Varsky: “No habia Russo sin Alfaro”

Escrito por el 24 marzo, 2020

“En 2001 dije por primera vez que era hincha de Boca, en el programa 100 de Basta de Todo; fue hace mucho. Nunca tuve problemas en decirlo. Y me gustaría volver a la tribuna para ver a Boca, no lo descarto para nada”. Son algunas de las frases de Juan Pablo Varsky durante la charla-entrevista que mantuvo con ConectadosXBoca, que se emite por Cadena Xeneize. Un mano a mano con el prestigioso periodista que dejó muchas “perlitas”.

¿Creías que Boca podía arrebatarle el torneo a River?

“Recién pensé que Boca podía ser campeón cuando convirtió el gol Tevez ante Gimnasia. A Boca le costó mucho ese partido. No era fácil por todo el contexto. Para mí fue un acierto de la dirigencia poner distancia entre el tributo a Maradona y el partido. Tuvo un primer tiempo sin situaciones. Le ayudó que River nunca pudo gobernar en el resultado en Tucumán. Y sabía que un gol en La Bombonera le iba a transferir la responsabilidad al equipo de Gallardo”.

“No haber perdido ante Independiente fue bueno. A la distancia tiene lógica esa decisión de Russo de rearmar la defensa y cuidar el cero a cero. Después le faltó energía tras la expulsión de Pablo Pérez. El triunfo en Córdoba fue importante. Con algunos retoques, ese partido ante Talleres le entregó a Russo la certeza de tener el equipo, para que después saliera de memoria. Después fluye el equipo y encadena victorias”, agregó JPV.  

¿Cómo se valora tácticamente este ciclo Russo?

“Empiezo con los números: no cualquiera gana seis partidos seguidos con 19 goles a favor, un promedio de gol importante en el fútbol argentino, donde nadie llega a dos goles por partido. Boca fue este año muy superior al de Alfaro en ese rubro. Russo eligió una idea de un punto de vista retrasado y tener espacios para correr con Villa, como abanderado de la idea. Atacó con mucha gente, llegó al área con muchos jugadores, sobre todo en los últimos partidos. Russo primero definió un estilo y después acomodó la táctica a cada rival: el movimiento de Soldano para liberar a Tevez, que Salvio y Villa retrocedan con los laterales pero no hasta la línea de Buffarini y Fabra. Campuzano haciendo de barómetro, cuando meterse entre los centrales, cuando guardar la pelota, con los relevos. Con Junior Alonso tiene mejor pase, otra salida más clara, buena salida de zurda de posición 6 a 7. Boca fue bastante simple en lo táctico, es la simplicidad que te da Miguel, porque el club venía de un minicataclismo, derrota ante River, caída del oficialismo en las elecciones. Pero Russo acomodó las cosas. Tiene más de 1500 partidos como entrenador, un conocimiento que no te da ningún libro”.

¿Qué cosas buenas le dejó a Alfaro a Boca?

“A Alfaro la historia lo va a poner en su justa medida, no era fácil agarrar el equipo después de la final de Madrid. Gustavo lo reconstruyó. Boca venía de ser nockeado y Alfaro empezó a armar un equipo para no ser más golpeado. Era lo que Boca necesitaba. También quiero valorar la tarea de Burdisso, era construir entre los escombros. Alfaro sabía que era una transición, con una elección a fin de año. En el medio gana una Supercopa, después le pasa lo de Tigre (donde creó más de 10 situaciones de peligro) y lo de Almagro. Alfaro sentó las bases de la reconstrucción y Russo apostó más a lo emocional más que a futbolístico y puso su toque. Ahí se gestó el campeón. No había Russo sin Alfaro. Para entender lo de Russo hay que valorar lo de Alfaro y Burdisso. Hubo muchos movimientos bruscos desde el 2018 a 2019 (Cardona, Gago, Pavón, Pablo Pérez, Nández, Benedetto) eso es muy complicado para rearmar.

El presente de Tevez

“La última imagen de Tevez fue muy buena. Riquelme tuvo muchísimo que ver en la recuperación de Carlitos, más que Russo. Boca tiene en Carlitos a su mejor definidor. Se sintió a gusto. No había tenido buenas experiencias con Guillermo y con Alfaro. Antes era más noticia por lo que decía que por lo que jugaba. No remataba al arco. Cambió mucho. La charla con Román fue clave. Tevez se quedó sin la impunidad que le otorgaba el vínculo con Angelici. Entonces volvió a las fuentes y demostró que es crack”.  

¿Influyó el cambio de signo político en el club en lo que sucedió después en la cancha?

El principal cambio es futbolístico por la presencia de Riquelme, que evidentemente se preparó para el cargo que ocupa. Veo cambios en el estadio, la proximidad de los hinchas y los jugadores. Pergolini busca cambiar la comunicación con los hinchas y con los socios. Boca tiene muchos socios pero mucho más hinchas. El mercado de pases marcó mucho todo. La decisión de ir contra la corriente, se quería a Guerrero y Boca tenía a Soldano, Tevez, Wanchope, Hurtado. Yo creo que había un hartazgo con la comisión anterior. Y no sólo con los 8 años de Angelici. Las cinco eliminatorias seguidas ante River terminaron con los entrenadores. Es lógico que se necesitara una reformulación. Todo el desgaste más la presencia de Riquelme activó otro panorama. Sí hubo un cambio del socio y del hincha, que conectaron más con el club”.

¿Considerás que los arbitrajes fueron polémicos en los partidos ante River?

“Matiz más, matiz menos, no veo al arbitraje como un factor determinante en las eliminaciones de Boca ante River. Si consideré que la sanción del 2018 debió ser igual a la del 2015″.

Dijiste que el episodio del gas pimienta era “peor que descender”. ¿Te arrepentiste?

“Entiendo que lo hayan tomado mal los hinchas. No voy aducir falta de interpretación. Quiza la palabra trascendente hubiese sido mejor que peor. No me arrepiento de haber dicho esa frase“.

Aislamiento obligatorio

“La estamos pasando bien a la cuarentena con mi mujer y cinco hijos. Pero es un momento para guardarse, para quedarse en casa. Hay que respetar el aislamiento. Le digo a la gente que se quede en su casa”.

Los medios partidarios

“Estoy de acuerdo con los medios partidarios, con miradas compatibles y otras que no. Siempre con respeto. Me parece bueno que haya relatos apasionados, genuinos, esos que logran identificarse con los hinchas. Las banco”.


Ahora
Title
Artist

Background