Un talento que llega, otro que se va.

Edwin Cardona tendrá su segundo paso por el club, mientras que Emanuel Reynoso parte rumbo a la MLS. Un análisis con lo que gana y pierde Boca en este cambio y un resumen de sus pasos por el club.

El día viernes, el Xeneize anunciaba oficialmente la salida de Emanuel Reynoso y a la vez confirmaba el regreso de Edwin Cardona. El cordobés deja el club después de 2 años y medio, mientras que el colombiano regresa, después de su salida a finales de 2018. Viendo el sistema táctico que utiliza Russo -donde vimos a “Bebelo” reemplazando a Tevez algunas veces- y lo que le puede aportar Cardona, se supone que es más un cambio de nombre, que de funciones. En esta nota repasaremos el paso de Reynoso por el club (Con las causas de su falta de regularidad) y de los 18 meses de Cardona entre 2017 y 2018. Con estadísticas y análisis futbolísticos.

REYNOSO EN BOCA

“Bebelo” llegó al Xeneize allá por enero de 2018, durante el ciclo de Guillermo Barros Schelotto. En total fueron 66 encuentros, con 5 goles y 8 asistencias. Un ciclo irregular, donde casi nunca pudo llegar a la versión que alcanzo en Talleres de Córdoba. En parte, porque el contexto no lo ayudo a llegar a ese nivel y otro porque él no logro imponerse. Reynoso es un jugador que brillaba en la T, como interior derecho o con libertad por el centro del campo, pero en el Xeneize salvo en sus primeros 6 meses con Guillermo, nunca jugó ahí. Fue titular al principio, en la copa Libertadores 2018, aprovechando la suspensión de Nahitan Nandez y podemos recordar muy buenos encuentros, como ante Junior en la Bombonera o en el torneo local contra San Martín SJ, Talleres o Newells. En ese primer semestre logró jugar 12 encuentros como titular, de los cuales 4 fueron en la Libertadores. Además, jugó el tramo más importante de la Superliga donde Boca casi se aseguró el título. Con la llegada de Zarate y Villa, el regreso de las lesiones de Gago, Benedetto en el segundo semestre, el “Rey” fue perdiendo lugar y casi no jugó en el final de 2018, donde incluso lo vimos actuar en reserva.

Diferencias en el aporte de Reynoso en su ciclo en Talleres, con respecto a Boca.

La llegada de Alfaro y la salida de varios volantes (Gago, Pérez, Cardona) le abrió un lugar a Reynoso, que en 2019 arrancó siendo más importante para el equipo. Fue titular en casi todo el semestre, hasta que una lesión de rodilla en Copa de Superliga, lo dejo fuera del tramo final. A pesar de esa continuidad, había una contra: El sistema. Un 4-4-2, con él por izquierda, no le permitía potenciar sus mejores cualidades. El cordobés es mucho más importante cuando recibe libre por la derecha, con la cancha de frente para cerrarse a jugar. Alfaro le dio protagonismo, pero en un contexto que no le permitía explotar al máximo sus cualidades, porque no tenía como objetivo la circulación de la pelota (En Talleres promediaba 45 pases por partido, con Guillermo 41 y con Alfaro pasó a promediar 24 pases por partido). Aun así, vimos buenos rendimientos en ese semestre, donde también jugó 12 partidos, convirtiendo 2 goles y dando 2 asistencias.  El segundo semestre de 2019, lo tuvo con más competencia en su puesto, por la llegada de Alexis Mac Allister. Eso implicó verlo de suplente en un principio. La lesión de Mauro Zarate en Quito, le permitió ganarse el lugar, aunque nuevamente como volante por izquierda. Un gran ingreso ese día contra Liga en Quito (con gol incluido), gol contra Estudiantes, figura contra San Lorenzo y grandes encuentros ante Arsenal de Sarandí o Unión de Santa Fe, fueron lo mejor del semestre. En la segunda mitad de 2019, fue titular 11 veces, convirtiendo 2 goles y dando 3 asistencias. A pesar de la posición, “Bebelo” lograba demostrar sus virtudes y había agregado más sacrificio. Ese buen nivel demostrado en muchos momentos, le permitió salir como titular en la IDA contra River en Semifinales de la libertadores. Ese día tuvo su gran prueba y no pudo demostrar su talento. Solo un gran pase a Abila en el primer tiempo, previo al increíble gol errado por Capaldo, poco más. Fue superado por la presión de River, lo que le generó muchas perdidas.

En 2020, con la llegada de Miguel Ángel Russo, en la pretemporada se insinuaba que podía ser importante. Pero con el comienzo de la competencia, la elección del 4-1-3-2 termino perjudicándole. No es un sistema que beneficie a Reynoso, porque le falta recuperación para jugar delante del 5 y le falta recorrido para jugar por la banda. Cuando le toco ingresar, lo hizo en lugar de Carlos Tevez cambiando a un 4-2-3-1. Una buena actuación ante Caracas con 6 chances creadas y un gran ingreso ante DIM con un golazo de tiro libre, fueron de las pocas cosas que pudimos ver en este año. En la mayoría de los otros partidos, ni siquiera ingresó. Eso quizás lo llevo a pensar en una salida del club.

El paso de “Bebelo” no quedará en el recuerdo de casi nadie. Todos sus compañeros lo reconocen como un crack, pero él no logro creérselo, para trasladarlo a la cancha con regularidad. En Talleres podían pasar 2 o 3 partidos malos, pero Boca no te da tiempo. No logró convencer a ningún entrenador de esperarlo, si tenía esos 2 o 3 encuentros malos. Tampoco ningún técnico creyó que merecía rodearlo para potenciarlo. De 66 encuentros que jugó, solo en 5 o 6 arrancó en la posición que más rendía en Talleres, en 29 de esos partidos jugo de volante bien abierto por izquierda y en muchos otros jugó de extremo derecho. Un gran talento que no supimos aprovechar. Guillermo fue quien lo ubicó en lo más cercano a su posición, pero no lo esperó. Alfaro fue quien más confió en él, pero no en la zona donde más rinde, ni tampoco haciendo lo que más sabe. Russo no le encontró el lugar. Lo espera la MLS. Ahí seguramente será figura.

CARDONA EN BOCA (2017-2018)

El paso del “gordo” por Boca, fue claramente de mayor a menor. 46 encuentros con 11 goles y 5 asistencias, son el balance general. Llegó a mediados de 2017 para reemplazar a Centurión, y se acoplo muy rápido a un Boca que casi salía de memoria. Del medio hacia arriba: Gago,Barrios, Perez; Pavon, Benedetto y Cardona. Ese equipo arrancó la Superliga 17-18 ganándoles a todos. 8 victorias seguidas, con un gran triunfo en el Monumental por 2 a 1 incluido, con un golazo del Colombiano. En ese semestre jugó 14 encuentros con 4 goles y 2 asistencias, con grandes actuaciones ante Godoy Cruz, Belgrano, River y Arsenal.

En el comienzo de 2018, su problema con Barrios y Fabra generó unas primeras críticas. Sumado a eso, la vuelta de Carlos Tevez podía desacomodar el 4-3-3, que tanto funcionaba. Ese semestre fue mucho más irregular para el “Gordo”, pero se pueden rescatar buenas actuaciones ante Alianza Lima en Perú(6/7 en regates, 1 tiro al palo y 2 chances creadas) y en la Bombonera(1 gol, 1 asistencia y 4 chances creadas) , alguna buena actuación ante San Lorenzo(8/9 en regates y 3 chances creadas), Temperley(1 asistencia, 6/6 en regates y 2 chances creadas) y ante Tigre(1 gol, 2/2 en regates y 2 chances creadas). La vuelta de Tevez, la necesidad de jugar con un 9, más la presencia de Nandez empezaron a correr al colombiano del equipo y alguna lesión de aductor lo quito regularidad. La mayor parte del semestre se jugó 4-2-3-1 con Perez, Barrios; Nandez o Reynoso, Tevez, Pavon; Abila. En la Supercopa ante River, terminó marcado por errores en los 2 goles, pero durante el partido fue uno de los pocos que dio la cara y demostró personalidad. Su inicio del segundo semestre, fue con una grandísima actuación ante Libertad en Octavos de final de Libertadores, donde sumó 5 chances creadas, 6/7 en regates y 4 centros completados. Jugando por izquierda hizo de todo. Luego, con la gran cantidad de variantes que tenía Guillermo, fue perdiendo el lugar y las ganas. EL 4-2-3-1 del inicio, terminó con Nandez dentro y con Cardona afuera. Las llegadas de Villa y Zarate tampoco ayudaron a Cardona. En ese final de 2018 solo terminó jugando partidos del torneo local, con los suplentes. Mas allá de esa falta de continuidad, en esos 6 meses convirtió 5 goles y dio 1 asistencia.  Su último encuentro fue contra Independiente en Avellaneda, donde hizo un golazo para ganar 1 a 0. Guillermo no lo consideró para ir a Madrid.

 

Russo con Cardona suma un jugador que le da variantes. Aporta creatividad en los metros finales, una gran pegada tanto en pelota parada como en movimiento, puede ser desequilibrante en el 1 contra 1 cuando está bien y además tiene una gran personalidad. Su gran problema suele ser de motivación. Es un jugador especial y suele tener bajones, donde sus ganas y su estado físico caen. Es cuestión de potenciarlo. Creo que su regreso a Boca, tiene que ver con eso. Desde su salida de Nacional, en ningún lado estuvo mejor que en el Xeneize.

En el 4-1-3-2 de Russo, puede reemplazar a Tevez cambiando el sistema a 4-2-3-1, o también puede ser el volante por izquierda en ciertos partidos, reemplazando a Villa.  Comparándolo con Reynoso, sin dudas que el colombiano es mucho mas decisivo en ataque. “Bebelo” es quizás más importante en la generación en la zona media, pero en los metros finales Edwin tiene mas variantes. Creo que el club sale ganando, porque recibe mucho dinero por la venta del cordobés que era suplente y que no encontraba su lugar y lo reemplaza con un jugador recuperable y que ya conoce el club. Pero claro, todo dependerá de recuperarlo y cambiar la mala imagen que ha dejado en estos últimos meses en México.  A continuación, una comparación estadística en el aporte de Cardona y Reynoso en sus pasos por el Xeneize.

Comparación estadística de ambos jugadores. Solo Superliga y Libertadores ( No hay estadísticas del resto)

Como podemos ver, hay bastante paridad. En goles y en disparos al arco ha sido muy superior Cardona, pero en chances creadas o regates, “Bebelo” necesita menos minutos para realizarlos. Claramente Reynoso siempre ha tenido menos tendencia a buscar su gol y Edwin, debido a su gran disparo, lo intenta mucho más. En su paso por Boca el colombiano participó de 1 gol cada 203 minutos, mientras que el Cordobés lo hizo cada 246. En Chances creadas Cardona promedia 1.64 por partido mientras que Bebelo 1.51. Este numero igual puede ser engañoso, porque el “gordo” ha sido titular en mas ocasiones y tiene mayor promedio de minutos por partido (Reynoso hace un pase clave cada 34 minutos y Edwin cada 41). Donde hay diferencias a favor de el “Rey” en la parte defensiva: En su carrera “Bebelo” promedia 3.8 intentos de entradas por partido, mientras que el colombiano solo 1.8 (2.3/3.8 para BR y 1.3/1.8 para EC). Algo que es bueno de el “Gordo” y que se rescata poco, es su efectividad cuando quiere eludir adversarios. 73 regates exitosos sobre 106 intentos, es una efectividad muy alta. Siempre se habla de jugadores como Centurión u otros como desequilibrantes, pero pocos tienen estos números. Cada vez que se propone la gambeta la logra, debido a un gran abanico de variantes, que van desde poder ir para adentro o para afuera, poder enganchar o hasta tirarla larga y pasar (Cuando agarra velocidad tiene mucha fuerza).

Si Russo busca un jugador que pueda partir detrás del 9, con Villa por izquierda y Salvio por derecha, sin dudas que Cardona ilusiona. Siempre y cuando encuentre su mejor versión física. No creo que llegue para ser titular desde el inicio, porque incomodaría a Tevez en su rol. Pero se vienen competencias continuas y se necesitará de todos. Reynoso no pudo imponerse, seguramente la personalidad del “Gordo” sea mas fuerte e intentará asumir esa responsabilidad. Boca tiene su 10. Román tiene un jugador que le gusta. Esperemos que Russo lo disfrute. Esperemos que todos lo disfrutemos.

 

 

Esteban Sanchez

Bostero, Riquelmista y Messista.. En mi equipo siempre juega Leandro Paredes.

Articulos relacionados

Botón volver arriba