Un gran refuerzo

El 31 de diciembre se termina el contrato de Pavón con LA Galaxy y seguramente deba regresar a Boca. Análisis sobre el paso del 7 por el Xeneize, con lo positivo y lo negativo.

“La semana pasada surgió una noticia, a mi criterio totalmente malintencionada, donde se describía que Pavón no tenía intención alguna de regresar a Boca, que no era su deseo, y eso no es así. Pavón fue dado a préstamo por 18 meses a Los Ángeles Galaxy (vence el 31/12), tiene una opción de 20 millones de euros netos, que serían 27/28 millones de euros brutos, y obviamente hay que entender que, en estas condiciones, con lo que está sucediendo hoy en el mundo del fútbol, si en momentos normales era una opción verdaderamente inalcanzable para esa liga en este momento es peor aún. Por lo tanto, se va a cumplir el préstamo, se va a tomar el tiempo necesario para cumplir el préstamo tal cual está acordado entre los clubes y luego el jugador tendrá que regresar para ponerse a disposición de Boca”. Con esas palabras Fernando Hidalgo, el representante de Cristian Pavón, ponía en el centro de la escena a “Kichán”. Es muy probable que en diciembre el cordobés regrese a Boca. Por eso, tanto en redes sociales, como en la prensa empezó el debate sobre el aporte del jugador al Xeneize y sobre su talento. A continuación, haremos un análisis sobre el paso del 7 por Boca.

 

Pavón llego al Xeneize en enero de 2015 y permaneció en el club hasta agosto de 2019. 4 años y medio en la Boca, 128 partidos, 5 títulos (3 torneos locales, 1 copa argentina y 1 Supercopa), 32 goles y 39 asistencias. Sin dudas números, que en muchos clubes, hablarían de un jugador muy querido, pero no es lo que pasa en Boca. Las opiniones sobre “Kichán” están divididas. Están los que valoran su talento y su aporte, pero también están los que no logran aceptarlo, apoyando sus opiniones en flojas participaciones ante River o en otras citas importantes. En mi opinión estamos ante un jugador de un gran paso por el Xeneize, con picos de rendimientos muy alto- principalmente entre el 2016 y mediados de 2018- donde fue uno de los mejores jugadores del futbol argentino. Pero también con un gran déficit en los clásicos ante el Millonario. Su valía se demuestra cuando analizamos los últimos 4 torneos de Superliga y nos encontramos con que, después del Morro García (Participó en 48 goles entre anotaciones y asistencias en 82 partidos), el actual jugador de Galaxy es quien estuvo involucrado en mas goles, con 44 en 71 encuentros. Todo eso jugando solo 2 temporadas y media, contra las 4 del jugador del Tomba. Ni Sand (41), ni Licha López (40), ni Benedetto (39), ni Scocco (38), ni Suarez (36) o Tevez (35), han participado en mas goles. En muchos casos jugando mas tiempo.

 

Para analizar el paso de Pavón por Boca, creo que tendremos que dividir en 3 partes: Sus temporadas 16/17 y 17/18 donde lideró al Boca Bicampeón, sus participaciones en Copa Libertadores, y por último sus Clásicos ante River.

Cuando hablamos de sus torneos 16/17 y 17/18, estamos quizás ante el mejor momento de Kichán. Por títulos, por estadísticas, por rendimientos y por regularidad. En esos 2 años, vimos el mejor nivel del 7 bravo. Eso lo terminó llevando a la selección y posteriormente al mundial 2018. Su delantera con Benedetto (o Bou) y Tevez a finales del 2016, con Benedetto y Centurión a comienzos de 2017 y con Cardona y Benedetto a finales de ese mismo año, explotaron muchas virtudes de él. Además, una de sus mayores fortalezas, es que en esos 2 torneos-hasta que se definió el Bicampeonato- no faltó a ningún encuentro. Tanto él, como el Xeneize tuvieron sus momentos de dudas, pero siempre aparecieron en las instancias claves donde se definía el torneo. Como olvidar su gran encuentro ante Independiente (3 a 0 en la Bombonera), cuando River se acercaba en la Superliga 16-17. O sus apariciones claves ante Talleres, NOB o Unión en las etapas finales de la 17-18, donde el equipo ya era “Deportivo Pavón”. El cordobés siempre apareció. Aunque como siempre, dentro de todo esto encontraremos su déficit: Sus flojos encuentros ante River. Una constante.

Si vamos a las estadísticas de estos 2 torneos, podemos encontrar varios ítems interesantes. En total, en 56 encuentros de esas 2 ligas, “Kichán” sumó 15 goles y 22 asistencias. Participó de 37 goles en 56 encuentros. El mejor aporte en todo el futbol argentino, por delante de Darío Benedetto (36), Morro García (33), Lautaro Martínez (28) e Ignacio Scocco (27). Nadie generó más goles que Cristian en esos 2 torneos.

En el torneo 16-17 sumó 9 goles, 9 asistencias, 47 pases claves, 59/121 en regates, 82 disparos al arco en 2.585 minutos. Boca arrancó jugando con un 4-2-3-1 donde Pavón era extremo derecho, pero el regreso de Gago mutó el sistema a un 4-3-1-2 hasta la salida de Tevez. Ya sin Carlitos, Guillermo apostó por el 4-3-3 que mantuvo hasta el final- aunque en el medio con el cambio de Barrios por Bentancur-, con Cristian como extremo derecho.  Haciendo una comparación con otros jugadores importantes del Futbol Argentino de ese momento, como Centurión o Pity Martínez. Podemos encontrar que Centurión convirtió 8 goles, dio 1 asistencia, 20 pases clave, 41/99 en regates y 32 disparos en 1.358 minutos. Martínez sumo 7 goles, 6 asistencias, 49 pases clave, 76/123 en regates y 77 disparos en 2.285 minutos. Mucha paridad con el 10 de River, aunque en goles y asistencias el 7 de Boca fue superior.

Analizando el 17-18 nos encontramos un torneo donde casi todo el peso recayó sobre él. Esa responsabilidad que asumió, se visualiza al ver una mejoría estadística en varios rubros, excepto en goles. En el segundo título “Kichán” fue la gran figura del torneo y sumo 6 goles, 13 asistencias, 49 pases claves, 66/128 en regates y 65 disparos al arco, pero jugando 2.265 minutos (320 menos que el torneo anterior). En los comienzos de la Superliga, Guillermo volvió a apostar por el 4-3-3 que le dio el primer título, aunque con el ingreso de Cardona por Centurión. Pavón siguió apareciendo por derecha y el Xeneize gano sus primeros 8 encuentros. Las lesiones de Gago y Benedetto en 2017, el regreso de Tevez en 2018 y el ingreso de Nandez, terminaron cambiando el sistema. Al final del torneo vimos a Cristian jugando mucho más por izquierda, lugar donde termino siendo figura. Comparando nuevamente con Martínez y Centurión, nos encontramos con que Pavón lideró casi todas las estadísticas. Centurión- en Racing- sumo 7 goles, 6 asistencias, 28 pases claves, 38/82 en regates y 24 disparos en 1.013 minutos, mientras que “Pity” sumo 6 goles, 3 asistencias, 41 pases clave, 68/118 en regates y 35 disparos en 1.585 minutos. Si agregamos a Matías Vargas en Vélez con minutos similares al jugador de Boca, sumo 5 goles, 10 asistencias, 57 pases claves, 76/121 en regates y 37 disparos. Mas allá de las buenas estadísticas del “Monito”, solo lo superó en regates y pases claves.

 

Muchos de los más críticos de Pavón además de utilizar como argumento sus malos encuentros con River, utilizan su ausencia en otros partidos importantes. Sin embargo, cuando vamos a analizar sus encuentros en Copa Libertadores, nos encontraremos con muy buenas estadísticas. Para el Xeneize, el torneo continental es lo máximo y “Kichan” ha dado la cara, en algunos momentos complicados para el equipo. Figura ante Racing en fase de grupos 2016, en un encuentro que una derrota podía significar una eliminación. Gran serie ante Cerro Porteño en Octavos. O su gol ante Nacional que nos llevo a los penales, o sus 2 goles ante Independiente del Valle. Varios encuentros importantes donde apareció, a pesar de sus 20 años. Si nos vamos al 2018, nos encontraremos con un grupo muy difícil ante Palmeiras y Junior donde nos salvo de 2 derrotas de visitante, con una asistencia a Tevez en Brasil o su tiro libre en Barranquilla. Partidos que eran pesados y respondió. O su gol para el 1 a 0 con Junior de local, contra el rival que disputábamos el 2do lugar. Todo lo que paso después del Mundial 2018, fue mucho más flojo, es cierto. Su gol en Paraguay con Libertad o su definición con Cruzeiro, no alcanzan a salvar un final de 2018 flojo. Pero no es cierto que siempre desapareció en partidos importantes.

Si vamos a las estadísticas de Pavón en Copa Libertadores, nos encontramos con 7 goles y 8 asistencias en 28 encuentros (24 de titular). Participó en 1 gol cada 139 minutos. En la Libertadores 2019 jugó 4 encuentros, pero ingresando desde el banco. Una de las estadísticas más destacadas, es que de 8 fases de eliminación directa que disputó, convirtió goles en 5 de ellas (Cerro Porteño, Nacional, IDV, Libertad, Cruzeiro). Solo las 2 series ante River o en las Semis con Palmeiras no logro convertir.

 

Para terminar con el análisis, ahora nos centraremos en sus duelos ante River. 10 encuentros de titular, 1 ingresando desde el banco, para una estadística de 1 gol y 1 asistencia. Números bajos para alguien como Pavón, que ponen en evidencia un déficit en estos encuentros. Ha tenido muchas ocasiones para convertir y ha dado muchas habilitaciones a compañeros que han desaprovechado, pero sus decisiones en estos encuentros han tenido un mayor porcentaje de errores que en otros. Su récord en Clásicos es de 3 triunfos, 3 empates y 5 derrotas, con 2 eliminaciones de Libertadores y 1 final de Supercopa perdida. Claramente esta en deuda individual y colectivamente. En total jugo 830 minutos.

En el repaso de encuentros podemos encontrar como positivos sus rendimientos en su primer clásico ingresando desde el banco y convirtiendo el 1 a 0, o un partido sacrificado en un 0 a 0 en 2016 en la Bombonera. El resto fueron partidos irregulares o flojos. En el 4 a 2 en 2016 en el Monumental fue una preocupación para el Millonario e incluso habilitó a Tevez en el 3 a 2, pero dilapido muchas chances claras, ante un equipo de Gallardo desequilibrado (2 pases claves, 3 disparos, 4/9 en duelos, ¼ en centros y 5 recuperaciones en ese encuentro). En el triunfo por 2 a 1 en el Monumental en 2017 también vemos algo similar (1 pase clave,2 disparos, 9/18 en duelos, o/4 en centros). Participó en el 2do gol, ganó en la corrida previa a la jugada de expulsión de Nacho Fernández (Gol de Cardona), pero también acumuló malas decisiones en todo el partido, incluida una contra de 2 contra 1 con Benedetto. Su clásico del torneo local en 2018 fue quizás el mas irregular. Perdió la pelota previa al gol de Pity Martínez, pero sin embargo después fue una complicación para Montiel y terminó habilitando a Tevez 1 vez y 2 veces a Benedetto en ocasiones falladas (3 pases clave,1 disparo, 5/14 en duelos, 1/3 en centros). Sus prestaciones mas flojas, fueron en general los mas importantes. Su encuentro en la Supercopa lo tuvo como protagonista de varias jugadas desaprovechadas. Sus 2 series ante River, dejaron muy poco. En 2015 por falta de experiencia y en 2018 porque su nivel ya había bajado mucho. Podemos encontrar pocas apariciones positivas.

A continuación, veremos sus principales jugadas en sus clásicos.

 

En el 2021 probablemente Russo tenga un nuevo refuerzo y seguramente se le dibuja una sonrisa. Pensando en lo que logró con Villa, o en la recuperación de Tevez, creo que Miguel puede recuperar al mejor Pavón. Ese 7 que desequilibra picando al espacio por derecha, o que desequilibra en el 1 contra 1 por izquierda, con buenos centros detrás de los centrales rivales desde la zona del 7 o con buena pegada enganchando desde la izquierda al centro. Algún día Messi lo dijo “La verdad que encontré un nuevo socio en Pavón. Es un jugador muy bueno. Vive yendo al espacio, picando atrás de los centrales. Es muy rápido y diferente a lo que hay en el plantel”. Después de Rusia 2018 necesitaba un cambio de aire. Estos 18 meses en Los Angeles, seguro lo ayudaron (5 goles y 6 asistencias en 15 encuentros en la MLS). Esta listo para volver y tener su revancha.

 

 

 

 

 

 

Esteban Sanchez

Bostero, Riquelmista y Messista.. En mi equipo siempre juega Leandro Paredes.

Articulos relacionados

Botón volver arriba