Analizando al proximo rival: Newell’s Old Boys

El Xeneize va por su segunda victoria en esta Copa de la Liga. En un estadio complicado y contra un rival que tiene jerarquía y busca recuperarse de la derrota del debut.

21 de agosto de 2011. Mas de 9 años hace que el Xeneize no gana en el Estadio Marcelo Bielsa. Ese día, el gol de Pablo Mouche sirvió para el 1 a 0 final. Ir a Rosario siempre fue difícil para cualquiera. Hoy no parece ser la excepción, aunque el momento del equipo de Russo y la derrota inicial de la Lepra puedan indicar otra cosa. Boca tendrá una visita complicada ante el NOB de Frank Kudelka, que tiene muchos jugadores de jerarquía como Scocco, Maxi Rodríguez o Pablo Pérez.

¿Como llega NOB? El equipo de Kudelka tuvo un mal debut en esta Copa de Liga. Derrota por 3 a 1 ante Talleres en Córdoba, mostrando muy poco. La intensidad de los chicos de la T se hizo notar y el equipo rosarino no logro imponer su categoría, nunca. La expulsión de Fontanini en el comienzo del 2do tiempo pudo ser importante, pero el rendimiento ya había sido flojo. Circulación muy lenta, con muchas imprecisiones y sin generar complicaciones al rival. La lepra sufrirá cuando no logre imponerse desde la posesión y desde el ataque, debido a que defensivamente Scocco y Maxi no pueden aportar tanto y además el tándem Pablo Pérez y Palacios no termina de retroceder bien por la derecha. Es un conjunto, que cuando no tiene la pelota le cuesta ocupar bien los espacios en defensa. Solo fue un partido, pero si el sistema sigue siendo el mismo, ese problema difícilmente se solucione. En el inicio del 2020 Newell’s había disputado 8 encuentros, con 3 triunfos, 4 empates y 1 derrota. Desde la llegada de Kudelka el equipo ha tenido un gran crecimiento y paso de pensar en el descenso a ser protagonista. Jugando como local lleva 2 triunfos, 1 empate y 1 derrota en el corriente año. Veremos si la derrota con Talleres fue un simple accidente. En los amistosos previos a este comienzo, la Lepra le ganó a un River alternativo, a Colon y Sarmiento, pero empató con Unión y con Rafaela.

¿Como formará la Lepra? A pesar de la derrota, el entrenador no hará muchos cambios. Guanini por el expulsado Fontanini, sería la única modificación. El equipo: Aguerre; Gabrielli, Guanini, Gentiletti, Bittolo; Pérez, Julián Fernández, Aníbal Moreno; Maxi Rodríguez; Seba Palacios y Nacho Scocco. Un 4-3-1-2 para evitar que Maxi se desgaste por la izquierda y que participe más del juego. En el encuentro con Talleres Scocco partió desde la izquierda y Palacios por derecha.  Veremos si por enfrentar al Xeneize hay algún cambio en la disposición táctica. La subida de los laterales rivales puede complicar a la Lepra. Imaginamos que Kudelka le pedirá un poco más de sacrificio y desgaste a Palacios por la derecha. Si suben Buffarini y Fabra, debería ir Moreno con Buffa y Palacios con el colombiano, quedando Pablo Pérez cerca de Julián Fernández. Eso no sucedió con la T y vimos como en el primer gol Tenaglia llego completamente solo.

“Creo que el fútbol se hizo para ganarlo en el arco de enfrente y la toma de riesgos para mí es importante. Tratar de poner al rival a defender y nosotros a atacar es la esencia, a veces sale y otras no”. Con esa declaración de intenciones Kudelka confirmó que saldría a atacar al Xeneize. Buscará tener la pelota, para que Scocco, Maxi, Pablo Pérez y Palacios puedan pensar en el arco rival. Aníbal Moreno es otra arma que puede amenazar, con su buena pegada de media y larga distancia. El equipo Rosarino tiene mucha jerarquía y es de los pocos que puede competir en eso con el Xeneize. Pero, así como tiene jerarquía y poderío ofensivo, también da muchas ventajas defensivas. Julián Fernández (volante central) a veces no da abasto, cubriendo huecos, yendo a los costados. Sus centrales son lentos y eso ante la verticalidad y jerarquía de Boca arriba puede ser letal.

Cuáles serán la Claves:

1°- El juego por las bandas. Fabra con Cardona (O Villa), Buffarini con Salvio. El Xeneize debe intentar cargar el juego bastante por fuera, porque el equipo rosarino puede ocupar mal esas zonas. Por momentos, solo Gabrielli y Bittolo se encargan del juego externo. Fabra y Buffa deben proyectarse con regularidad y eso terminará complicando al equipo de Kudelka. El colombiano tendrá que tener cuidado igual con su espalda, porque Seba Palacios puede generar complicaciones.

2°- Pelota parada. Con la presencia de Cardona el equipo de Russo ha vuelto a explotar esta arma, que en el Ciclo Alfaro fue importante. En este 2020 el Xeneize había jugado 13 encuentros sin Cardona de titular y solo había convertido 1 gol de pelota parada de los 27. Con Edwin de titular en estos últimos 2 encuentros ha convertido 2 goles de tiros de esquina, de los 5. NOB solo tiene a Guanini y Gentiletti para luchar en el juego aéreo. La salida de Lema se va a sentir y Licha López e Izquierdoz lo pueden aprovechar.

3°- La vuelta de Villa. El colombiano regresa al primer equipo. En este encuentro seguro salga desde el banco, pero Russo recupera un jugador clave para su estilo vertical. Hoy, ante un equipo rosarino que suele dejar espacios, será clave su ingreso en el segundo tiempo. Veremos si la inactividad le afecta o si las ganas de competir se noten más.

4°- La jerarquía de la Lepra. El equipo Rosarino es de los rivales de más jerarquía que se pueden enfrentar. Maxi Rodríguez, Nacho Scocco, Sebastián Palacios, Pablo Pérez, Aníbal Moreno. Mucha jerarquía vemos en el rival, incluso con un gran jugador como Cacciabue en el banco. No hay que darle opciones, porque cualquiera de esos jugadores puede sacarte diferencias. No dejar a Nacho o Maxi tener espacios en zona de definición, no dejar pensar a Pablo Pérez, no dejar disparar de afuera a Aníbal Moreno, ni permitir a Seba Palacios jugar mucho tiempo mano a mano con Izquierdoz. Lograr esos objetivos pueden ser claves.

5°- El duelo Salvio- Bittolo. El extremo Xeneize es por momentos demasiado desequilibrante y muchas veces se necesita doble marcarlo o escalonarse. Justamente, como decíamos anteriormente, NOB no es un equipo que tape bien las bandas. Bittolo tendrá que arreglárselas muchas veces mano a mano. Julián Fernández estará cerca siempre, pero eso puede darle espacios a Tevez. Boca tendrá espacios para explotar esos duelos.

 

El equipo de Russo va por otra buena prueba para ver donde está parado. Por ahora el funcionamiento ha ido creciendo de acuerdo a las dificultades y hoy es otro día para seguir creciendo. La parte clave del año se acerca y hay que seguir por la buena senda.

Esteban Sanchez

Bostero, Riquelmista y Messista.. En mi equipo siempre juega Leandro Paredes.

Articulos relacionados

Botón volver arriba