Triunfazo

Luego de 29 años, Boca vuelve de visitar a Talleres en Córdoba con los 3 puntos. Necesitaba ganar para no perderle pisada a River y lo hizo. Con goles de Villa y Tevez, ganó y sigue en la charla por el torneo. Lo mejor, fue que el Jugador Nº 12 fue testigo en la cancha.

Pese a las críticas de los hinchas en la previa por la ausencia de más jugadores de marcas en el mediocampo, el equipo terminó dándole la razón a Miguel Ángel Russo que pensó un equipo que entregara la pelota y que aguantara para salir de contra.

Así fue como a los 13 minutos, tras un córner de Tálleres, Marcos Díaz salió jugando rápido con Salvio, que arrancó a correr desde el área propia, se llevó la pelota, la marca y pisando la medialuna, la puso en cortada para Villa que acompañaba por la izquierda, para que le colombiano la cruzara para el 1-0.

El Xeneize, sin ser brillantes, era superior y manejaba el partido, el gol le dio tranquilidad y más espacios para jugar, en un primer tiempo donde no hubo muchas más chances de gol, pero en los que no sufrió llegadas del conjunto de Medina.

En el segundo tiempo, Boca salió más replegado y Talleres tuvo más espacios para jugar, así Villa manejó una contra con Salvio y Tevez a sus lados, pero una mala decisión terminó con el balón en las manos de Herrera y “Toto” saliendo sustituido.

En la jugada siguiente, nuevamente tras un córner, Marcos Díaz sacó largo para el colombiano, que dominó de pecho, tocó al medio y Tevez sin presión puso el 2-0.

A partir de ahí, fue todo del Xeneize que dilapidó varias contras, algunas por malas decisiones y otras por mala ejecución en el final. Boca era ampliamente superior jugando de contra.

Todo iba a cambiar a 15 minutos del final cuando Jorman Campuzano salió con una molestia en lugar de Ivan Marcone, mientras que en Talleres ingresó Valoyes, que dos minutos depués puso de cabeza el 2-1.

El cierre del partido tuvo al arquero de Boca consolidándose como la figura del encuentro y a Villa corriendo a toda velocidad con la pelota y haciendo una mala elección en el final para sellar el resultado.

El equipo de Russo se trajo 3 puntos importantes de Córdoba, pensando en que quedan 15 en juego y es importante perder lo menos posible para lograr alcanzar al rival de toda la vida. El punto negativo es la lesión de Campuzano que completó su segundo partido en buen nivel y su reemplazante, Marcone, parece no estar a la altura de lo que necesita el equipo.

Ahora se vendrá una semana de trabajo para prepararse y enfrentar el sábado a Atlético Tucumán, que de ganar, servirá para meterle presión a River que no jugará su partido en Santa Fe, frente a Unión, como único puntero. Boca no depende de si mismo, pero ganar, es el camino a la estrella número 69.

JotaPe

Periodista y Bostero.

Articulos relacionados

Botón volver arriba