ADR: Atajar, Demostrar y Ratificar

Agustín Daniel Rossi lleva jugados 51 partidos defendiendo el arco Xeneize. Boca ganó 31 de ellos, recibiendo 37 tantos. Con Rossi en el arco, se mantuvo la valla invicta en 25 encuentros.

De esos 51 cotejos, tres fueron con River. Victoria de cada visitante y la restante fue el 0 a 2 en Mendoza por la Supercopa Argentina. Estamos hablando del arquero titular del bicampeón del fútbol argentino, quien cuenta con sólo 23 años de edad, y jugó en tres clubes antes de formar parte del elenco de la Ribera.

Debutó en cancha de Banfield, partido que se jugó tras un largo parate. El aquero titular era Sara, quien se lesiona justo antes de enfrentar a River en el Monumental. Allí aparece Axel Werner, quien atajó en las últimas dos fechas del torneo jugadas en año 2016 pero una serie de errores en partidos amistosos (principalmente ante Aldosivi) lo llevaron a Guillermo Barros Schelotto a hacerlo debutar a Rossi en el primer partido oficial del año calendario 2017. Ya sin Tevez, desde el primer partido en el Florencio Sola hasta el festejo del título obtenido ante Unión en la Bombonera, Rossi atajó los 16 encuentros de manera ininterrumpida. Siguió siendo el arquero titular Xeneize durante la Superliga 2017/8, siendo otra vez campeón. Atajó en todos los partidos, salvo el último encuentro jugado con suplentes en cancha de Huracán (allí lo hizo Sara, quien, cómo dijimos, era el golero titular previo a lesionarse). También fue el guardavalla de Boca a nivel internacional, actuando en todos los partidos de la primera fase de la Copa Libertadores.

Tras aquella complicada noche de Copa Libertadores ante Palmeiras (derrota 0 a 2 en nuestro Estadio), Guillermo Barros Schelotto dijo que Rossi es de selección. Estando Sara en la plantilla Xeneize, sostuvo a su arquero cuando se venían tres partidos muy bravos. Inmediatamente después de algún silbido, Rossi tuvo una muy buena noche en Barranquilla (atajando un penal) ante Junior. Luego sostuvo el arco en cero tras una gran atajada en un momento clave del partido ante Unión en la Bombonera, siendo el partido que dejó el bicampeonato al caer. Fue el arquero que dio la vuelta olímpica en La Plata ante Gimnasia.

Con el cambio de semestre, Andrada llegó a Boca y se quedó con el puesto de arquero Xeneize. Lo hizo en un trueque llevado a cabo con Lanús, que incluyó la cesión del pase de Sara con más unos U$S 5.000.000 aproximadamente.

No ataja oficialmente desde el 6 a 0 a Alvarado, partido que forma parte de la Copa Argentina. En ese partido, no tuvo intervención alguna. Muy poca tarea había tenido en su penúltimo encuentro (goleada 5 a 0 a Alianza Lima en la Bombonera)

Como era de esperarse, la llegada de Andrada lo relegó al banco de suplentes. La insólita e imprevisible lesión de Andrada le da una nueva chance de demostrar y de demostrarse que está en condiciones de ser un arquero para cuando el Xeneize lo necesite. Chance ideal para ratificar todo lo que se dice de él. Efectivamente, la chance justa para atajar, ratificar y demostrar.

 

Leandro Valdés

Abogado. Periodista. Escribí Los verdaderos Mellizos de la Boca y  Mística 2000.

Articulos relacionados

Botón volver arriba