Boca no tiene nada para ganarle a River

Se viene un nuevo superclásico y la realidad es que estoy preocupado de lo que se ve en cancha.

El domingo Boca se juega un nuevo desafío, como cada vez que sale a la cancha. Los ojos, de propios y extraños, siempre están puestos ahí, en La Bombonera o en el estadio que toque disputar el encuentro. Primero porque somos el equipo con más hinchas, segundo porque somos el equipo más hinchas en contra y tercero porque siempre vende hablar de Boca, para bien o, principalmente, para mal.

El Xeneize se juega una parada brava ante uno de los mejores equipos del país, reitero, “uno de los mejores”, y siempre es complicado jugar contra esa clase de equipos, porque juegan de otra manera, salen a buscar el partido, tienen variantes y pueden lastimar con más facilidad, por eso hay que estar concentrados los 90 y pico de minutos.

Pero antes de hablar del rival hablemos de Boca que no pudo anotar goles en 2 partidos de los últimos 13 que jugó. Sumemos también que en este 2021 únicamente obtuvo un título y por penales. Encima contra equipos del fútbol local, sólo convirtió goles en los últimos 11 partidos.

Si nos enfocamos en jugadores, que, más allá de no conocer a los 11 titulares, uno más o menos puede saber que nombres serán de la partida hay que arrancar desde el arco, donde tendremos de titular al arquero suplente de la selección Argentina, que el domingo frente a Velez apenas tapó 4 pelotas claves y que desde que viste la azul y oro, recibió menos de 50 goles en 86 partidos.

En la defensa podrían estar Lisandro López y Carlos Izquierdoz, dos jugadores que, a diferencia de Andrada, ni siquiera son suplentes en el equipo de Scaloni. El ex Arsenal, tiene 55 partidos con la de Boca y apenas hizo 8 goles, mientras que el “Cali” es uno de los mejores defensores de la actualidad, en una liga de bajo nivel como la de Argentina.

Por el lateral izquierdo jugará Frank Fabra, lateral Colombiano que llega al área con pelota dominada, y siempre da el pase a un compañero para que haga el gol, en vez de anotarlo él. En sus 4 años en Boca, marcó únicamente 9 goles y 1 sola vez convirtió 2 en un partido.

En el medio campo, casi con seguridad, jugará Jorman Campuzano, un volante central de marca, pero que a la hora de dar pases erra poco más del 5% de los que intenta dar a sus compañeros. Uno de los que seguramente este a su lado será Edwin Cardona, un volante más creativo que, según dice, tiene buen pase entre líneas y pegada. Claro, pero uno ve los números y dice “No es tan bueno”, porque solo metió 6 asistencias y convirtió 3 goles de los últimos 16 que hizo Boca. Si encima le sumamos que de los 6 goles que anotó en su segunda etapa en en el Xeneize solo 5 fueron de afuera del área, también hay que cuestionar lo de “Buena pegada”.

Arriba pican en punta para jugar Villa, que parece ser el menos peor, porque solo corre para adelante y tiene gambeta en velocidad, no tiene buena cabezazo, le hizo sólo 1 gol a River en el año y apenas anotó 4 desde enero. Si no es más que una molestia lo que no lo dejó terminar el entrenamiento de hoy, el acompañante será Carlos Tévez, que viene de marcarle 1 sólo gol de los 7 que le hicimos a Vélez y que hace un año lo halagaban porque hizo 6 de los 16 goles que sirvieron para coronarnos en la Superliga. Para cerrar, no nos olvidemos que en el último partido de River disputó 34 minutos y lo único que hizo fue darle un pase a Sebastián Villa.

Todavía no hay equipo confirmado y seguramente no lo haya hasta unos minutos antes de las 18 del domingo, pero lo que si está claro, con este pequeño análisis de los nombres más importantes del plantel de Miguel Russo, es que Boca tiene que preocuparse, porque viene de anotarle sólo 7 goles al equipo de Liniers, porque empató la mitad de los partidos en la Copa de la Liga y las figuras son jugadores que no anotan más de 1 o 2 goles por partidos. Así que, según veo, Boca no tiene absolutamente nada para ganarle a River.

JotaPe

Periodista y Bostero.

Articulos relacionados

Botón volver arriba