Gago y Benedetto / Pérez y Tevez

Fernando Gago y Darío Benedetto vuelven a formar parte de la concentración del Xeneize. Celebramos de pie que sus apellidos figuren en la planilla de jugadores aptos para enfrentar al Globo de Parque Patricios
Desde la lesión sufrida mientras vestía la camiseta de la selección argentina, Fernando Gago no llegó a sumar 90 minutos oficiales en todo el año 2018. Fue titular, justamente, ante Huracán en el Ducó, e ingresó unos minutos en la goleada de Boca ante Alianza Lima. En el primer caso fue parte de un mix de titulares y suplentes, dado que Boca ya se había previamente consagrado campeón; y en el segundo supuesto ingresó por Carlos Tevez, cuando el score estaba 5 a 0.
Para el goleador Darío Benedetto sí será el primer encuentro oficial en todo éste año calendario, más allá de tener algunos minutos jugados en un amistoso disputado en tierras norteamericanas.
Que Gago y Benedetto hayan formado parte de la pretemporada fue, a mi modo de ver, la mejor noticia y los mejores refuerzos posibles para el bicampeón del fútbol argentino. Lamentablemente no pudieron completar la etapa preparativa previa por sendas lesiones y sus ansiados regresos se siguen viendo demorados.
Siguiendo con la lectura del listado de los jugadores concentrados para enfrentar ante Huracán, se desprende que Boca jugará con mayoría de suplentes.
El que se menciona como equipo titular incluiría el debut oficial del joven Balerdi (merced a la salida del plantel de Vergini, quien partió hacia el fútbol turco). También debutará el uruguayo Olaza, un lateral por el que Boca cedió a Pochettino y Maroni, con más dinero. El colombiano Villa será titular por primera vez. Buffarini volverá a jugar oficialmente tras, justamente, el último partido ante Huracán en Parque Patricios. De hecho, Almendra será titular y tampoco juega desde aquel 3 a 3 contra el Quemero. Con un dibujo 4-3-3, el Xeneize se medirá con Huracán, aunque la cabeza esté puesta en Asunción. La reciente derrota ante Estudiantes nos obliga a estar más alertas en lo que ocurre en ésta Superliga, pero sin perder de vista cuál es el principal objetivo de este semestre.
Ahora, no es una frase hecha que el Mundo Boca es un mundo aparte. Distinto. Lo que debería presentarse como la mejor noticia posible (las posibles vueltas de Gago y Benedetto) tiene que traer alguna contrapartida. Y la contrapartida no es otra que el capitán y el –tal vez- jugador más emblemático no concentran. Casualmente, o no tanto como veremos, quiénes entran y salen ocupan similares lugares en el campo de juego.
Todos ya sabemos que Pablo Pérez y Carlos Tevez no integran la lista de concentrados. Es probable que la prensa le dedique más lugar a quiénes faltan respecto a quiénes entran.
Hay muchas formas de evaluar la ausencia de ambos jugadores. Desde lo táctico –por el bajo nivel que vienen mostrando-, hasta el darles un descanso para tenerlos al 100% cuando éste jueves el Xeneize juegue la revancha Copera en Paraguay. Soy un –ya casi solitario- defensor de Pablo Pérez y sigo siendo respetuoso de la trayectoria de un histórico como Carlos Tévez. Pero también soy consciente que ninguno de los dos está al nivel que la titularidad en Boca requiere, máxime con el plantel con el que cuenta en el Xeneize.
En el medio de ambas opciones podemos anticipar una tesis que vengo madurando. Tal vez resulte prematuro o aventurado hablar de esto. Entonces hagámoslo ahora, y que quede registrada.
Históricamente se dice y se dijo que lo más importante de un equipo es su columna vertebral. Cuando concluyó la Superliga, y más allá de ser el holgado campeón, el equipo dirigido por Guillermo Barros Schelotto contrató un arquero más maduro y experimentado (Andrada); un costoso central, quien era ídolo en México (Izquierdoz) y un media punta consagrado, que traicionó (¿?) a su Vélez (Zárate). En criollo, un “1”, un “2” y un “10”. Gago (5) y Benedetto (9) aportan lo que falta, sin que ello me autorice a quitar a Barrios del análisis.
Es que es probable que a fin de año el colombiano Barrios sea vendido, sabido es que vencen los préstamos de Cardona y Espinoza, Vergini se acaba de ir, Fabra sigue lesionado y millones de Euros pueden llevarse a Pavón. No parece casual que entre los titulares ante Huracán aparezcan los nombres de Balerdi, Olaza, Almendra y Villa.
Mi tesis es entonces que Guillermo, además de pensar en el presente -Copa Libertadores (ojalá Mundial de Clubes) y demás-, a la vez está diagramando el Boca del futuro. Bianchi lo hacía (las llegadas de Perea y Vargas son el mejor ejemplo).
Así las cosas, el título de la nota lleva oculto lo que podría ser el cambio de referentes para el año entrante.

 

Leandro Valdés

Abogado. Periodista. Escribí Los verdaderos Mellizos de la Boca y  Mística 2000.

Articulos relacionados

Un comentario

Botón volver arriba