5 de punta

Escrito por el 3 noviembre, 2019

Pasó la tormenta y salió el sol un domingo por la mañana en La Bombonera, que se pudo levantar y con efectividad pura, borró de la cancha a Arsenal con un 5-1 plagado de golazos y abultado respecto a la diferencia en el nivel de juego entre uno y otro.

El Xeneize arrancó con la actitud de ir a buscar el partido y, sin buen juego pero con ganas, generó las primeras chances, hasta que a los 15, tras un tiro libre desde la derecha, Tevez encontró la pelota de aire y de tijera puso el 1-0. Un resultado justo por lo que se veía hasta ahí.

A partir de ahí Boca le entregó la pelota y lo espero en campo propio. Así el equipo de Rondina empezó a acercarse y hasta exigió a Andrada que voló ante un cabezazo esquinado de Kaprof que sinficaba el empate.

Con el correr de los minutos el partido se acható y el conjunto comandado por Carlos Tevez, que mostró un buen nivel, recuperó el balón y alcanzó el 2-0 poco antes de ir al descanso cuando Ramón Ábila la robó, encaró y con potencia anotó ante una carambola con el arquero.

Sin superarlo ampliamente, el local era mejor y se iba al vestuario con un resultado que hacía que el público despidiera con aplausos al equipo.

A los 3 minutos Boca amplió el marcador cuando Bebelo llevaba la pelota lo vio pasar a Fabra que llegó al fondo y remató para que la pelota se meta entre el palo y el arquero. El partido parecía cerrado y se olía una goleada que trajera tranquilidad.

En la jugada siguiente, Andrada volvió a ahogarle el gritó a Kaprof que remató con el arco vacío y el arquero evitó el descuento con su pie derecho.

Primero Tevez y después Wanchope pudieron ampliar la ventaja, pero ambos se iban a retirar sin poder hacerlo. Con los ingresos de Salvio y Hurtado, Boca dejó de atacar y parecía que no iba a haber más emociones, pero la entrada de Zárate le cambio la actitud al equipo que volvió a buscar el gol.

Primero iba a llegar el descuento de Arsenal tras un tiro libre de Álvarez Suarez que se desvió en Lisandro López. Enseguida Boca iba a aumentar la ventaja de la mano de Mauro que quedó mano a mano con el arquero, lo superó y definió con el arco vacío.

Sobre el final, una combinación entre Salvio y Zárate termino con Fabra empujandola abajo del arco para cerrar un domingo perfecto, levantar el ánimo de la gente y el equipo y volver a la punta del torneo, por lo menos, hasta que juegue Argentinos.

Etiquetado como:

Ahora
Title
Artist

Background