4 derrotas. De los 25 partidos del 2020, solo pudo mantener la valla invicta en 6 encuentros. En esta Copa Libertadores jugando de visitante ha ganado 3 y empatado 1. Esta invicto y siempre ha convertido goles. Aunque hay que resaltar, que algunos de los rivales fueron Estudiantes de Mérida, Alianza Lima y Nacional de Uruguay. La prueba más compleja fue la visita a Flamengo. Ese día fue superado, pero encontró el gol en una pelota parada y después aguanto.

¿Como formará el equipo de Beccacece? Al igual que la semana pasada, todo está bastante claro en la Academia. El 5-2-2-1 del encuentro en Avellaneda, sería el elegido nuevamente. El Paraguayo Melgarejo fue clave en el partido pasado y seguirá en el equipo. El probable: Arias; Fabricio Domínguez, Sigali, Nery Domínguez, Soto, Mena; Miranda, Rojas; Melgarejo, Fertoli; Licha López. En la previa del encuentro pasado estaba la duda de la posición de Melgarejo, pero terminó ocupando el mismo lugar que Reniero. Entre Miranda, Rojas, Fertoli y Melgarejo buscaron armar un cuadrado, que complicó mucho a Capaldo y Campuzano, por los problemas tácticos y las dudas del equipo de Russo. Fabra, Jara, Campuzano y Capaldo por momentos no sabían a quién debían marcar. Hay que ver que postura mantiene el equipo de Becca. Es un entrenador que suele buscar tener el protagonismo, pero el contexto y el resultado pueden invitarlo a retroceder. Racing no es un equipo que contraataque tan bien, salvo cuando se puede soltar Matías Rojas o tiene espacios Melgarejo. No le conviene esperar en bloque bajo. Seguramente intente presionar y tener al Xeneize lejos de Arias. Si el equipo de Russo tiene la pelota y el protagonismo será porque impuso su juego, no porque Racing lo quiera así. Insisto con lo que mencionaba hoy: Contra Flamengo se tuvo que replegar porque no sabía cómo frenarlos, ni como dañarlos. Incluso con la serie a favor de Flamengo, a Racing le costaba acercarse al área de Diego Alvez.


Si vamos al análisis del encuentro de ida, podemos mencionar un buen planteo de Beccacece, pero principalmente podemos hablar de las limitaciones en el de Boca. Cuando todo se resume a un par de corridas de Villa, podemos ver que la táctica tuvo limitaciones. Incluso fue deficitaria hasta para habilitar a Villa. No es lo mismo que el colombiano reciba un cambio de frente de derecha o del centro a la izquierda, con Racing todo volcado hacia el otro lado, a que el pase sea de Fabra y que ya la recepción sea con varios jugadores de Racing cerca. El veloz extremo Xeneize necesita espacios, pero se las arregló para complicar y generar ocasiones, aunque el equipo nunca lo puso en ventaja. Algo similar, con el tema de generarle ventajas, paso con Salvio. Pero “Toto” tuvo un muy mal partido y cada jugada termino en perdida. En la previa de ese partido, nos preguntábamos como el equipo de Russo intentaría tapar la subida de Fabricio Domínguez y Mena, para después atacarle la espalda. La realidad nos demostró que los encargados eran Villa y Salvio, que tenían que hacer recorridos de 100 metros, para después intentar llegar a acompañar a Tevez. Un desgaste demasiado grande. Cardona en esa posición, como una especie de enganche o media punta, pierde influencia. Debe arrancar de más atrás como lo hizo en el segundo tiempo con NOB o como lo hizo en Porto Alegre con Inter. Quizás si Cardona hubiera retrocedido unos metros, dejando a Fabra en duelo individual con F Domínguez y con Villa atacando su espalda, la cosa cambiaba. Pero no paso. Melgarejo y Fertoli se cerraban para atacar la espalda de Campuzano y Capaldo y Fabra y Jara no sabían si cerrarse o esperar a los carrileros rivales. Lo más grave, es que esto que hizo Racing fue lo realizado ante Flamengo en Avellaneda. No fue una sorpresa. Mas allá de todo, el partido fue igualado. Incluso Boca tuvo más ocasiones y hasta las más claras. Beccacece se impuso en la táctica, pero la jerarquía de los jugadores Xeneizes logró generarle problemas. Tevez y Villa igualaron en el desarrollo, el planteo Racinguista. Un grave error defensivo del Xeneize y un gran cabezazo de Melgarejo marcaron la diferencia. El partido podría haber sido un 0 a 0 tranquilamente.

Para este partido de vuelta, parece que hay dudas en el Xeneize. Por ahora, juntar a Cardona, Salvio, Tevez y Villa no viene funcionando (Salvo cuando Cardona fue interno ante Newell´s o Inter). Russo tiene en su memoria, buenos recuerdos de Tevez jugando con Soldano, mientras que Villa y Salvio iban por las bandas. No sería extraño que apueste por eso, buscando sacar la mejor versión de Carlos Tevez. Pero yo me pregunto: ¿Los rivales a los cuales enfrentamos en esos 9 o 10 encuentros de principios de año, tenían la jerarquía de Racing? No se puede comparar un mal partido ante Inter de Porto Alegre o ante Racing, con goleadas ante Central Córdoba, Colon o Godoy Cruz. Incluso, como hemos mencionado en algunos análisis, creo que la presencia de Soldano, tenía también motivos defensivos. Franco retrocedía con el 5 rival, presionaba más y compensaba para que ese triangulo rival entre los centrales y el 5, no genere tantas superioridades y logre avanzar. Pero si Racing juega con 3 atrás, quizás Wanchope y Tevez puedan compartir la delantera, sin quedar en desventaja en la zona media. Wancho tiene otra capacidad goleadora, otra presencia en el área y es otro tipo de preocupación. Hay muchas dudas. Lo que si creo que queda claro, es que el sistema con Cardona, no puede ser el mismo que con Soldano o Abila. Boca juega 4-4-1-1 juegue quien juegue y creo que ahí está el error. Correr de posición a Tevez, dejándolo aislado, con Villa y Salvio corriendo mucho hacia atrás, no será solución. Mucho más si tenemos en cuenta que Cardona tampoco logra encontrar su espacio para recibir. Si juegan los mismos el equipo debe jugar 4-3-3, ya lo hemos repetido. Cardona de interior, más cerca de Campuzano, con más participación y dándole espacios a Villa para correr. Capaldo de interno derecho para que su desorden no se note tanto y para ayudar a Salvio, si “Toto” no logra retroceder. Eso además dejaría en el eje a Campuzano y probablemente ese orden haga que puede relevar de izquierda a derecha y viceversa, sin que le ganen la espalda. Para Villa y Salvio no será lo mismo ser volantes en un 4-4-1-1 que ser extremos en un 4-3-3. Los espacios estarán mejor repartidos y Tevez no estaría tan aislado. Veremos cuál es la decisión de Russo. Si el equipo sigue 4-4-1-1, Villa y Salvio deben seguir retrocediendo con Domínguez y Mena. Si es 4-3-3 deberían ser Fabra y Jara lo que se encarguen de ellos en la mayoría de los momentos, o al menos uno de ellos.

Cuáles serán las claves del encuentro:
– Carlos Tevez. Russo confía en el Apache para sacar adelante esta serie. Una de las opciones es la inclusión de un 9, para que Tevez se suelte y arranque a la espalda de Miranda. Si hace ese cambio seria indudable que confía en sacar el mejor Carlitos, para ganar hoy. Como lo hizo contra Gimnasia en el titulo local y en todo el tramo final de ese torneo.
– El duelo táctico en los bancos. Russo debe intentar sorprender. Algún posicionamiento de jugadores, alguna forma de atacar esa línea de 5. Debe aprovechar los defectos, que puede tener para algunos equipos jugar con 5 atrás. En Racing hoy está todo más claro. La forma de ocupar los espacios del equipo de Beccacece siempre es buena. Estas series se definen en detalles y los duelos tácticos son demasiado importantes. Ahí también debe imponerse Boca.
– Las dudas en el Xeneize. Soldano o Cardona, Capaldo o Pulpo González. Según mencionan, estas pueden ser las dudas. Sería raro prescindir del “Gordo”, para poner a Soldano sin saber si realmente va a potenciar el rendimiento del equipo. Si la presencia de Franco no logra acomodar el resto, Boca perderá un montón de variantes que aporta el colombiano. Pelota parada, pases largos a Villa, disparos de afuera y mucha jerarquía. Quizás solo sea cuestión de hacerlo sentir cómodo. Con respecto a la duda de González o Capaldo, creo que Russo puede llegar a ver en el “Pulpo” un jugador más parecido a Pol Fernández. Como decía hoy, quizás se quiera aferrar al recuerdo de principios de año y apostar por un Boca más cercano a ese. Con Tevez buscando espacios detrás de un 9, con un socio de Campuzano más ordenado que Capaldo. Los momentos son otros (Campuzano y Salvio están mucho más bajos) y los rivales son otros. Veremos qué es lo que se decide.
– La postura de Racing. Hay que ver cuál es la apuesta de Beccacece. Racing no suele ser un equipo que defienda tan atrás, pero es muy evidente que a Boca le cuesta más con rivales cerrados. Si Racing presiona más alto, puede recuperar y atacar al Xeneize, buscando convertir un gol que sería clave. Pero si Racing sale a buscar, puede darle espacios a Boca, que se puede sentir más cómodo. Por el contrario, si Racing espera con línea de 5 en un bloque bajo, puede costarle mucho al equipo de Russo, porque le sacan espacios a Villa, porque Tevez tendrá menos espacios y porque Salvio tendrá que eludir 2 o 3 en cada jugada. Pero si pasa eso también, la academia se arriesga a aislar a Licha López contra un Izquierdoz y López que están en gran nivel, haciendo que la pelota vuelva rápido. Lo pueden encerrar en un área. La jerarquía Xeneize, atacando con continuidad, puede aparecer en cualquier jugada.
– Como marcar a los carrileros de Racing. Debe estar mucho más definido en este partido. ¿Sera Fabra el que vaya con Domínguez y será Jara el que vaya con Mena, mientras los volantes se ocupan de Fertoli y Melgarejo? ¿O serán nuevamente Villa y Salvio? Si la tarea es para ellos, Russo debería agregar un delantero junto a Tevez. Por las bandas es donde se generan las ventajas enfrentando a este Racing, a favor y en contra.

– Toto Salvio. Nadie duda de las condiciones ni la jerarquía del ex Benfica. La realidad es que hasta ahora no ha logrado brillar en las citas importantes. Ni contra Inter, ni contra Racing, ni siquiera en el partido de vuelta ante River en 2019. Hoy es su momento. Su jerarquía no esta en duda, solo debe aparecer en este partido. Le sobra gol, desequilibrio individual y variantes en el ultimo tercio. Es hoy “Toto”.

Se viene el partido más importante del año. Hay que salir a dejar todo por la camiseta, para que el comienzo del 2021 nos encuentre jugando la Copa Libertadores. La serie está totalmente abierta. Faltará el empuje de la Bombonera, pero en nuestras casas y en la 4ta bandeja todos estaremos haciendo mucha fuerza.

Esteban Sanchez

Bostero, Riquelmista y Messista.. En mi equipo siempre juega Leandro Paredes.

Articulos relacionados

Botón volver arriba