Analizando al proximo rival: Libertad de Paraguay

El campeón argentino regresa a la actividad futbolística, después de la cuarentena. Analizaremos al rival y el contexto en el que se dará el partido.

 

VUELVE LA LIBERTADORES. Por fin. Después de más de 6 meses sin fútbol, llego la hora de ver al Xeneize. “Hoy juega Boca”, es esa frase que extrañábamos decir hace mucho tiempo y que por fin podemos pronunciar. El contexto no es para nada favorable, pero ahí estará el equipo de Russo, para intentar competir. Partido de Copa de visitante, contra un rival que lleva 11 encuentros en la Liga Paraguaya (en 2 meses y medio de competencia).Mientras tanto el equipo de la Ribera lleva 6 meses sin competir, casi sin entrenar, ni hacer prácticas de fútbol. Ser optimistas es una de las características de los “Bosteros”, pero la realidad es que las circunstancias están lejos de ser las ideales. Enfrente estará el Libertad de Paraguay de Ramón Díaz, que marcha como puntero del Grupo H.

¿Cómo llega el equipo de Ramón? Libertad llega con una mini racha positiva, aunque lejos de un rendimiento ideal. En el regreso a la competencia ha jugado 11 encuentros, con 6 triunfos, 2 empates y 3 derrotas, marcando 20 goles y recibiendo 13. Parecen buenos números, pero en el análisis más profundo podemos ver que los triunfos fueron contra rivales más sencillos (General Díaz, Guaireña, Sol de América, River Asunción, Nacional y SP San Lorenzo). Mientras que los 3 rivales más complicados (Guaraní, Olimpia y Cerro Porteño) lo vencieron. Incluso en algún momento se dudó sobre la continuidad del riojano. En los primeros 5 encuentros post pandemia solo sumo 1 triunfo, 1 empate y 3 derrotas. En ese momento llego el momento de tomar decisiones fuertes y perdieron su lugar Tacuara Cardozo, Tito Villalba, Iván Franco, Luis Cardozo y Bocanegra. En el balance general desde su llegada al club, con RD como técnico suman 14 triunfos, 3 empates y 4 derrotas. Marchan líderes del Grupo de Libertadores con 6 puntos sobre 6 y en el segundo lugar en el Apertura Paraguayo a 6 puntos de Cerro.

¿Cómo formará el Gumarelo? Como mencionábamos recién, el entrenador argentino ha tocado varias piezas en el último tiempo. En los últimos encuentros el equipo ha formado con un 4-4-2 que tuvo a Silva; Piris, Viera, Adorno, Espinoza; Bareiro, Mejía, Blas Cáceres, Bogarin; A Martínez y Seba Ferreira. Para el día de hoy hay varias dudas. Veremos si por ser un encuentro de trascendencia, apuesta por la experiencia de Tacuara Cardozo como punta, en lugar de Adrián Martínez. Hugo Martínez (Volante central) fue figura en el triunfo contra General Díaz y ante la lesión de Blas Cáceres, probablemente forme el doble 5 junto a Mejía. Tito Villalba o Bareiro puede ser otra de las dudas, gracias al buen partido del Ex San Lorenzo el fin de semana. Debido a los problemas defensivos por la zona izquierda, tampoco sería extraño que ingrese Daniel Bocanegra por derecha y pase Iván Piris a la izquierda. Ademas último momento surgió la noticia de un COVID positivo de Diego Viera, por lo que su lugar lo ocupará Luis Cardozo. Un probable con muchas dudas (4-4-2): Silva; Bocanegra o Piris, Cardozo, Adorno, Piris o Espinoza; Bareiro o Villalba, Mejía, Hugo Martinez, Bogarin; Tacuara Cardozo o A Martinez, Seba Ferreira.

El equipo de Ramón, más allá de buenos resultados, ha demostrado ser un equipo con problemas para manejar la pelota y las ventajas.. En estos 11 encuentros, a pesar de jugar contra muchos rivales inferiores, solo promedió un 50,81% de posesión. La presencia de “Tacuara” condiciona mucho el estilo de juego. Cuando juega Cardozo el equipo es más directo, buscándolo tanto a él como al goleador Seba Ferreira. Sin Tacuara apuesta a las diagonales de los 2 puntas. Blas Cáceres (Mediocentro) es quien más intenta hacerse cargo de la conducción. Aporta mucha movilidad y participación, pero a último momento sufrió una sobrecarga y será baja. El goleador Seba Ferreira, es el jugador más importante del equipo. Es un delantero completo, con fuerza, con buena técnica, buen juego aéreo e inteligencia. Anotó 14 tantos en 18 encuentros. Llego de México proveniente del Mazatlan. En los últimos encuentros los cambios -Adrián Martínez en la delantera y Hugo Martínez en el medio- le dieron más energía e intensidad a la zona central. La zona derecha es uno de las más fuertes, con un incansable Bareiro y un sólido Iván Piris. En la zona izquierda, el lateral generalmente lo ocupa Matías Espinoza (Un zurdo que jugó de volante en la serie de Octavos de final contra el Xeneize, en 2018). Es bueno en ataque, pero suele tener dificultades en defensa. Delante de él aparece Rodrigo Bogarin, que es una especie de enlace que se cierra bastante, para intentar participar por dentro. No siente tanto el retroceso y eso a veces expone a Espinoza.

¿Cuáles serán las claves?:

1°- La diferencia de partidos y ritmo entre ambos equipos. 11 encuentros jugados por un lado, mientras que del otro ni siquiera un amistoso. Es demasiada diferencia para el futbol actual. Sumado a eso, Boca afrontará el compromiso con varios titulares recién recuperados del COVID. De las claves del partido, esta es la que condicionará todas.

2°- El ritmo que imponga Libertad. Si apuesta por Tacuara arriba seguramente sea un partido con mucho juego directo y eso hará que la pelota vaya y vuelva muy rápido. Ese ritmo no le conviene al Xeneize. Debe intentar controlar la pelota, ya que Libertad no tiene tantos jugadores agresivos en la recuperación.

3°- La ausencia de Villa. Si algo ha caracterizado al equipo de Russo en este 2020, fue la verticalidad. Un protagonista principal de este recurso fue el colombiano. Boca va a extrañar esa velocidad para pasar de defensa a ataque y en un estadio como “La Olla” -donde hay más espacios que en la cancha de Libertad- podría haber sido decisivo. Libertad en general se caracteriza por ser un equipo muy lento en las transiciones con Viera, Adorno y Mejía. Veremos si su reemplazo es Maroni, Cardona o Capaldo pasando Pol Fernández a la zona izquierda.

4°- Salvio y Campuzano. Por defectos de Libertad son quizás los 2 jugadores que más puede lucirse. Libertad al jugar con 2 puntas, no suele tapar con regularidad al 5 rival y si dejan jugar a Jorman puede manejar todos los tiempos del encuentro. Salvio atacará la zona defensiva más endeble del Gumarelo y puede hacer muchas diferencias.  Todo dependerá, como dijimos anteriormente, de cómo estén tanto futbolística, como físicamente.

5°- Andrada. El 1 Xeneize es uno de los que más puede sufrir esta falta de futbol. La distancia para salir a cortar centros, ante un equipo que apostará a mucho juego aéreo como los paraguayos puede ser una gran prueba. Veremos cómo responde ante la inactividad, teniendo en cuenta también que fue uno de los contagiados más afectados.

 

Vuelve la Copa Libertadores. A pesar del complicado contexto, el Xeneize vuelve a soñar. Libertad es el primer escalón y una buena prueba para ver donde estamos parados después de la Pandemia. “Hoy Juega Bocaaaa”

Esteban Sanchez

Bostero, Riquelmista y Messista.. En mi equipo siempre juega Leandro Paredes.

Articulos relacionados

Botón volver arriba