Adiós, Braian Toledo

El deporte argentino está de luto. La muerte del atleta olímpico Braian Toledo impactó a todos. El lanzador de jabalina de 26 años falleció hoy tras accidentarse con su moto en Marcos Paz, su ciudad. Toledo era hincha de Boca Juniors. Apenas conocida la noticia de la muerte, el club le dedicó unas palabras en sus redes sociales: “Lamentamos el fallecimiento de Braian Toledo. Ejemplo de sacrificio y superación para todo el deporte argentino”.

Toledo padeció en su niñez una vida signada por las privaciones y necesidades, pero ya en la adolescencia comenzó a destacarse y logró trascender en el atletismo argentino, que le reconoce su enorme esfuerzo y su gran sentido de la solidaridad.

“Una vez encontré a mi mamá llorando en casa, era de noche, le pregunté qué le pasaba y me respondió que no tenia nada para darnos de comer a mí y a mi hermana. La abracé y le dije que no importaba, que lo mejor de todos es que estábamos los tres juntos”, comentó alguna vez Toledo, al describir la infancia que le había tocado vivir.

“Recuerdo que me pasaba noches enteras dibujando y dibujando, mis compañeros me daban 25 centavos y, cuando juntaba una buena cantidad, se la daba a mi mamá para la comida”, reveló alguna vez Braian.

Hincha de Boca y con un costado futbolero, Toledo fue ganando notoriedad en el atletismo argentino y tuvo sus momentos destacados en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y Río 2016.

En ambos casos, demostró ser muy competitivo en una disciplina que, en la Argentina, tenía antecedentes remotos, desde que sobresaliera Ricardo Heber en Helsinki 1952.

Adiós, Braian.

Articulos relacionados

Botón volver arriba