Mauro Zarate. Su renovación.

En silencio, Mauro también negocia una renovación. ¿Que le ha aportado a Boca y que le puede seguir aportando?. ¿Cuales han sido las causas de su irregularidad?

Mientras los focos del Mundo Boca, se centran en la novela de Carlos Tevez. Por otro lado, en silencio, la dirigencia negocia con otros de los jugadores de jerarquía del plantel: Mauro Zarate. El delantero, tenia un contrato por 3 años, pero con una cláusula que supondría una revisión, si al cumplir los 2 años, no jugaba el 50% de los encuentros de la última temporada. El ultimo año de MZ ha sido irregular y plagado de lesiones, lo que le imposibilitó cumplir con ese objetivo. Ahora, Boca aprovechará este punto, para intentar ajustar el vínculo contractual del punta, con una reducción salarial. Las ganas de las partes son que el Ex Vélez siga perteneciendo al club, pero todo se resolverá en una negociación, que ya está en marcha.

Cuando llegó al Xeneize a mediados de 2018, pocos imaginaban que un jugador de la categoría de Mauro, pasaría 2 años tan irregulares. Tanto con Guillermo, como con Alfaro, en ambos ciclos fue de mayor a menor. Cambios de posición, bajones de rendimiento, lesiones. Todo esto ha convivido en su paso, con una buena cantidad de goles y asistencias. Intentaremos analizar los motivos de la irregularidad de MZ, en estos 2 años, viendo momentos, estadísticas, formaciones, posiciones, etc.

 

Sus inicios prometían alegrías. El 4-2-3-1 con el que inicio GBS (Barrios, Pérez; Pavón, Zarate, Cardona; Abila), le daba libertad para ocupar el centro del ataque. Podía estar cerca de la zona de definición, que es donde mejor se maneja y no es tan necesario un retroceso. Gol contra Libertad en la Bombonera, gol y pase para los 2 primeros goles en Paraguay (Un 4-3-1-2 descompensado, con Gago y Pérez de interiores y Mauro suelto), iniciaban su ciclo con el pie derecho. Ni hablar, cuando en los cuartos de final contra Cruzeiro definía con el revés del pie, para el 1 a 0. Ese día el equipo formó con otro 4-2-3-1, pero en lugar de Cardona jugó Nandez, pasando Pavón a la banda izquierda. Guillermo quería equilibrar, pero no lograba conseguir profundidad con Nahitan por derecha. Mientras tanto, Zarate llevaba 3 goles en 3 encuentros importantes. Un comienzo positivo, que pronto se empezó a desvanecer. Las grandes variantes que tenía el técnico -Pavón, Villa, Zarate, Tevez, Cardona, Benedetto, Abila- lo empezaron a hacer dudar. Benedetto estaba falto de ritmo, Abila con alguna molestia, entonces en la vuelta en Brasil, la delantera ya fue Villa, Zarate y Pavón. MZ, jugando de 9, quedo absorbido por Dede y ni participó. El cambio de sistema ya se vislumbraba. Con Palmeiras en la ida de Semis, le toco ser extremo izquierdo y tampoco cumplió. Participó poco y no pudo hacer diferencias. Por el contrario, el ingreso de Villa fue importante para el 2 a 0 final. Fue la última aparición de Mauro en el equipo titular, con Barros Schelotto. Ni siquiera ante la lesión de Pavón en la final con River, tuvo su chance. El mellizo lo convenció para venir, pero al igual que le paso con Tevez, terminó confiando más en su clásico 4-3-3. Y ese sistema no es el ideal para Zarate.

Con la salida de Guillermo y la llegada de Alfaro, podía llegar un cambio que beneficiará posicionalmente a Mauro. Era conocida la preferencia del ex técnico de Huracán, de jugar con 2 puntas. Zarate o Tevez y Benedetto o Abila parecían fijas. Los elogios públicos de Gustavo a Carlitos, hacían parecer que apostaría por el Apache, pero con el correr de los encuentros MZ fue ganándose su lugar. Al principio, era un encuentro para cada uno, pero en un momento ya se hizo notaria la elección del entrenador por el numero 19. Zarate fue titular en 9 de los primeros 13. Aunque no se terminaba de confirmar su titularidad, en la previa de la Supercopa, una seguidilla de goles lo confirmó. Antes de esa final con Central, el equipo había jugado 19 encuentros, con 13 titularidades del delantero, en los cuales sumó 10 goles y 5 asistencias. Después de esa definición con Central, donde no jugo un buen partido, su nivel comenzó a caer. La serie de copa superliga con Velez, fue uno de los grandes detonantes de su bajón. Unos cuartos de final muy hablados, donde se dio mucha transcendencia al regreso del punta a Liniers. Esos partidos, las declaraciones, los insultos, la presión a la que estuvo expuesto, lo desenfocaron. Sumado a eso, Alfaro empezó a apostar por juntarlo con Tevez, lo que implicaba mover a MZ a la izquierda. En ese lugar nunca terminó de rendir. Es una posición muy retrasada, donde hace un gran desgaste, que le quita aire y piernas para cuando tiene la posesión. Sus perdidas en zonas cercanas a su área, su lejanía del arco rival, lo perjudicaron. Terminó en un bajo nivel, más allá de una asistencia a Licha Lopez en semifinales de Copa Superliga con AAAJ. El final de semestre dejo una pálida actuación ante Tigre en la final, otra vez jugando de volante por izquierda, aunque dejó una gran asistencia para Benedetto que podría haber sido el 1 a 0.

Cuando comenzó el 2do semestre del 2019, las esperanzas se renovaron. La llegada de Alexis Mac Allister, parecía sepultar la idea de apostar por Zarate de volante por izquierda, pero a su vez le sumaba un competidor mas en el centro del ataque. La serie con Paranaense lo tuvo como titular, mientras que Tevez lo hacía en superliga. En el partido de vuelta con los brasileños, tuvo un buen partido sumando 7 pases claves, 3/5 en regates, 8/10 centros completados y 4/5 en entradas. Todo parecía caminar bien, hasta que llego la serie con Liga de Quito y ahí para sorpresa de todos, fue Alexis quien jugó por el centro, mientras que MZ arrancó por izquierda. Fueron solo 22 minutos, hasta que una lesión le dijo basta. Mas de un mes afuera, lo que le quito protagonismo. No fue titular en la serie con River y solo se tuvo que conformar con minutos desde el banco. Lo que quedo del año lo tuvo con 2 goles (Lanús y Arsenal), pero pocas oportunidades de ingresar desde el inicio (Solo el mencionado con Lanus y con Velez, un día que fue el único punta). En el final del ciclo Alfaro lo que lo perjudicó fue la lesión, aunque ya había comenzado el semestre un poco irregular.

La llegada de Russo suponía un aliciente, porque Miguel lo conocía. Sin embargo, después de un amistoso con un par de goles y luego de arrancar como titular con Independiente, otra lesión lo dejo fuera por mucho tiempo. Unos minutos ante Godoy Cruz, previos a resentirse de la lesión, fueron lo único que pudo aportar en la consagración final. Luego, la cuarentena lo dejo esperando.

La irregularidad de Zarate puede tener excusas, claro que sí. Lesiones e incomodidad de jugar en zonas -centrodelantero, extremo o volante por izquierda- donde explota menos sus cualidades. Su lugar ideal es la de segunda punta, pero también hay que preguntarse, ¿Porque los entrenadores no lo han mantenido ahí con regularidad?. Quizás, es un jugador con poca visión periférica, al que le cuesta un poco más que al resto levantar la cabeza y asistir a un compañero. Quizás no es armador y sus perdidas por el centro pueden ser peligrosas. O simplemente Tevez o Alexis en su momento tenían características mas aptas, para ese lugar. Mauro es un gran jugador, con buen 1 contra 1, con una gran pegada tanto para disparos al arco, pelota parada o para centrar. Incluso maneja los 2 perfiles en la zona de definición. Son muchas variantes con las que cuenta MZ, para ganarse un lugar definitivamente en el Xeneize. Claramente debe pulir otras. Aunque es cierto que pedirle a un jugador de 31 o 32 años, que sea menos egoísta o levante mas la cabeza, puede resultar complicado.  A continuación, mostrare un cuadro donde se puede diferenciar claramente el aporte del delantero, cuando ha jugado de media punta (MP), acompañando un 9 o detrás de él. Su comparación con respecto a sus partidos como 9 (DEL) o extremo izquierdo (EI) son notorias. 13 goles y 6 asistencias en 1.859 minutos como media punta (Participación en 1 gol cada 97 minutos). 3 goles y 1 asistencias en 652 minutos jugando como Centrodelantero (Participó en 1 gol cada 163 minutos). 1 gol y 5 asistencias (la mayoría de pelota parada) en 936 minutos, en la posición de extremo o volante por izquierda. Jugando de ese lado, participó en 1 gol cada 156 minutos, un numero que no es malo, pero si se lo incluye en un balance con su aporte defensivo y sus pérdidas, queda en deuda.

13 goles y 6 asistencias en 1.859 minutos.
1 gol y 5 asistencias en 936 minutos.
3 goles y 1 asistencia en 652 minutos.

En el análisis estadístico del paso de Mauro, tomando en cuenta las 2 Superliga y la última libertadores, veremos un poco la síntesis de sus cualidades. Un jugador muy efectivo en zona de definición, que tiene prácticamente 1 participación por partido en un gol (convirtiendo o asistiendo). En la Superliga 18/19 participó de un gol cada 115 minutos, en la Superliga 19/20 en 1 gol cada 120 minutos, mientras que en la Libertadores 2019 lo hizo en un gol cada 78 minutos. No hay tantas estadísticas de la Libertadores 2018, pero si podemos sacar sus 3 goles en 346 minutos (1 cada 115). Su pegada le permite sumar chances creadas, en general gracias a la pelota parada. Además, en el rubro de regates es mas efectivo que la media, con porcentajes de efectividad casi siempre por encima del 50%. Casi todas las estadísticas ofensivas son positivas. Pero su déficit esta en las posesiones perdidas. En el ultimo año y medio promedia 10,2 perdidas por encuentro (Sofascore), un numero alto, aunque no superior al de Villa, Salvio o Tevez. También, hay cosas que no se pueden medir estadísticamente. Son las veces que toma una mala decisión en la zona de ataque o en el momento donde hay que hacer un pase. Ahí quizás quede en deuda MZ.

La negociación con Zarate ya esta en marcha. El pasado martes 30 de junio, su contrato dejó de estar en vigencia. Ahora solo queda esperar si el Xeneize podrá contar con el buen delantero. Mauro puede aportar mucho todavía, debe dejar atrás las lesiones, encontrar su lugar en la cancha y seguramente va a rendir. “Me gustaría retirarme en el club. Soy feliz en Boca y sé que puedo devolver la confianza que me dieron”, dijo Mauro hace unos días. Russo ya sabe lo que puede dar.

 

 

Esteban Sanchez

Bostero, Riquelmista y Messista.. En mi equipo siempre juega Leandro Paredes.

Articulos relacionados

Botón volver arriba
Cerrar