El armado del Boca de Russo Post Cuarentena

Análisis sobre algunas variantes que tienen Russo y el consejo del fútbol para armar el nuevo Boca.

El 30 de junio es una fecha importante para los clubes. Un día donde terminan contratos, préstamos y cuando empiezan a aparecer los representantes. Esta vez, sin dudas, será distinto: en Europa aun estarán compitiendo en la temporada 19/20 y de este lado del océano, el xeneize seguirá sin poder entrenar ni competir por la Pandemia.

Cuando el fútbol argentino regrese (quien sabe cuándo), Russo intentará armar un plantel competitivo pero en un contexto adverso. Tendrá que ser muy práctico. Hay algunos jugadores que se están despidiendo como el caso Marcos Diaz y Junior Alonso, otros que están en duda como Soldano y otros que tienen más certezas, aunque deben renovar sus contratos como Tevez y Zarate. Sebastián Villa -con problemas judiciales- probablemente esté en el mercado, aunque su importancia en el equipo y su alto valor de mercado dejan dudas sobre si su futuro está lejos de Boca.

A finales de junio hay muchos jugadores que deben regresar al Xeneize, pero solo algunos le pueden aportar soluciones al entrenador. Nazareno Solis, Marcelo Torres, Agustín Heredia, Julián Chicco deben regresar, pero ninguno de ellos imagino que tenga chances en el primer equipo. Olaza y Maroni extenderán sus préstamos hasta el final de la temporada europea y después sus clubes actuales deberán tomar una decisión en cuanto al pago de la opción de compra. El uruguayo parecería tener futuro en Celta, pero el enganche seguramente sea un nombre a analizar por el Xeneize. A continuación, un repaso por algunos nombres importantes y sus chances de continuar en el equipo.

En cuanto a los jugadores con chances de seguir en el Xeneize, en mi opinión, creo que tanto Seba Pérez, como Maroni y un 9 como Retegui o Bou, pueden luchar por una chance. Agustín Rossi sería una grandísima alternativa, pero su carrera hoy no le pide venir a Boca a ser suplente de Andrada. Debe emigrar, para seguir creciendo. Veamos caso por caso:

-Sebastián Pérez: Desde febrero en Boca, por problemas en su pase con Barcelona. El colombiano es una tentación de volante a recuperar. Llego al Xeneize en 2016 como mediocentro de juego y termino siendo el Pivote defensivo. Una rotura de ligamentos y su falta de ritmo posteriores, lo dejaron fuera de Boca en junio 2018. Un paso por Pachuca sin pena ni gloria, para después llegar a Guayaquil. En Barcelona fue de mayor a menor. Casi siempre titular, pero sin mostrar la versión del Pérez campeón de América con Atlético Nacional.

En Ecuador jugó 28 encuentros desde el inicio, con 1 gol y 3 asistencias. Su regreso a Boca, le podría dar a Russo una buena alternativa de Pol Fernández y competencia para Capaldo y Marcone en el banco de suplentes. El colombiano aporta pase seguro, inteligencia, recuperación. Solo hay que lograr encontrar su mejor versión: el Sebastián Pérez, que era el socio de James en Colombia. Si vemos al SP 2016, Russo tendrá motivos para sonreír y un gran socio para Jorman Campuzano. En el Xeneize solo jugó 8 encuentros de titular. Merece una revancha.

-Gonzalo Maroni: El Ex Instituto apareció en el Xeneize como una joya, pero las grandes variantes que tenía Guillermo entre el 2017 y 2018, nunca le dieron lugar. Su paso por Talleres no salió como se esperaba, aunque en medio de eso, las citaciones del sub 20 no lo dejaron insertarse del todo en el equipo cordobés. Sampdoria apostó por él, pero la lucha por la permanencia le ha quitado chances. El entrenador apuesta por otro tipo de jugadores y Gonzalo solo jugó 3 encuentros (Napoli, Crotone y Cagliari). Ha demostrado su talento en el Sudamericano Sub 20 del 2019, con un par de goles importantes. En junio en la reanudación del Calcio, tendrá nuevas chances para ganarse un lugar y demostrar su talento. Si Sampdoria no se quiere quedar con él, en mi opinión debería tener una chance.

El 4-1-3-2 de Russo lo potenciaría como media punta, pero la chance de salida de Villa y la discontinuidad de Obando, le podrían generar un hueco en la zona izquierda. Arrancando por esa zona, cerrándose para la proyección de Fabra y para asociarse por dentro. Es una opción interesante a considerar, como alternativa. Un 10, para que Román este cerca y le enseñe. Aun es joven, es una joya a pulir, principalmente en la continuidad de su juego. Desde su salida de Boca hace 2 años, solo jugó 23 encuentros con 3 goles,1 asistencia, 20 pases claves y 28 regates sobre 56 intentos.

-Agustín Rossi: En Lanús dio un paso adelante en su nivel. En Boca era un arquero sólido, con pocos errores, pero que pocas veces ganaba partidos con grandes atajadas. No era un arquero atajador, si un arquero sólido. En el Granate cambio. Hoy no solo es un arquero seguro, sino que también creció en otros aspectos como la confianza, los reflejos y hasta en el juego con los pies. Es uno de los mejores del futbol argentino. Tiene que volver a Boca, pero hoy no le serviría ser suplente de Andrada. Necesita ser titular y no hay nadie mejor que Esteban

Probablemente lo ideal en este contexto sea buscar una venta al exterior, para conseguir dólares, para afrontar este mercado de pases. 6 o 7 Millones de dólares serian un buen numero para el Xeneize, por un arquero cedido. Para Rossi sería lo ideal, porque ya está para seguir su crecimiento en Europa.

-Mateo Retegui: Un caso muy particular. Se fue de Boca cuando ni siquiera podía ser titular en reserva. Sin embargo, en Estudiantes con la dirección técnica de Milito, logro ganarle la titularidad a Fede González primero y a Cauteruccio después. Un jugador en proceso de crecimiento y maduración. Vuelve, porque la economía del Pincha no le permiten afrontar los 1.8 Millones de la Opción, pero en el equipo de Verón están muy satisfechos con él. Franco Soldano fue titular en el Xeneize, por todo lo que le daba al equipo en sacrificio, lucha y generación de espacios. Creo que Retegui puede hacer todo eso, además agregando más velocidad y un mejor aporte saliendo a los costados. Abila es una fija, pero entre Hurtado, Soldano, Retegui y Bou no hay grandes diferencias. Podría pelearla.

En Estudiantes disputó 15 encuentros como titular e ingreso desde el banco en 14 más, convirtiendo 5 goles. Un Golazo en el clásico, para ganar en el Bosque contra el Lobo de Diego Maradona, fue su mejor performance. En comparación con Soldano, tiene mejor promedio de gol (Retegui 1 gol cada 246 minutos, Soldano cada 510), más disparos al arco (Retegui 1 tiro cada 36 minutos, Soldano 1 cada 60), tiene mejor porcentaje de duelos aéreos ganados (R 38%, S 36%), duelos en el piso (R 39%, S 36%), mejor en regates (8 de 18 Retegui, 2 de 10 Soldano). El Ex Unión tiene mejores números en pases claves, entradas y asistencias.

-Walter Bou: La “panterita” ya conoce el club y asumió responsabilidades en etapas decisivas en 2016. Su calidad técnica dejaba dudas, pero sus goles hacían olvidar todo. Goles ante San Lorenzo, River y 2 a Racing. Reemplazó a Benedetto en ese momento, de muy buena forma. Cuando su momento pasó y dejo de estar iluminado, empezó a quedar en deuda. Malos controles, malas decisiones, muchas dificultades técnicas y ahora ya sin gol. A mediados de 2018 se fue de Boca, relegado por Abila y por el regreso del “Pipa”. Vitoria de Brasil, Unión la Calera y Unión de Santa Fe fueron sus destinos. En Brasil jugo al principio, pero no convenció y perdió el lugar rápidamente. 491 minutos en 8 encuentros, sin goles. Después paso 6 meses por Chile, donde consiguió continuidad jugando 13 encuentros de titular e ingresando en 4. Convirtió 3 goles y dio 2 asistencias. Su último año en Santa Fe, fue mucho mejor. Su delantera con Nicolas Mazzola fue una amenaza para todos los rivales. 24 encuentros con 7 goles y 2 asistencias.

Bou puede pelear su lugar al igual que Retegui. Su sacrificio ayuda a Tevez a descansar y hoy es un jugador más completo. Puede asociarse mejor y demuestra más cualidades técnicas fuera del área, que hace 3 años. Sus números en el Tatengue no son tan buenos, pero sus rendimientos sí. Esta en igualdad de condiciones con Retegui, Soldano y Hurtado. De todos estos centrodelanteros es el de mejores números en disparos al arco, cantidad de goles, pases claves y regates. Si no sigue en Boca, hay que buscar una venta.

 

El futuro centrodelantero es un tema importante. Soldano cumplió su tarea para el equipo, pero quedo en deuda en lo individual. Su préstamo termina y si no se puede extender, no creo que sea un gran problema para Russo. Abila es el único de jerarquía, que cumple en lo individual, pero no hace tareas colectivas que necesita el equipo. Un Calleri, un Carrillo quizás tienen lo que necesita Boca, pero hoy el mercado es complejo para soñar con ellos. Si Russo no cuenta con Hurtado, deben cederlo a préstamo para buscar minutos en otra liga (para liberar un cupo, además), porque es un delantero con mucho futuro. Por eso creo, que en este contexto económico complejo no me parecería mal, apostar hasta diciembre por Abila, Retegui y Bou. En enero las oportunidades quizás sean otras. A continuación, una comparación estadística  entre los 5 número 9 que tendrá disponible Russo. ( En verde el líder en cada categoría, en marrón el segundo)

 

En Verde el líder de cada categoría, en Marrón el segundo.

 

El Xeneize se rearma. Las salidas de Marcos Diaz y Alonso lo obligan a repensar estrategias. Un arquero se necesitará, quizás del estilo de Diaz. En cuanto a reemplazar a Alonso, creo que Gastón Avila esta preparado para afrontar el desafío hasta diciembre. Creo que con Zambrano, López, Izquierdoz y el juvenil son suficientes. En enero se volverá a revisar. Los regresos de cedidos, pueden solucionar muchas cosas en los puestos de arriba. Russo y el consejo del fútbol deben estar trabajando en esto. El nuevo Boca se arma y siempre hay esperanza.

 

Esteban Sanchez

Bostero, Riquelmista y Messista.. En mi equipo siempre juega Leandro Paredes.

Articulos relacionados

Botón volver arriba